Artolazabal dice que la reforma de RGI pretende proteger las familias con hijos

Artolazabal
GV
Actualizado 01/06/2017 10:08:15 CET

Rechaza que las reformas planteadas "se acerquen a planteamientos del PP" y dice que el sistema de protección vasco está a la "vanguardia"

BILBAO, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Empleo y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, ha afirmado que la reforma de la RGI que ha planteado el Gobierno vasco pretende proteger las familias con hijos "porque las personas individuales estaban bien protegidas", y atajar "divisiones artificiales de las unidades de convivencia", con las que se producían fraudes.

Artolazabal presentó este pasado miércoles en el Parlamento vasco 15 propuestas para reformar la Ley de Renta de Garantía de Ingresos (RGI), entre las que destaca la limitación de una prestación por cada domicilio, con independencia de la vinculación familiar; un nuevo sistema para la definición de las cuantías máximas de la prestación, que no podrán superar los 1.200 euros mensuales por familia; y plantea la necesidad de aportar documentación adicional al Padrón para certificar la residencia en Euskadi.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, la consejera ha rechazado que las reformas planteadas "se acerquen a planteamientos del PP" como ha afirmado Elkarrekin Podemos.

"No es cierto que nosotros planteemos únicamente cuestiones que puedan venir a aproximarse a planteamientos de derechas porque, si leen directamente las modificaciones que hemos propuesto, para nada tienen que ver ni con derechas ni con izquierdas, sino con planteamientos sociales que protegen a las personas", ha añadido.

Además, ha manifestado que es "una iniciativa social" y cree que "tiene que superarse ya esto de ser de derechas o de izquierdas que, desde luego, son unos términos manidos". "Lo que pretendemos es buscar la mejor protección de un sistema que sea moderno, sostenible y eficiente. Y en eso estamos", ha aseverado.

Beatriz Artolazabal ha afirmado que el Ejecutivo quiere consolidar en Euskadi un modelo "que ha dado buenos resultados, que ha favorecido que las tasas de pobreza en Euskadi hayan bajado".

"La tendencia en cuanto a las situaciones de pobreza está bajando y eso, en parte, se debe a que la situación económica está mejorando, y a que tenemos un sistema de protección social potente que lo hemos construido entre todos, y que tenemos que preservar y proteger", ha añadido.

En este momento, según ha apuntado, su "prioridad es trabajar en mejorar" la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) "que está dando buenos resultados de cara a disminuir las tasas de pobreza" que existen en la Comunidad Autónoma Vasca.

En cuanto a las medidas presentadas por el Gobierno vasco para reformar la RGI, ha señalado que su pretensión es consolidar el modelo, para corregir "las disfunciones que se estaban produciendo" de fraude, y amoldarse a las "nuevas realidades sociales" a abordar.

"Había que actualizar el modelo para proteger las nuevas situaciones de desprotección que estábamos detectando, sobre todo, en las situaciones de las familias", ha añadido.

Beatriz Artolazabal ha dicho que, por ello, han incidido en la protección a las familias porque "las personas individuales estaban bien protegidas, pero comparativamente las familias no se encontraban en las misma situación, y las familias con hijos todavía tenían una situación más complicada".

Por ello, ha explicado que, "después de hacer un análisis objetivos, riguroso, técnico" de las medidas correctoras que hay que hacer, el Gobierno vasco ha intentado "acertar dentro de las mayores dificultades a las que se enfrentaba la RGI para cumplir con el objetivo de proteger a las personas más débiles".

"Y nosotros entendíamos que las familias, en estos momentos, estaban en una situación desfavorecida respecto a las unidades unipersonales", ha manifestado.

"DIVISIONES ARTIFICIALES"

Artolazabal ha destacado que, "en ocasiones, se estaban produciendo divisiones artificiales de las unidades de convivencia". De esta forma, se ha referido a "situaciones en las que existe una convivencia teórica, pero que, en la práctica, no es tal", como por ejemplo, "parejas ficticias".

"Nosotros creíamos que esas divisiones artificiales de las unidades de convivencia tenían que aflorarse porque lo que queríamos era que no se produjeran agravios comparativos y que, además, si se producía una convivencia, que ésa fuera real y que protegiera a las personas que se encontraban empadronadas en esa vivienda", ha añadido.

La consejera pretende que "no se penalicen las convivencias estables frente a las posibles convivencias temporales o coyunturales". "No pretendemos perjudicar a nadie, sino que se produzca una realidad y que se afloren las situaciones reales de convivencia que tenemos en Euskadi", ha aseverado.

VANGUARDIA

A su juicio, no hay "ningún otro sistema de protección en el Estado que se parezca y compare" al de Euskadi. "En Europa nuestro sistema de protección también tiene muy pocos ejemplos que lo superarían", ha asegurado.

Beatriz Artolazabal ha manifestado que las críticas que se han realizado al modelo vasco "no son del todo justas porque es bueno, está en la vanguardia de los modelos de protección social a nivel de Estado y a nivel Europeo".

En este sentido, ha recordado que el propio Jean-Claude Juncker cuando se reunió con el lehendakari, Iñigo Urkullu, tuvo "un especial interés en conocer cuál es el sistema de protección vasco y, en concreto, el de la RGI".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies