Diputación de Bizkaia confía en que el cierre de ACB sea "lo más breve posible"

Actualizado 22/01/2016 11:01:31 CET

Apuesta porque la Comisión Europea adopte medidas 'antidumping' y fije mecanismos de defensa ante la estrategia de China

BILBAO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El diputado vizcaíno de Desarrollo Económico y Territorial, Imanol Pradales, ha mostrado su confianza en que el cierre de ACB de Sestao sea "lo más breve posible", aunque ha subrayado que se trata de un problema "global", a nivel europeo, que "no se circunscribe solo a Euskadi".

Pradales ha participado este viernes en Bilbao, junto al consejero de Empleo y Políticas Sociales, Ángel Toña, en la firma de un convenio entre Azpiegiturak y Alokabide para la cesión de vivienda, donde, a preguntas de los periodistas, ha valorado el anuncio de la empresa Arcelor Mittal de paralizar su producción de acero de forma "temporal e indefinida" en la Acería Compacta de Bizkaia (ACB).

Según ha indicado Pradales, el anuncio es una "mala noticia" para Bizkaia y la Margen Izquierda, ya que afecta a un "importante número de trabajadores" y al tejido un industrial, en un momento en que se estaban dando los "primeros síntomas de la recuperación" económica.

El diputado ha advertido de que la entidad foral se puso este jueves en contacto con la dirección de la empresa, así como con la consejera de Desarrollo Económico y Competitividad, Arantza Tapia, y el alcalde de Sestao, Josu Bergara, "en aras a coordinar el trabajo de las tres instituciones públicas".

De este modo, se ha solicitado una "reunión formal" con la dirección de la empresa que esperan celebrar "a la mayor brevedad posible" durante la próxima semana.

Pradales ha recordado que el sector del acero vive una situación "delicada", en un momento en que "China está inundando el mercado con acero barato", lo que afecta a la miniacería de Sestao. Por ello, ha remarcado que no se trata de un problema de tecnología de la planta vizcaína ni de cualificación de los trabajadores, sino "de precio" a nivel europeo.

"Lo que deseamos es que este cierre, que en principio se nos dice que es de carácter temporal, aunque sin fecha de finalización, sea lo más breve posible", ha manifestado.

En este sentido, ha apostado porque la Comisión Europea adopte medidas 'antidumping' y se establezcan mecanismos de defensa ante "esta estrategia de inundar el mercado europeo de acero barato por parte de China".

"Hay un expediente que se presentó en septiembre. Es un problema global que tiene que ver con la situación del mercado del acero en el mundo y no se circunscribe solo a Euskadi, sino al conjunto de Europa, al conjunto de la siderurgia de la Unión Europea", ha finalizado.

Por último, ha abogado por realizar un trabajo coordinado entre las tres instituciones y así superar una situación que no es nueva, ya que "en los últimos seis años la planta ha estado parada, se ha enfrentado a situaciones similares y ha salido de ello".