Un autobús conciencia en Getxo contra el cáncer de piel

 

Un autobús conciencia en Getxo contra el cáncer de piel

Niño al sol
LA ROCHE POSAY
Actualizado 30/06/2017 18:59:50 CET

El 39% de los niños se quema cada verano y sufrir cinco quemaduras antes de cumplir los 20 años aumenta el riesgo de melanoma un 80%

GETXO (BIZKAIA), 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una autobús instalado en la localidad vizcaína de Getxo ha presentado, mediante diversas actividades, una campaña de concienciación contra el cáncer de piel y los riesgos de quemaduras en los niños. Según los expertos, el 39% de los niños se quema cada verano, y, además, sufrir cinco quemaduras antes de cumplir los 20 años aumenta el riesgo de melanoma un 80%, por lo que "es importante educar a los menores en la prevención".

Representantes de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos (CGOF) y los Laboratorios La Roche-Posay han presentado este viernes en Getxo la campaña 'Skinchecker' de prevención del cáncer de piel, que este año se enfoca a la prevención en la infancia.

Según han afirmado, cada año se diagnostican alrededor de 4.000 nuevos casos de melanoma en España, pero el 90% de los cánceres de piel "pueden curarse si se detectan a tiempo". La clave, han precisado los promotores de la campaña, está en la prevención, ya que "cinco quemaduras antes de los 20 años aumentan el riesgo de melanoma en un 80%".

Por ello, el principal objetivo de esta campaña es "concienciar a la población, especialmente a los más pequeños", sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz.

Con motivo de la campaña, un autobús con actividades didácticas y charlas formativas recorre, desde el pasado mes de mayo, 32 ciudades de la geografía española, con el objetivo de formar a 10.000 niños de más de 130 colegios y asociaciones de ayuda a la infancia y se ha instalado durante esta jornada en la Plaza del Ajedrez del barrio gentxotarra de Las Arenas.

El interior del autobús cuenta con material didáctico para aprender, a través de pantallas táctiles tanto para niños como para adultos, el 'método ABCDE', un decálogo sobre buenas prácticas en fotoprotección, prueba para identificar lunares sospechosos y un test para valorar el riesgo solar personal en función de cada fototipo.

Además el vehículo cuenta con un espacio dedicado exclusivamente a 'My UV Patch' (un dispositivo tecnológico "elástico y ultra fino", con un sensor diseñado para medir la exposición UV), en el que, además de informar, se regala el parche a quienes se acerquen. También dispone de una zona de texturas "disponible para probar las que mejor se adaptan a la piel y obtener muestras gratuitas".

El autobús incluye un aparato de diagnóstico de la piel, para que cada persona pueda visualizar sus manchas en las capas más profundas, "imperceptibles a simple vista pero que sin una fotoprotección adecuada terminarán por aparecer".

Para quienes no puedan desplazarse hasta el autobús, la campaña ofrece una plataforma digital, con "gran cantidad de contenido sobre prevención y protección solar".

Un reciente estudio sobre los hábitos del sol, realizado por Ipsos y los laboratorios La Roche-Posay en 23 países, ha revelado que España se encuentra "ligeramente por encima de la media en el uso de protección solar". Pese a que el 94% de los españoles sabe que exponerse al sol "puede causar problemas en su salud", solamente un 22% "se protege todos los días del año" frente al 18% en el resto del mundo.

"MUCHO QUE HACER"

En opinión del director de La Roche-Posay España, Juan Ordoñez, "todavía queda mucho por hacer, especialmente entre los más jóvenes". "Es fundamental inculcar unos hábitos de protección frente al sol, sobre todo, cuando, según la AEDV, cada vez se diagnostican más casos en personas jóvenes por hábitos poco saludables de exposición solar intensa en cortos periodos", ha advertido.

Por su parte, la jefa del servicio de Dermatología del Hospital Costa del Sol (Málaga) e integrante de a la Academia Española de Dermatología y Venereología, Magdalena de Troya, ha insistido en que "la formación y educación en la edad temprana hace que el comportamiento ante el sol mejore y disminuya el futuro riesgo de padecer un cáncer de piel". "Pero hay que hacerlo de forma divertida, para poder captar la atención de los niños", ha añadido.

Con este objetivo, La Roche-Posay ha creado 'My UV Patch', un dispositivo tecnológico "elástico y ultra fino", con un sensor diseñado para medir la exposición UV que recibe la piel y que "se fija como una calcomanía sobre la piel de los niños".

Según el laboratorio, el parche "mide con precisión la radiación UVA" y "calcula los UVB". Conectado con el Smartphone, "busca educar a los más pequeños y a sus padres sobre la cantidad de exposición solar que recibe su piel así como ofrecer consejos que fomenten un comportamiento seguro bajo el sol".

La aplicación incluye un 'avatar' de realidad aumentada "que interactúa con ellos, les recuerda cuándo tienen que volver a aplicarse protección solar y los premia cuando aciertan una adivinanza".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies