Nuevas medidas para actuar contra los "PAIs fantasma" en la Ley de Urbanismo

OBRAS, GRÚA, CONSTRUCCIÓN
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 23/03/2018 16:48:49CET

El Consell aprueba una modificación de la Lotup con nuevas figuras y normas para un mayor control público y evitar malas prácticas

VALÈNCIA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consell ha aprobado este viernes una modificación de la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (Lotup), con cambios en un centenar de artículos, para incluir la perspectiva de género y nuevos instrumentos jurídicos para que los ayuntamientos puedan dar solución a las malas prácticas y a la falta de disciplina en este campo, como las "urbanizaciones o PAIs fantasma".

Otra medida que incorpora la norma es la de dar preferencia a la edificación de los solares de las áreas urbanas consolidadas o la posibilidad de que los ayuntamientos realicen una reversión de la reparcelación.

La modificación de la Lotup llega de cara a su tramitación en Les Corts Valencianes, con el objetivo de "dejar atrás la especulación, la mala gestión y la dejadez" en la política valenciana de urbanismo, ha destacado la portavoz del Consell, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior al pleno.

Por primera vez, la norma contempla la perspectiva de género --que se incorpora al artículo 13-- entre los principios básicos que han de inspirar el nuevo modelo urbanístico. Se regula, de forma expresa y como uno de los criterios de ocupación racional del suelo, la igualdad entre mujeres y hombres en planes y políticas urbanísticas.

Los cambios buscan dar respuesta a la necesidad de implantar nuevas políticas urbanas y de actuación sobre el territorio, basadas en "un urbanismo al servicio de las personas, del interés general y más sostenible". Para ello, la Generalitat se ha marcado como meta favorecer la rehabilitación urbana en ámbitos que puedan estar obsoletos, infradotados y deteriorados, o en los que se den situaciones de vulnerabilidad.

EVITAR LA RECLASIFICACIÓN

Bajo este prisma, la Ley del Territorio garantizará el control público de los crecimientos de las ciudades, fomentando los desarrollos en áreas ya urbanizadas y evitando que se puedan reclasificar zonas como suelo urbanizable. Esta posibilidad únicamente se podrá realizar a través de programas de gestión directa por las administraciones.

En el caso de los Planes de Acción Integrada (PAI), la normativa tratará de evitar que intereses particulares puedan prevalecer frente a los generales, además de favorecer un crecimiento más sostenible.

La Generalitat también pretende dar instrumentos a los ayuntamientos para que solucionen situaciones que han tenido efectos perjudiciales desde un punto de vista territorial, paisajístico y ambiental. Es el caso de las urbanizaciones sin finalizar en distinto grado de ejecución y las edificaciones en suelo no urbanizable.

En concreto, se establecen alternativas e instrumentos jurídicos para que los municipios decidan cómo actuar frente aquellos suelos que iniciaron la gestión urbanística y no la han finalizado, las denominadas "urbanizaciones fantasma".

REVERSIÓN DE LA REPARCELACIÓN

Para los casos en que no sea viable la culminación de la actuación urbanística, la Lotup incluye ahora la posibilidad de realizar una reversión de la reparcelación, volviendo los terrenos al estado, físico, jurídico y urbanístico inicial. Así mismo, plantea poder dividir la actuación.

La modificación también suma medidas sobre el régimen de edificación forzosa, al dar preferencia a la edificación de los solares de las áreas consolidadas y ampliar este deber a la finalización de la urbanización.

En materia medioambiental, el proyecto de ley incorpora la creación de unas licencias de minimización de impacto ambiental y territorial, con la intención de dar seguridad jurídica a las familias propietarias y beneficiar al entorno.

SOLARES ABANDONADOS

También se crea la figura del 'rehabilitador' para la edificación en solares que se mantienen especulativamente abandonados o en zonas degradadas, bajo un control público de los objetivos de la actuación. En estos casos, los ayuntamientos podrán declarar zonas prioritarias y acabar la trama urbana con un concurso público.

Para facilitar las inversiones socioeconómicas sostenibles, la Lotup también contará con los Proyectos de Inversión Económica Sostenible (PIES), que regulan la posibilidad de materializar proyectos que respondan al interés general y al desarrollo del entorno.

Por contra, se eliminan las Actuaciones Territoriales Estratégicas (ATE), para cumplir el mandato de Les Corts. Se trata de una figura que "ha demostrado ser inútil", ha recalcado la vicepresidenta del Consell.

Oltra ha recordado que esta modificación es un compromiso del Seminari del Botànic en Sagunt (Valencia) para favorecer la regeneración urbana y garantizar el control público del crecimiento urbanístico por encima del privado.