Covite acusa al Gobierno de "mendigar" un comunicado de ETA "al precio que sea" como "baza electoral"

Actualizado 17/10/2011 12:47:44 CET

Critica la participación del PSE en la Conferencia de San Sebastián y dice que las víctimas no merecen ser "equiparadas con sus verdugos"

BILBAO, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Covite ha acusado al Gobierno de mantener una actitud "pusilánime" y "mendigar" un comunicado de ETA "al precio que sea" como "baza electoral". El colectivo de víctimas, que ha criticado la participación en la conferencia de paz de San Sebastián tanto del PSE-EE como de los expertos internacionales, ha reivindicado que las víctimas no merecen "ser equiparadas" con sus "verdugos".

En un comunicado, la asociación de víctimas del terrorismo ha afirmado que, si los participantes en la reunión aceptan "el título propuesto por la izquierda nacionalista radical" para esta cita --"Conferencia Internacional para Promover la Resolución del Conflicto en el País Vasco"--, supondría que su conocimiento sobre "la situación que ha vivido y vive" Euskadi es "nulo".

"Sólo personas mal intencionadas o con nulo conocimiento de lo que ha ocurrido en nuestra tierra pueden admitir la falacia de denominar el terror en que ha vivido una parte de la sociedad vasca con la expresión conflicto. El uso de semejante término implica un intento de reescribir la historia manifestando un grado de perversión e indecencia difícilmente valorable", ha advertido.

Covite ha insistido en que "en el País Vasco no ha existido un conflicto" ni "dos bandos enfrentados", sino "una banda de asesinos que ha masacrado y sembrado el terror en una parte de la sociedad vasca". "¿Cuántos muertos, heridos, amenazados y exiliados pueden poner sobre la mesa los que se denominan abertzales? ¿Cuántos niños destrozados por bombas?", ha cuestionado.

Según ha indicado, "mientras unos poníamos los muertos, mientras poníamos nuestras lágrimas, mientras que muchos tenían que exiliarse creando una diáspora de más de 200.000 personas, la jauría proetarra y quienes les apoyaban instauraban su particular apartheid".

Por ello, considera que "no resulta de recibo que un grupo de personas, a las que se les supone una especial cualificación, participe en un intento de buscar la impunidad para quienes han sido los enemigos de ideas tan elementales como los derechos humanos o la democracia". De este modo, ha denunciado que las víctimas, cuyos "derechos como seres humanos han sido violados reiteradamente", no merecen que se les trate de "equiparar con nuestros verdugos".

Del mismo modo, ha censurado la postura adoptada por el PSE-EE porque, a su entender, con su asistencia a la conferencia "vuelve a avalar a ETA y a la izquierda nacionalista radical en su pretensión de crear una situación de impunidad totalmente ajena a la realidad que nos han obligado a vivir".

Para Covite, "resulta inconcebible que, cuando ETA se encontraba asfixiada por la acción policial y judicial y cuando su brazo político estaba agonizando en la ilegalidad, haya sido dicho partido el que, tomando como propio el Acuerdo de Gernika, haya insuflado aire a una ideología contraria al espíritu que rige en nuestra democracia".

APLAUSO AL ACUERDO DE GERNIKA

El colectivo de víctimas ha lamentado que "cada uno de los puntos" del Acuerdo de Gernika "está siendo adoptado por nuestros gobernantes bajo el aplauso unánime del mundo proetarra".

En este sentido, ha criticado que la Ley de Partidos "ya no se aplica", a pesar de que "ciertos ayuntamientos" gobernados por Bildu "han incurrido en delitos de enaltecimiento del terrorismo y mantienen contratadas a personas pertenecientes a la antigua Batasuna".

Covite ha resaltado que las manifestaciones en contra de la política penitenciaria y de la dispersión de los presos "ya no es sólo una preocupación del mundo radical, sino también de nuestros gobernantes tanto autonómicos como centrales" y, además, "la revisión o flexibilización de las medidas judiciales son puestas de manifiesto no ya por aquellos a quienes se las han impuesto, sino por los propios garantes de la Justicia, incurriendo con ello en una clara infracción del principio de legalidad".

También ha censurado "los intentos para que se reconozcan las múltiples violencias", lo que supone que "se mezclen lo que ellos denominan las víctimas policiales con las víctimas del terrorismo", y el hecho de que el impulso de la participación internacional para "encauzar el conflicto político" sea "compartido" por los socialistas vascos.

"Nos da la impresión que estamos ante un Gobierno pusilánime, incapaz de dar una solución a la situación de crisis en la que vive nuestro país, y que, como baza electoral, está mendigando un comunicado de ETA al precio que sea. Si de verdad ello es así, nos podíamos haber ahorrado 858 muertos", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies