Detenida una pareja por hurtar en casa de ancianos a los que pedían un vaso de agua para distraerlos

Una de las joyas recuperadas
GUARDIA CIVIL
Publicado 13/12/2017 14:45:58CET

ALICANTE, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en Aspe (Alicante) a dos personas, un hombre de 49 años y una mujer de 33 años, como presuntos autores de hasta ocho hurtos en el interior de viviendas habitadas por personas de avanzada edad. Según la Comandancia, la pareja se llevaba cualquier objeto de valor que hubiera al alcance. Para ello pedían un "gotet d'aigua" --vaso de agua-- a la víctima y procedían al hurto mientras se lo traía.

La investigación comenzó tras dos denuncias por hurtos "muy característicos" en los que el modus operandi era el mismo: Una mujer tocaba a la puerta de una vivienda en la que sabía que vivía una persona de avanzada edad, a poder ser octogenaria, y, para ganarse su confianza, le hacía creer que era la nieta de alguno de sus conocidos.

Durante la conversación, le pedía un vaso de agua en valenciano, un "gotet d'aigua", petición a la que la víctima accedía.

En el momento en el que se marchaba a la cocina para coger el vaso de agua, la autora del engaño aprovechaba para sustraer el bolso, joyas, tarjetas de crédito, o cualquier otro objeto de valor que hubiera al alcance por la vivienda.

Los agentes han descubierto, por el momento, hasta cinco delitos cometidos por esta mujer en casas donde residen ancianos, no sólo en Aspe, sino también en la localidad de Xixona (Alicante), de donde la autora proviene, aunque no se descarta la aparición de más posibles víctimas.

En algunas ocasiones, esta mujer iba acompañada por su pareja, un español de 49 años, al que también se está investigando por su posible participación en otros hurtos cometidos por la provincia de Alicante, con idéntico modus operandi, además del hurto de un coche en Vélez Blanco (Almería).

La Guardia Civil ha detenido finalmente a esta española de 33 años y su pareja, por ser los presuntos autores de seis delitos de hurto, un delito de estafa bancaria (por intentar extraer dinero en efectivo de un cajero con una de las tarjetas sustraídas) y un delito de hurto de vehículo a motor.

En el momento de la detención, iban circulando en su vehículo particular, en el que portaban numerosas herramientas de mano (presuntamente para cometer robos), 125 euros en efectivo, un juego de pendientes y colgante de perlas, dos relojes de oro y una cartera con monedas antiguas, de los que se desconoce su procedencia. Tras pasar a disposición judicial, ambos han quedado en libertad provisional con cargos.