El Gobierno de Sánchez asegura que no elabora "un listado de presos de ETA suceptibles" de ser acercados a Euskadi

Publicado 16/07/2018 13:55:43CET

BILBAO, 16 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno central ha asegurado que "ni existe ni se está elaborando un listado de presos de ETA susceptibles de ser acercados" próximamente a cárceles del País Vasco, y ha añadido que "va a seguir aplicando la legalidad penitenciaria".

El Ejecutivo de Pedro Sánchez ha respondido, de esta forma, a la solicitud de información que realizó la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Marian Beitialarrangoitia.

El Gobierno reclamó el pasado 23 de febrero a los directores de centros penitenciarios datos para conocer los "internos que hubieran pedido progresión de grado, permisos, destinos, participación en programas de tratamiento y actividades, así como los hubieran pedido actualización y notificación de los Programas Individualizados de Tratamiento (PIT)" o información sobre "cualquier otro indicio indicativo de aceptación de las vías legales facilitadoras de su reinserción".

Tal como señala el Ejecutivo, la información fue pedida a todos los centros penitenciarios y "forma parte de la actividad de gestión habitual y normalizada" que se recaba y contrasta para disponer de un conocimiento individualizado de todos los internos, "no solamente de los pertenecientes a la organización terrorista ETA".

Asimismo, añade que esa la documentación ha sido recibida "en tiempo y forma", se está analizando y "sobre la misma se adoptan aquellas decisiones de la Administración Penitenciaria que conforman el modelo de cumplimento de la condena, previsto en el ordenamiento penitenciario".

FICHERO PENITENCIARIO

"El fin de la solicitud de esta información, como se evidencia en la misma, es mantener actualizado el fichero penitenciario de los internos de especial seguimiento. Nada tiene que ver con la posible elaboración de ningún listado de presos susceptibles de ser acercados a las prisiones vascas, que ni existe ni se está elaborando", incide.

Además, recalca que no ha existido "ninguna urgencia" en obtener la información y el hecho de que indicase una "fecha concreta" supone el "proceder habitual en la gestión penitenciaria, que tiene como objetivo evitar que los informes que se solicitan se demoren en su confección y pierdan, por tanto, vigencia y actualidad, por lo que expresamente, se concreta una fecha para su remisión".