Más de 500 personas gitanas de Europa del Este participaron en 2017 en planes de inserción en València

La rueda que simboliza al pueblo gitano
ARCHIVO
Publicado 10/02/2018 16:27:35CET

VALÈNCIA, 10 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 513 personas gitanas procedentes de Rumanía y Bulgaria participaron durante 2017 en el programa de intervención social con llevado a cabo el Ayuntamiento de València para asistir a población de esta etnia que ha inmigrado desde países del este de Europa.

La concejala de Inserción Sociolaboral, Isabel Lozano, ha hecho balance este sábado del plan municipal, fruto de un convenio entre el Ayuntamiento y la Fundación Secretariado Gitano, según ha informado el consistorio en un comunicado.

El programa ha atendido a 305 romanís mayores de edad y 208 menores. Por sexo, han participado 300 mujeres y 213 hombres. Según el país de procedencia, se ha trabajado con 507 gitanos rumanos (de ellos 210 hombres y 297 mujeres) y con seis personas gitanas búlgaras (tres hombres y tres mujeres).

Las líneas generales de actuación han versado en tareas de contacto, diagnóstico e intervención con la familia. A partir del diagnóstico, se ha desarrollado un plan integral de intervención adaptado a cada individuo o familia. Esto ha permitido ofrecerles acciones de empleo, vivienda, acompañamiento social, educación y formación.

También se les ha prestado información, orientación y asesoramiento en relación a los recursos sociales que se encuentran a su disposición (tanto del Ayuntamiento como de la Generalitat), de acuerdo a sus necesidades específicas. Por otro lado, se han realizado trabajos de mediación y traducción del español al romaní y viceversa entre la comunidad y las diferentes entidades públicas y privadas.

Este programa de intervención social, llevado a cabo por la Fundación Secretariado Gitano a través de un convenio con el Ayuntamiento, también ha realizado solicitudes para NIE y certificado de residencia a 36 personas, acompañamientos para solicitar abogado de oficio a tres personas, mediación con juzgados para 18 personas, coordinación con el Programa de Medidas Judiciales del Ayuntamiento a dos menores y formación en la entidad Arca de Noé sobre los trámites de NIE.

VIVIENDA SOCIAL Y EDUCACIÓN

En cuanto a la vivienda social, se han mantenido contactos con bancos para la solicitud de alquiler social a través del Servicio de Mediación en Vivienda del Ayuntamiento de València para cuatro familias; visitas a los Servicios Sociales para cuestiones relacionadas con la vivienda para cinco familias, acompañamiento para inscripción en recursos de vivienda para dos núcleos familiares y apoyo en la tramitación de Ayudas de Alquiler del Ayuntamiento de Valencia a diez familias.

Asimismo, respecto a la educación y la formación, se ha llevado adelante la escolarización de 17 menores, se han mantenido reuniones con los colegios a los que se les ha derivado en dos ocasiones, se ha hecho refuerzo educativo a menores de secundaria en 13 menores, entre otras acciones.

Un total de siete personas, más otros colaboradores de diversas entidades, han conseguido empleo en este proyecto. "Valoramos muy positivamente este programa que permite poner en marcha acciones de mejora de la situación de los colectivos vulnerables de la ciudad", ha destacado la edil.

"Estamos especialmente contentos porque una de las acciones que comienza a materializarse gracias a este trabajo y a la colaboración de la Fundación Pacto para el Empleo es la Cooperativa de Chatarra, para la puesta en marcha de una acción formativa que enseñará a las personas que se dedican a la recogida de residuos a hacerlo de una manera adecuada e incluso poner en marcha posteriormente una cooperativa", ha destacado.

POBLACIÓN "SUSCEPTIBLE" A LA VIDA MARGINAL

El segmento de población que ha abarcado la iniciativa es una ciudadanía "joven, con edades comprendidas entre los 16 y 44 años, para los padres y madres, y con edades entre los 0 y 15 años para los hijos, con evidentes problemas de salud en algunos casos y con un pobre acceso a los servicios sanitarios públicos", ha explicado.

De la misma forma, estas personas cuentan con "recursos económicos escasos", por lo que son "susceptibles de crear asentamientos irregulares y situarse en la vida marginal". "Esta situación de especial vulnerabilidad es la que se trata de paliar desde la Concejalía de Inserción Sociolaboral con este tipo de planes de intervención", ha remarcado.