CCOO de Euskadi acusa a Asepeyo de "intentar ocultar" las hipoacusias de origen profesional

Publicado 16/01/2015 11:10:06CET

BILBAO, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

CC.OO. de Euskadi ha denunciado ante al Colegio de Médicos de Bizkaia la "mala praxis médica" de una de las facultativas de la mutua Asepeyo por intentar ocultar dolencias de origen profesional, como las hipoacusias, con el "consiguiente perjuicio que esto origina a los afectados por estas dolencias".

En un comunicado, ha explicado que el sindicato ha encontrado diversos artículos del Código Médico Deontológico que esta facultativa "podría haber vulnerado", referidos la mayoría de ellos a la información veraz que los pacientes tienen derecho a recibir en lo relativo al origen de sus dolencias y a los perjuicios que esta falta de información veraz pueden ocasionarle.

El caso denunciado afecta a un trabajador de la empresa Mendiguren y Zarraua SA, al cual la Mutua Asepeyo, en un informe médico firmado por la facultativa, le dijo que la sordera que padecía no estaba relacionada con la exposición al ruido y que no tenía un origen profesional.

El sindicato ha señalado que, tres meses después, la dirección provincial del Instituto Nacional de la Seguridad Social de Gipuzkoa, emitía una resolución en la cual al trabajador se le reconocía que las secuelas que padecía eran derivadas de enfermedad profesional debido a la exposición al ruido en el trabajo.

El citado trabajador acudió a CC.OO. y la central sindical pudo demostrar en su solicitud ante el INSS que la patología se relacionaba con la exposición al ruido en el puesto de trabajo. El propio INSS reconoció un baremo 9 de secuelas, por lo que el trabajador ha percibido 1.800 euros en concepto de lesiones permanentes no invalidantes.

El responsable de salud laboral de CC.OO. de Euskadi, Alfonso Ríos, ha calificado de "muy negativa" la actitud de Asepeyo y cree que ha habido un "intento consciente de ocultar una dolencia de origen profesional con el objetivo de ahorrarse el pago de las prestaciones al trabajador afectado".

CC.OO. ha indicado que, de no haberse reconocido el origen profesional de la dolencia, y de haber prosperado la intención de la mutua de derivar la patología a contingencia común, el trabajador no sólo no habría recibido dinero alguno en concepto de lesiones permanentes no invalidantes, sino que "también podría experimentar otras consecuencias económicamente lesivas en el futuro, caso de que se le reconociese una incapacidad permanente, se pretendiese acceder a la comisión de prestaciones especiales de la mutua o se pretendiese obtener un recargo de las prestaciones generadas a cargo de la empresa por falta de medidas preventivas".

El sindicato ha denunciado también que estos intentos conscientes de ocultar accidentes de trabajo y enfermedades profesionales "están proliferando en todas las mutuas".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies