Dos hombres usan monedas trucadas con adhesivos y agujeros para estafar 8.000 € en tragaperras

Los agentes investigan las máquinas
GUARDIA CIVIL
Actualizado 19/06/2018 13:49:45 CET

ALICANTE, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha detenido en Redován (Alicante) a dos hombres como presuntos autores de tres delitos de estafa en máquinas recreativas, presuntamente cometidas dos monedas adulteradas con adhesivos y una con un agujero. Las estafas ascienden a cerca de 8.000 euros en tres salones de juego, en Redován y San Isidro (Alicante) y otro en Santomera (Murcia). Los detenidos tienen 48 y 49 años.

Dos monedas de dos euros y una moneda de curso árabe con un agujero fueron parte de los objetos incautados a los dos hombres a los que ha detenido la Guardia Civil de Callosa de Segura por una posible estafa en máquinas recreativas.

Según ha detallado en un comunicado la Comandancia, el propietario de un salón de juegos de Redován avisó a los agentes que tras una inspección realizada por el técnico recientemente una máquina presentó pérdidas de dinero. Las sospechas recaían sobre dos hombres de mediana edad que habían estado jugando días anteriores en ese local.

En cuanto volvieron a aparecer, los agentes procedieron a su identificación y al registro de sus pertenencias, entre las que encontraron una moneda de dos euros con un adhesivo pegado y otra moneda de curso árabe con un agujero. De esta forma, los sospechosos habían utilizado el rudimentario método del yoyó para burlar el sistema operativo de la máquina.

Este método consiste en atar el extremo de un hilo a una moneda con cinta adhesiva, y el otro extremo se ata al dedo del jugador. Después se introduce la moneda lo suficiente para que la máquina la reconozca e inicie la partida. Una vez iniciado el juego, se tira del hilo y se saca la moneda, repitiendo esta acción las veces que se considere necesario hasta que se hayan alcanzado todos los premios.

Las investigaciones prosiguieron con una revisión de la máquina junto al técnico de la empresa, en la que se halló otra moneda de dos euros con cinta pegada, en uno de los cajetines del dinero, aunque no se encontró el hilo, pero se certificó la pérdida de más de 1.200 euros en el juego.

Los análisis de las cámaras de seguridad de establecimientos de otras localidades cercanas confirmaron que estos dos hombres también actuaron, supuestamente con el mismo método, en San Isidro (Alicante) y Santomera (Murcia), donde las pérdidas ascendieron a más de 6.500 euros.

La Guardia Civil de Callosa ha detenido a estos dos hombres, de nacionalidad marroquí y residentes en Granada, como presuntos autores de tres delitos de estafa en máquinas recreativas, por un valor cercano a los 8.000 euros.