ELA cree que el acuerdo entre Gobiernos vasco y central "no hace frente a los principales ataques" de la LOMCE

 

ELA cree que el acuerdo entre Gobiernos vasco y central "no hace frente a los principales ataques" de la LOMCE

Actualizado 03/07/2015 23:26:24 CET

Denuncia que la reforma pretende "dificultar el desarrollo" de otras lenguas del Estado que no sean el castellano

BILBAO, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

ELA cree que el acuerdo alcanzado entre las Administraciones vasca y central "no hace frente a los principales ataques de la LOMCE", ya que "el retroceso pedagógico que supone la reforma, la impronta mercantilista, su contenido ideológico y el control sobre la práctica totalidad del sistema educativo continuarían en manos" del Gobierno del PP. Además, realiza un llamamiento a la ciudadanía vasca a manifestarse el próximo 11 de octubre contra la reforma laboral.

En un comunicado, la central considera "inaceptable" que los agentes educativos "nuevamente" hayan tenido conocimiento "de acuerdos como éste a través de los medios de comunicación o boletines oficiales".

En cuanto a los contenidos comprometidos, ELA valora "positivamente" que la regulación y el funcionamiento de los Consejos Escolares se decidan en la Comunidad Autónoma Vasca, "pero queda a la espera del contenido del decreto que regulará sus funciones y funcionamiento para valorar si se garantiza la participación y el funcionamiento democrático".

Sobre el tratamiento del euskara y el castellano, considera que el acuerdo "no hace más que ratificar el acuerdo alcanzado el 12 de abril de 2014", de forma que "no supone ningún avance en dar respuesta a las necesidades que tiene nuestro sistema educativo y se quiere presentar como logro lo que en realidad supone una grave limitación de nuestro desarrollo educativo".

"Existe un acuerdo generalizado entre la comunidad educativa vasca y los agentes que trabajan en la normalización del euskara en que los modelos lingüísticos (A, B, D y ni que decir tiene el British o el PAI) no logran la euskaldunización del alumnado y existe la necesidad de dar nuevos pasos, siendo imprescindibles, para ello, los modelos lingüísticos de inmersión o aquellos que tienen el euskara como lengua vehicular", ha apuntado.

"DIFICULTAR" OTRAS LENGUAS

ELA subraya que, "precisamente, la reforma educativa tiene como objetivo dificultar el desarrollo de aquellas lenguas dentro del Estado español que no sean el castellano, prohibiendo los modelos de inmersión que se aplican en Cataluña y en las Islas Baleares, y tan necesario es en Euskal Herria".

"El Gobierno vasco trata de vender como logro aquello que supone un grave límite para el desarrollo de nuestro sistema educativo. A su vez, el Gobierno Vasco se ratifica en la vía judicial emprendida, como principal modo para hacer frente a la LOMCE", ha aseverado.

En opinión del sindicato, "teniendo en cuenta los pronunciamientos del Tribunal Constitucional en estos temas, las sentencias dictadas hasta el momento y viendo la composición del mismo, la vía adoptada por el ejecutivo vasco es cuanto menos inútil cuando no contraproducente".

"Conviene recordar que el propio PNV renunció, en su día, recurrir al Tribunal Constitucional en este tipo de cuestiones por entender que se trata de un tribunal político bajo el control del estado cuyas sentencias se emitían al servicio de éste", ha apuntado.

En este sentido, cree que "resulta especialmente preocupante que el Gobierno Vasco todavía no se haya comprometido de manera firme a no aplicar la LOMCE bajo ninguna circunstancia".

"Insiste una y otra vez en que explorará todas las vía jurídicas, pero en ningún caso garantiza que la LOMCE no se aplicará; actitud más grave si cabe teniendo en cuenta que la reforma educativa ya está en marcha, que la sentencia del constitucional puede demorarse años y que para entonces todos los contenidos y los mecanismos de control contemplados en la LOMCE estarían impuestos", ha señalado.

Por ello, exige al Gobierno vasco "que haga caso al rotundo rechazo que durante el último año la comunidad educativa ha mostrado a la reforma educativa" y su exigencia "para que no se aplique en nuestro país".

Asimismo, solicita que "pongan en marcha estrategias y medios eficaces para evitar su aplicación". En ese camino, ha realizado un llamamiento al "conjunto de trabajadores del ámbito educativo, al alumnado, a las familias y a la sociedad en general a que participen en la manifestaciones-kalejiras" convocadas para el próximo 11 de octubre en Pamplona, San Sebastiá, Vitoria y Bilbao "con el fin de hacer frente a la LOMCE y dar pasos en la construcción de un sistema educativo propio".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies