Uno de cada cuatro niños está en riesgo de pobreza o exclusión social en Euskadi

Informe Situación de la infancia y adolescencia en Euskadi
UNICEF COMITÉ PAÍS VASCO
Publicado 29/06/2017 19:10:27CET

BILBAO, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Uno de cada cuatro niños vascos se encuentra en riesgo de pobreza o exclusión social (25,3%), y un 11,8% reside en hogares con muy baja intensidad de trabajo, tasa que en 2010 era inferior al 5%, según datos del informe "Situación de la infancia y adolescencia en Euskadi. Hacia un Pacto Vasco por la Infancia y Adolescencia" presentado este jueves por Unicef Comité País Vasco.

El informe ofrece un diagnóstico cuantitativo a través de 36 indicadores que tratan de medir el bienestar infantil de forma multidimensional analizando las dimensiones de educación, salud y seguridad, bienestar material, infancia vulnerable, estilos de vida, bienestar subjetivo y gasto en políticas relacionadas con la infancia.

"Este informe es un trabajo que quiere sumar una nueva visión de las estadísticas, en clave de derechos y bienestar infantil, inspirados en la Convención sobre los Derechos del Niño", ha señalado en rueda de prensa el presidente de UNICEF Comité País Vasco, Isidro Elezgarai. "Aunque en menor medida que otras regiones, Euskadi también tiene población infantil vulnerable. No queremos que nadie se quede atrás. Ni un solo niño o niña", ha añadido.

Por su parte, la coordinadora de UNICEF Comité País Vasco, Elsa Fuente, ha incidido en que, "en términos generales", la infancia y adolescencia en Euskadi disfruta de unas condiciones de vida "razonablemente satisfactorias, sobre todo si las comparamos con el resto de Comunidades Autónomas del Estado".

En cualquier caso, ha agregado que "hay que seguir trabajando", ya que las oportunidades y las condiciones de vida de los niños "están muy determinadas por el estatus socioeconómico de su familia, por el empleo, el tiempo, los ingresos y el capital educativo, cultural y relacional de sus progenitores o tutores".

Por ello, "reconociendo el valor de los indicadores que han evolucionado positivamente", ha apuntado que es necesario "analizar los que han empeorado".

El estudio presentado se refiere al empeoramiento de la situación en indicadores relativos a bienestar material de la infancia, donde el riesgo de pobreza se ha desplazado hacia las personas más jóvenes y familias con hijos. Uno de cada cuatro niños está en riesgo de pobreza o exclusión social (25,3%), y un 11,8% reside en hogares con muy baja intensidad de trabajo, tasa que en 2010 era inferior al 5%. Asimismo, doce de cada 100 niños viven en familias afectadas por la pobreza en el empleo.

Euskadi, sin embargo, evoluciona favorablemente en indicadores relativos a la educación, como la reducción de la tasa de abandono escolar temprano, siendo la más baja a nivel autonómico; tasa de escolarización en el primer ciclo de educación infantil; reducción de niños con problemas en su situación educativa (retraso escolar, absentismo) o en su situación personal (soledad, separación familiar, tristeza) o el descenso de la brecha entre alumnado más favorecido y el más desfavorecido, siendo una de las más bajas de la OCDE.

En el ámbito de la salud y la seguridad también se ha logrado reducir la tasa de mortalidad infantil en accidentes de tráfico (de 52 a siete, entre 2003 y 2015) y la tasa de adolescentes que fuman a diario, con un 81% de alumnado de 14-18 años que considera que fumar "acarrea muchos problemas".

GASTO POR HABITANTE

Euskadi supera "en positivo" al Estado en términos de riesgo de pobreza relativa, porcentaje de alumnado de doce años que completa la educación primaria y porcentaje de alumnado con graduado ESO, donde de hecho, se sitúa a la cabeza de todas las comunidades.

"Pero nos preocupa que el gasto por habitante en prestaciones de protección social en la función de familia e infancia sea menor", ha apuntado Fuente en relación a los indicadores medidos por la tecnología Seepros de Eurostat que indican que, mientras en Euskadi en 2014 el gasto/habitante era de 220,9 euros, en el Estado era de 292,8 euros.

En una comparativa con la Unión Europea o los 41 países de la OCDE, Euskadi muestra un grado de igualdad educativa superior a la media. La diferencia de puntuación entre los estudiantes de entornos socioeconómicos más y menos favorecidos es menor, y las diferencias socioeconómicas que existen entre el alumnado determinan en menor medida sus resultados académicos.

RETOS PARA EUSKADI

Unicef Comité País Vasco ha considerado que las instituciones vascas tienen ante sí el reto de reducir la desigualdad en la infancia y prevenir la pobreza infantil, "dado su carácter injusto". En términos generales, "Euskadi debe desarrollar políticas sociales de carácter preventivo, que ayuden a romper el ciclo intergeneracional de la pobreza y de la desigualdad", ha manifestado Fuente.

A juicio de este organismo, para conseguirlo se requiere de unas políticas públicas más orientadas a la infancia y a las familias, lo que implica una reestructuración del actual sistema de protección social que está especialmente orientado a la población adulta y mayor. Así, ha abogado por el establecimiento de prestaciones por hijo menor a cargo de carácter universal complementadas con prestaciones económicas específicas para las familias en situación de pobreza.

Finalmente, desde Unicef Comité País Vasco se ha remarcado que "los niños, niñas y adolescentes son un asunto de todos". Por eso, este organismo ha manifestado que las políticas que apuestan por las personas "deben hacerlo desde la infancia y adolescencia". "Por esa razón es necesario un Pacto Vasco por la Infancia y Adolescencia que ponga a la infancia y adolescencia en el centro de las políticas públicas", ha enfatizado.

NO a la violencia contra las mujeres
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies