Fernando Torres jugará en el Sagan Tosu japonés

400607.1.644.368.20180710094913
Vídeo de la noticia
Actualizado 10/07/2018 12:47:47 CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

El delantero español Fernando Torres confirmó este martes que el Sagan Tosu japonés será su nuevo destino futbolístico por lo queda de 2108 y el 2019 tras poner fin a su segunda etapa en el Atlético de Madrid, una decisión "muy meditada" tras tener "muchas propuestas de todos los continentes" y que afronta es como "un reto personal y emotivo brutal" para intentar llevar "a un equipo pequeño y de barrio humilde a lo más alto".

 

"Quería disfrutar de los últimos días del 'Atleti' y tomarme un tiempo para reflexionar y pensar en lo que era mejor para mí y mi familia. Me ha costado tiempo y ha sido una decisión muy meditada. Hemos tenidos muchas propuestas de todos los continentes y mi nuevo equipo será el Sagan Tosu japonés", aseguró Torres durante la presentación de su nuevo libro digital audiovisual en uno de los gimnasios que tiene en Madrid.

 

De este modo, el madrileño jugará en el actual penúltimo clasificado de la J-League, un campeonato al que también se ha marchado Andrés Iniesta, al Vissel Kobe, al que se medirá el 10 de noviembre en la antepenúltima jornada.

 

El exrojiblanco, que portará el número '9', formará parte de una plantilla marcada por la presencia de jugadores del país y donde el colombiano Víctor Ibarbo es el otro 'extranjero'. "Es un honor que Fernando se incorpore a nuestro equipo, que trabaja duro y siempre intenta mejorar. Está intentando asaltar el fútbol japonés y la incorporación de Torres es una motivación más", subrayó el señor Takijara, presidente del Sagan Totsu, en la J-League desde 2012 y que ha sido quinto ese año y en 2014.

 

"Desechamos Europa porque no podía tener mejor final aquí que con mi equipo y he ido barajando opciones, algunos por unos motivos y otros por otros, y he pensado que este era el mejor para todos", remarcó el de Fuenlabrada, que vestirá su quinta camiseta tras las del Atlético, Liverpool, Chelsea y Milan.

 

'El Niño' destacó la presencia del club japonés como los "primeros" en negociar con él y convencerle a través de su "proyecto deportivo y vital". "Para mí es un reto personal y emotivo brutal. Asia era uno de mis destinos preferidos donde siempre he notado el cariño, y sé que Japón y la liga japonesa me van a aportar muchísimo", recalcó.

 

El exrojiblanco admitió tener varias ofertas sobre la mesa, aunque las que se planteó no fueran europeas. "Ha habido clubes de Francia, clubes de Alemania e incluso opciones en España, pero no se me pasaba por la cabeza. Necesitaba un reto nuevo y esto no era ir a un club europeo. Futbolísticamente estoy preparado, pero mentalmente quiero otra cosa", confesó.

 

Sobre su nuevo destino, Torres reconoció que se limitaba a los clubes japoneses que habían disputado el Mundial de Clubes durante los últimos años y que era "difícil" conocerlo más en profundidad dado que "culturalmente es muy diferente". Sin embargo, descubrió que se trata de un campeonato "muy ajustado" con un nivel de los equipos "muy parejo".

 

La llegada del delantero servirá para mejorar los resultados de un Sagan Tosu en penúltima posición. "Allá donde voy, me involucro al cien por cien así que haré todo lo que esté en mi mano para llevar a un equipo pequeño y de barrio humilde a lo más alto. Es algo que siempre me ha encantado y que llevo haciendo todo este tiempo", aseguró.

 

"ENTRENAR NO ME LLAMA LA ATENCIÓN"

 

Precisamente, el de Fuenlabrada se refirió a su ADN rojiblanco para "no mirar a largo plazo" y con el objetivo de continuar durante varios años en su nuevo club "para que el proyecto se pueda desarrollar" y luego pensar en nuevas aventuras. "A mí entrenar no me llama la atención pero quién sabe. Tengo muchos compañeros que pensaban lo mismo y ahora están entrenando en Primera", comentó el 'Niño'.

 

Fernando Torres viajará en los próximos días a Japón para ponerse a disposición del técnico italiano Massimo Ficcandeti, aunque no tiene previsto su debut hasta dentro de una semana. "Hay un partido entre semana, pero intentaré estar el día 22 en mi debut en casa", manifestó.

 

Por otro lado, el delantero habló de su antiguo compañero Gabi, quien también hace las maletas para marcharse a Asia, al Al Sadd catarí, dejando claro que el que fuera capitán rojiblanco "se ha ganado el derecho a decidir" después de tantos años en el Atlético.

 

Finalmente, Torres tuvo palabras también para todo lo acontecido en las últimas semanas con la selección española. "La crítica es importante aceptarla, entenderla y que sirva de estímulo. Creo que los mayores éxitos desde 2008 hasta 2012 se produjeron porque hubo una unión enorme, por parte de los aficionados y de los clubes que entendían la importancia de la selección", recordó el que fuera componente del combinado que conquistó el histórico triplete.

 

Sobre su nuevo libro digital audiovisual, el de Fuenlabrada repasó varios de sus momentos como la derrota en los penaltis de la final de la 'Champions' en 2016 ante el Real Madrid, "quizá el momento en el que más orgullo" ha sentido de ser "atlético".

 

"Es un momento muy duro, que ha representado los valores que tanto nos han inculcado de no rendirse, volver a levantarse y volver a intentar algo que es muy complicado. Es un punto de inflexión porque si me preguntaran cuatro años antes, no me podía creer que en unos años pudiera jugar una final de 'Champions' con el Atlético", agregó.

 

Además, reconoció "momentos puntuales que marcan la carrera de un futbolista", que en su caso fue "la final de Viena" de la Eurocopa de 2008, donde anotó el gol de la victoria sobre Alemania y cuando venía de vivir "un gran momento" con el Liverpool en esa temporada.

 

"De esta última etapa en el Atlético me quedo con muy buenos momentos. Mi llegada fue inolvidable, mi despedida con la afición fue mágica y esta temporada ha sido fantástica, no podía haber soñado un final mejor", apuntó un Torres, feliz de sacar "una espina de encima" al ganar la Liga Europa y "poder ir a Neptuno". "Era algo que había vivido con 10 años cuando fui a ver al Atlético del doblete y soñaba con estar allí algún día", celebró.