Vivienda de casi 90 metros cuadrados, con tres dormitorios y un baño, la que más se alquila en Valencia

Piso en alquiler. Archivo
EUROPA PRESS
Publicado 20/02/2018 11:57:36CET

VALÈNCIA, 20 Feb. (EUROPA PRESS) -

Una vivienda de casi 90 metros cuadrados, con tres dormitorios y un baño es el tipo de domicilio que más se alquila en la provincia de Valencia, según la Radiografía del Mercado del Alquiler 2018 realizada por Alquiler Seguro, que refleja que los propietarios necesitan más de once meses para recuperar su vivienda, desde que el inquilino deja de pagar las rentas.

Así, en la provincia, de los 124.328 inmuebles alquilados, la tipología de casa más común es aquella que tiene 86,56 metros cuadrados de superficie construida y que dispone de tres dormitorios y un baño. Ante un impago, se necesitan 341 días para recuperar la vivienda hasta que se hace efectiva la demanda de desahucio. Tres días menos que la media nacional, que se alcanza los 344 días.

El estudio analiza la evolución del mercado de alquiler en la provincia de Valencia, junto con otras diez más: Álava, Alicante, Barcelona, Córdoba, Madrid, Málaga, Murcia, Sevilla, Vizcaya y Zaragoza.

Entre los diferentes indicadores con los que se evalúa la situación actual del alquiler en València, destaca el dato del Índice de Mercado del Alquiler de Vivienda (IMAV), que en la provincia alcanza los 1,59 puntos, lo que indica que la tendencia del sector es "alcista", ya que el valor se sitúa dentro del intervalo de entre 1,4 y 2.

Según ha informado la compañía de alquiler en un comunicado, los datos revelan que los precios "están subiendo, pero sin llegar a suponer una tensión extrema entre la oferta y la demanda". Este registro se sitúa por debajo del valor de IMAV para Alicante, la otra provincia estudiada de la Comunitat Valenciana, donde el mercado se puntúa con un 1,63. En Alicante se necesitan 342 días para el desahucio.

En el análisis también se aprecia cómo la medida, que pone en relación la oferta de viviendas en alquiler con las búsquedas activas de inquilinos en una localización concreta, refleja que en Valencia el IMAV aún no ha superado la barrera de los dos puntos, cifra con la que se considera que los precios han entrado "en burbuja".