Aburto advierte de que los pisos turísticos deben cumplir la normativa municipal

Alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto
EUROPA PRESS
Actualizado 23/08/2017 11:57:02 CET

Destaca que el Ayuntamiento trabaja en un Plan Director de Terrazas porque "el modelo de la calle Ledesma" no es el que quiere

BILBAO, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto, ha afirmado que los pisos turísticos en la capital vizcaína tienen que cumplir la normativa municipal, aunque estén en el registro del Gobierno vasco, porque se trata de "una situación de ilegalidad", y ambas administraciones trabajan para acabar con este problema.

Tras señalar que estas viviendas turísticas tienen que estar en un primer piso y que, además, en el Casco Viejo sólo puede haber uno por portal, ha apuntado que ya se ha producido "algún cierre".

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Aburto ha considerado que el verano "va espectacular" en la capital vizcaína porque "este Bilbao que se está viviendo en estos momentos tiene, a veces, poco que ver con aquel Bilbao que quedaba desierto hace 30 años durante el mes de agosto".

"En Bilbao hay vida durante todo el verano, es una ciudad atractiva, viene mucha gente a vernos, a pasar unos días, con un turismo que es gastronómico y cultural, y eso llama a la gente a venir", ha manifestado.

Juan Mari Aburto cree que "la ciudad y la gente es ajena" al debate sobre turismo que se ha suscitado. "Es verdad que hay algunos que quieren importar de manera artificial un problema que no existe en Bilbao, que puede existir en otros lugares del Estado", ha apuntado.

En este sentido, ha recordado que en la capital vizcaína el turismo "viene a reflejar, aproximadamente, el 6% del Producto Interior Bruto (PIB) y, por lo tanto, es una parte importante de la economía". "Creemos que es algo que hay que cuidar y, si ese turismo existe en estos momentos, es porque se ha trabajado bien, porque se ha generado una ciudad que tiene su atractivo", ha manifestado.

Aburto ha explicado que el tema de los pisos turísticos ilegales se está "siguiendo muy de cerca porque es una cuestión" que preocupa al Ayuntamiento, que quiere "que se cumplan las normas que existen porque en Bilbao hay una infraestructura hotelera importante".

"Por tanto, la competencia no tiene que ser desleal, sino legítima. Y hay una doble normativa que cumplir. Por un lado, la normativa de la Comunidad Autónoma. Hay un registro en el Gobierno vasco, donde los pisos turísticos tienen que estar registrados, pero no olvidemos que hay una normativa municipal que hay que cumplir. Y en eso estamos trabajando, en que estas dos normativas confluyan y no haya ningún piso que incumpla ninguna de la dos, fundamentalmente la municipal", ha afirmado.

En este sentido, ha recordado que en Bilbao los pisos turísticos solo pueden estar en un primer piso, y en el Casco Viejo solo puede haber uno por portal.

"De esta manera, creemos que estamos preservando el Casco Viejo para que no haya una proliferación de pisos turísticos y estamos también preservando, en general, en el conjunto de la ciudad, que esos pisos turísticos no se conviertan tampoco en las comunidades de vecinos en un problema por el excesivo trasiego de personas e, incluso, porque una comunidad de vecinos podría convertirse en una comunidad de pisos turísticos", ha apuntado.

SANCIONES

A su juicio, ahora hay que tener "un poco de cuidado" a la hora de imponer una sanción a quien esté en un registro público como el del Gobierno vasco, "con una apariencia de buena fe". "Alguien podría decir que está en el registro y que no sabía que había que cumplir con una normativa municipal. Hay que cumplir la normativa municipal y vamos a hacer que se cumpla", ha asegurado.

En este sentido, considera que los pisos registrados en el registro del Gobierno vasco, pero que no cumple la ordenanza municipal de Bilbao, "están en una situación de ilegalidad". "Pero es verdad que están en un registro con apariencia de buena fe y, por eso, las dos administraciones trabajan conjuntamente para establecer cauces para que se cumplan ambas normativas", ha indicado.

El alcalde ha informado de que en la capital vizcaína "se ha producido algún cierre" de pisos de alquiler de alquiler, "y ha habido alguna comunidad de vecinos en la que ha habido alguna intervención especial".

PLAN DE TERRAZAS

Por otra parte, Juan Mari Aburto ha señalado que el Consistorio trabaja, en estos momentos, en un Plan Director de Terrazas y ha destacado que "el modelo de la calle Ledesma no es el modelo" que el Ayuntamiento pretende para Bilbao.

"Nosotros queremos que las peatonalizaciones o semipeatonalizaciones de calles no sean perjudiciales para los vecinos y también queremos que haya una posibilidad de tener terrazas, donde todos nos sintamos muy a gusto y podamos disfrutar de poder tomar un café tranquilamente", ha manifestado.

Además, ha mostrado su solidaridad con los vecinos del Casco Viejo porque el recinto festivo "está ahí" al lado y el ruido "que se genera es importante". Asimismo, ha reclamado "responsabilidad" para que, al margen de que haya inspectores, "se cumplan los horarios y el nivel de decibelios".

VECINOS DE POZAS

En cuanto al problema generado por la discoteca 'Moma' con los vecinos, ha reconocido que "es complicado porque, en principio, había problemas con el ruido generado dentro del local", pero "parece que esto ya se ha solucionado", pero persiste "el problema que se genera en la calle".

A su juicio, "el mensaje es claro" porque algunas asociaciones de vecinos han transmitido "el mensaje equívoco o malintencionado de que 'el alcalde ha optado por los hosteleros frente a los vecinos'". "Mi prioridad, en este caso, es el descanso de los vecinos. Todos hemos tenido o podemos tener en nuestro alrededor locales que generen ruido y, a partir de ahí, tenemos que conseguir una ciudad en la que pueda haber ocio", ha añadido.

Juan Mari Aburto cree que "salir por la noche a divertirse no tiene que ser sinónimo de generar ruidos, molestias o suciedad". "Es una cuestión que tenemos que trabajar, que estamos trabajando", ha indicado, para añadir que "diversas áreas municipales han asumido una serie de compromisos que se van a poner en marcha a partir del mes de septiembre, que tienen que ver con la seguridad, con la vigilencia y la seguridad pasiva".

"Vamos a intentar que ese conflicto de intereses desaparezca y que, en caso de que persista, el descanso del vecino sea el que prevalezca", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies