El valenciano que pide ser reconocido hijo de Julio Iglesias no logra entregar en la vivienda del cantante la demanda

Javier Sánchez en imagen de archivo
EUROPA PRESS
Publicado 22/03/2018 18:06:48CET

VALÈNCIA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La defensa de Javier Sánchez, el valenciano que pide ser reconocido como hijo del cantante Julio Iglesias, ha pedido al Juzgado de Primera Instancia número 13 de València, que ha admitido a trámite la demanda de paternidad, que realice un nuevo emplazamiento para la comunicación de esa denuncia dado que por dos días se han presentado en la vivienda del intérprete en Ojén (Málaga) sin que ningún empleado quisiera recoger el emplazamiento.

Así lo comunica la procuradora en un escrito presentado al juzgado, en el que informa que, tras dos jornadas de diez horas de duración en la puerta de la vivienda, apreció una "absoluta obstrucción a la justicia en el acto procesal del emplazamiento, realizando las advertencias legales correspondientes a cuantos empleados de D. Julio Iglesias encontró" en la finca y contando en el segundo día con dos testigos presenciales de toda la jornada.

Según ha explicado el letrado Fernando Osuna en declaraciones a Europa Press, este emplazamiento se puede hacer por el juzgado de paz o a instancia de parte, aunque se decantaron por este
a segunda opción por rapidez. Sin embargo, ha señalado que tras presentarse la procuradora dos veces en la vivienda --el 1 y el 15 de marzo-- no ha sido posible la entrega de la citación para que el cantante responda a la demanda que se ha presentado contra él.

De ahí que hayan pedido un tercer emplazamiento en un "exceso de garantías" y para que no les puedan achacar ningún incumplimiento. De no poder llevarse a cabo en esta tercera ocasión, pedirán al juzgado que se le considere por notificado y por contestada la demanda para pasar al trámite siguiente: pedir al juez que cite a Iglesias para hacerle la prueba de ADN.

En el escrito, la procuradora hace constar que la finca del cantante tiene una plantilla de empleados "presentes y constantes con diversas funciones" pero "todos ellos se niegan a recoger la cédula, que temen perder su puesto de trabajo si recogen cualquier documentación judicial" y que la persona autorizada no llegó a aparecer en ninguna de las dos ocasiones.

"DILACIONES"

Además, alega que el demandado conoce la existencia de este proceso a través de los medios y ha advertido a la plantilla "que no recojan ninguna cédula del juzgado, con el fin de ocasionar dilaciones en la tramitación".

El pasado mes de diciembre el juzgado admitió a trámite la demanda de paternidad interpuesta por Javier Sánchez Santos, de 40 años, después de que el septiembre anterior una prueba de ADN particular --con restos extraídos de la basura-- atribuyese al cantante la paternidad en un 99 por ciento.

Javier Sánchez fue reconocido en 1992 por un juzgado de València como hijo del cantante. Sin embargo, posteriormente la Audiencia provincial, en una sentencia ratificada por el Supremo, revocó esa declaración al entender que el hecho de que Julio Iglesias no se hubiera sometido a la prueba de paternidad no era motivo suficiente para esa declaración.