Aburto no se plantea que su seguridad estuviera comprometida

Actualizado 28/03/2017 18:48:12 CET

Afirma que ha sido "una auténtica y desagradable sorpresa" porque no tenía ninguna "sospecha" y ha sido un momento "especialmente duro" en su vida

BILBAO, 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, no se ha planteado que su seguridad estuviera comprometida tras la detención de uno de sus escoltas --un policía municipal-- en un operativo contra narcos colombianos. No obstante, el regidor ha admitido que ha sido "una auténtica y desagradable sorpresa", porque no tenía ninguna "sospecha" sobre el agente, y ha señalado que ha sido un momento "especialmente duro" en su vida.

La Guardia Civil le comunicó el pasado viernes a Aburto que su escolta estaba implicado en una operación antidroga "de naturaleza relevante". Éste fue detenido y ahora se encuentra en libertad bajo fianza con cargos. El agente llevaba más de seis años desempeñando labores de protección en la Alcaldía de Bilbao.

En una comparecencia ante los medios de comunicación, el alcalde de la capital vizcaína ha asegurado que éste es uno de esos momentos "que a uno no le gustaría estar viviendo", y ha manifestado que, por ahora, desconoce cuál es la implicación o participación del policía municipal en la trama de narcotráfico.

Juan María Aburto ha querido trasladar a la Policía Local su apoyo y ha señalado que éste "es un cuerpo profesional, sin ninguna duda, y cada día se devela por la seguridad de la ciudadanía de Bilbao". En este sentido, ha explicado que las cuestiones personales de algunos de sus miembros "fuera de lo que sea su actividad profesional no debe empañar la extraordinaria imagen de un Cuerpo que está dando muchas y buenas noticias".

En lo personal, Aburto ha reconocido que éste ha sido "un momento especialmente duro" y ha señalado que "fue una enorme y desagradable sorpresa que todavía hoy" le cuesta creer, pero ha apuntado que no puede vulnerar la presunción de inocencia del agente, que debe prevalecer.

SIN SOSPECHAS

Asimismo, ha precisado que "nunca" ha tenido "ni la más mínima sospecha" de la labor profesional desarrollada por el agente como policía municipal ni como escolta. En este contexto, espera que se aclare todo "lo antes posible, sea cual sea el resultado final" porque será "la Justicia quien, al final, determine la culpabilidad o no" del sospechoso.

Tras asegurar que no se ha planteado que su seguridad pudiera estar comprometida, ha afirmado que tiene "absoluta confianza en las personas que le acompañan", y "ha sido una auténtica y desagradable sorpresa".

Asimismo, ha manifestado que en Bilbao "sobran quienes alteran el orden, la convivencia y la seguridad". "Sean quienes sean, que sepan que vamos a estar siempre en contra de esas actitudes, las vamos a perseguir y terminar con ellas", ha concluido.

(Habrá ampliación)

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies