Diputación de Gipuzkoa actúa "con la máxima celeridad" en los daños provocados por las lluvias en la red de carreteras

Publicado 12/04/2018 13:48:33CET

Las carreteras más afectadas han sido la N-1, la N-634 y la GI-627

SAN SEBASTIÁN, 12 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Diputación de Gipuzkoa está está realizando un análisis pormenorizado de los distintos daños que las intensas lluvias han causado en la red de carreteras de Gipuzkoa y poniendo "todos los recursos" a su alcance para restablecer "con la máxima celeridad" la normalidad, según ha asegurado la diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide.

"Estamos actuando con la mayor celeridad y realizando trabajos de emergencia en todos los puntos en los que la climatología ha provocado problemas en distintas carreteras. Con estos trabajos queremos recuperar la normalidad y abrir la red en su totalidad cuanto antes, de manera que las afecciones para los usuarios sean las menores posibles", ha destacado en un comunicado.

Las carreteras más afectadas han sido la N-1, la N-634 y la GI-627. En la N-1 se ha producido este jueves un desprendimiento entre Itsasondo y Legorreta, en dirección Irun. La carretera está cortada y el tráfico desviado. El personal técnico está despejando la carretera y colocando elementos de sujeción, trabajos con los que se prevé abrirla para las 16.00 horas.

En la N-634 ha habido otro desprendimiento entre Zarautz y Getaria -punto kilométrico 20-, que ha obligado a cerrarla al tráfico por la noche. Se ha limpiado la vía y habilitado un carril, con paso alterno regulado con semáforos. "Se está estudiando una solución de estabilización definitiva", ha explicado Oiarbide.

ESKORIATZA

Asimismo, se está actuando en la variante de Eskoriatza en la GI-627, en el punto por donde transcurre la regata, donde se ha producido un hundimiento. Se ha decidido actuar de urgencia y los trabajos de estabilización durarán "unas siete semanas", ha apuntado la diputada. También aquí se ha regulado el tráfico vía paso alterno. La responsable foral se ha trasladado a este punto esta mañana para comprobar in situ los desperfectos.

En la GI-2634, en Azkarate, otro desprendimiento ocurrido en el punto kilométrico 30 ha obligado a cerrar un carril y regular el paso con semáforo. En este caso, se está despejando la vía y se espera abrirla por completo para la última hora de la tarde.

Asimismo, en la GI-2630, en Udana, tuvo lugar otro desprendimiento de tierras que ocupó un carril en su totalidad y que permanece cerrado, con paso alterno. Los trabajos, en marcha desde marzo, transcurren "a buen ritmo, y esperamos que estén concluidos para mayo".

Se han producido deslizamientos de menor entidad en varios puntos más del territorio, algunos de los cuales han provocado afecciones leves, en las que se ha actuado limpiando el firme. Oiarbide ha recordado que el invierno y el comienzo de la primavera están siendo "especialmente complicados" por los daños que están provocando las precipitaciones, y ha asegurado que la Diputación seguirá actuando "con la mayor rapidez" para garantizar la seguridad de los usuarios.