El director de Memoria Histórica insta a abrir las fosas, "cuando antes", para entregar los cadáveres a sus familiares

Foto de archivo de Fernando Martínez (PSOE)
PSOE
Publicado 18/07/2018 14:00:54CET

"Éste no es un país que asienta definitivamente la democracia mientras tenga fosas comunes", ha advertido

SAN SEBASTIÁN, 18 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Director General de Memoria Histórica del Gobierno central, Fernando Martínez, ha afirmado este miércoles en San Sebastián que "la única manera de cerrar heridas que hay todavía en el Estado español es abrir las fosas, entregar los cadáveres a sus familiares y que le den digna sepultura".

Martínez ha intervenido en el Congreso internacional sobre Memoria Histórica que lleva el título de 'Cuerpos incómodos: violencia masiva, fosas comunes y necropolítica', que se celebra en el Palacio Miramar de la capital guipuzcoana.

En las jornadas, que se han abierto hoy y se prolongarán hasta el sábado, especialistas de todo el mundo analizarán y debatirán el tema de las exhumaciones de fosas comunes vinculadas a violaciones de los derechos humanos.

En su intervención, el Director General de Memoria Histórica ha asegurado que "sacar a los repúblicanos que están en las fosas comunes" no es "una cuestión de izquierdas ni de derechas, es una cuestión de dignidad democrática".

"Con esto no abrimos heridas. La única manera de cerrar las heridas que hay todavía en el Estado español es abrir las fosas, entregarle los cadáveres a sus familiares y que le den digna sepultura", ha asegurado el representante del Ejecutivo de Pedro Sánchez.

"CUANTO ANTES"

A su juicio, "esto hay que resolverlo, no 'in eternum', sino cuanto antes mejor". "Este país no es un país que asienta definitivamente la democracia mientras tenga fosas comunes", ha advertido.

Fernando Martínez ha explicado, además, la reforma integral de Memoria Histórica que quiere impulsar el Gobierno socialista, que prevé, entre otras medidas, la creación de una Comisión de la Verdad, de un banco público de ADN, un censo nacional de víctimas o el acceso a los archivos estatales que se siguen ocultado y la retirada de toda la simbología franquista. Además, ha asegurado que el Estado quiere liderar el proceso e indicar a los jueces dónde buscar a los desaparecidos de la represión franquista.