Inyección de bacterias para eliminar malos olores y lodos en el último tramo del antiguo cauce del Turia

Tramo del antiguo cauce del Turia donde se hará el proyecto de biorremediación
GLOBAL OMNIUM
Actualizado 20/04/2018 15:15:36 CET

Ayuntamiento y Fundación Aguas de Valencia impulsan este innovador proyecto de biorremediación que contempla un estudio de investigación

VALÈNCIA, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

La inyección de bacterias en el último tramo del antiguo cauce del Turia, entre la Ciudad de las Artes y las Ciencias y el puente de Astilleros de la ciudad de València, permitirá recuperar "la calidad medioambiental" de este espacio y mejorar la del agua, así como eliminar lodos y los malos olores que su estado actual genera en algunos momentos en zonas como el barrio de Natzaret.

Esta iniciativa es la parte central del proyecto de biorremediación impulsado por el Ayuntamiento de València y la empresa Global Omnium, a través de la Fundación Aguas de Valencia, para recuperar las condiciones ambientales óptimas de esta parte del antiguo cauce del Turia. Además de los malos olores, se quiere también evitar "la aparición de peces muertos".

La biorremediación es un proceso en el que se utilizan microorganismos (bacterias) o sus enzimas para devolver a su condición natural el medio ambiente natural alterado por la acción humana en un entorno. Esta práctica, que se ha llevado a cabo "con éxito" en diferentes países como Sudáfrica o China, disminuye los sedimentos orgánicos y mejora la calidad ambiental.

Para el desarrollo de este proyecto en el último tramo del antiguo cauce del Turia, el concejal del Ciclo Integral del Agua en el Ayuntamiento de València, Vicent Sarrià, y el consejero delegado de Global Omnium, Dionisio García, han firmado este viernes en el consistorio el convenio correspondiente. La iniciativa se llevará a cabo, durante seis meses, bajo el título 'Biorremediación en el tramo final del antiguo cauce del río Turia (TFT)'.

Antes de suscribir el acuerdo, Sarrià y García han presentado este plan en rueda de prensa junto al director general de Global Omnium, Vicente Fajardo. La Fundación Aguas de Valencia, que sufraga la iniciativa con 140.000 euros, desarrollará y coordinará esta actuación y analizará su seguimiento y resultados por medio del estudio de investigación que la completará.

Sarrià ha valorado este proyecto, "dirigido" a acometer "actuaciones fundamentales para el Ayuntamiento y la ciudad" como la recuperación "del bienestar medio ambiental" del tramo final del Turia entre la Ciudad de las Artes y las Ciencias y Natzaret. Ha indicado que mientras llegan las actuaciones urbanísticas y de infraestructuras previstas en esta zona de la ciudad, la biorremediación prevista permitirá recuperarla y poder ponerla a disposición de la ciudadanía.

"Por la situación en la que está ahora ese tramo, el Ayuntamiento no puede proyectar ajardinamientos provisionales no adecentar la zona", ha dicho el edil. Ha recordado que este recorrido del antiguo cauce del río "está pendiente del desarrollo urbanístico de dos sectores, Morera y Grao, y de la ejecución de obras de infraestructura y saneamiento importantes planteadas desde hace lustros" y de un "coste importante" como "la prolongación del colector norte y depósitos de tormentas que completarán el sistema de saneamiento de la ciudad en ese tramo".

El también titular de Urbanismo en el Ayuntamiento ha comentado que el tramo sobre el que se actuará con la inyección de bacterias "está como cuando dejó de ser río" y contiene "fangos y depósitos acumulados del pasado, con los efectos que eso tiene en la calidad medioambiental del entorno". Entre ellos, ha resaltado los "episodios de malos olores y molestias" que generan, sobre todo en "épocas de altas temperaturas", y que sufren "especialmente los vecinos de Natzaret".

"IMPRESCINDIBLE BUSCAR UNA SOLUCIÓN"

Así, Vicent Sarrià, que ha destacado los "esfuerzos importantes" que "año tras año" hace el servicio municipal del Ciclo Integral del Agua "para paliar esa situación con aportes de agua limpia y acciones de limpieza", ha apuntado que mientras llegan las actuaciones previstas era "imprescindible buscar una solución" frente a esos "problemas". "Provisionalmente se pueden hacer actuaciones como esta", ha expuesto.

"Si esa técnica tiene éxito, permitirá dar vida a esa parte del antiguo cauce y recuperar ese tramo para el disfrute ciudadano, independientemente de las infraestructuras que se hagan cuando haya capacidad de ejecución o presupuestaria", ha insistido el concejal, que ha agradecido "la contribución" de la Fundación Aguas de Valencia.

El desarrollo de 'Biorremediación en el tramo final del antiguo cauce del río Turia (TFT)', como ha detallado Vicente Fajardo, contempla distintas fases como el reconocimiento hidromorfológico del cauce, la caracterización físico-química de la masa de agua y de los sedimentos, y la realización del tratamiento de biorremediación. Además, ha señalado que se harán "estudios para ver cómo evoluciona" la técnica y conocer sus "resultados" mediante un "ambicioso estudio de investigación".

Sarrià ha aseverado que las bacterias que se aportarán "transformarán los lodos en materia inerte y eliminarán así la causa de la fermentación y las molestias". Asimismo, el edil ha apuntado la posibilidad de que experiencias como esta puedan ser "de mucha utilidad en otras zonas como por ejemplo La Albufera".

DESCARGAS SEMANALES

Fajardo ha precisado que para inyectar los microorganismos se harán "semanalmente descargas de 5.000 litros de bacterias específicas en tres puntos" de la zona sobre la que se va a actuar. Dos de ellos estarán situados en la parte inicial del último tramo del antiguo cauce y otro en una zona intermedia.

El representante de Global Omnium, que ha subrayado que se trata de "bacterias naturales", ha agregado que será necesario actuar "de distintas maneras" en el espacio que se va a tratar teniendo en cuenta que tiene diferentes calados, que hay espacios en los que se combina el agua dulce y la salada y los cambios de temperatura.