Javier de Andrés critica que la Ley de abusos policiales asume tareas de la Justicia

Javier de Andrés
EUROPA PRESS
Actualizado 22/06/2017 12:42:15 CET

BILBAO, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, ha afirmado este jueves que el problema de la Ley de abusos policiales aprobada por el Parlamento Vasco es que "está muy mal hecha" y "asume tareas" de la Administración de Justicia.

"No se puede administrar Justicia a través de una comisión creada a propósito desde una influencia política determinada porque eso no es justo. Para eso están la Justicia de verdad y unos tribunales imparciales que son los que tienen que hacerlo y tienen que determinar qué es lo que ha ocurrido", ha señalado durante la presentación de la primera fase del nuevo plan de entrega de comida a Cruz Roja y al Banco de Alimentos en el País Vasco en la sede de Cruz Roja.

La Ley de reconocimiento y reparación de víctimas de vulneraciones de derechos humanos en el contexto de la violencia de motivación política en la Comunidad Autónoma Vasca entre 1978 y 1999 se aprobó en la Cámara en julio de 2016 y fue recurrida por el Gobierno del PP ante el Tribunal Constitucional el 10 de mayo.

De Andrés ha señalado que "la discusión no está en si se repara o no a las víctimas de actuaciones policiales". "Ésa no es la cuestión. A todos nos interesa que esa reparación se produzca. Lo que se está discutiendo es cómo se hace esa reparación. Lo que no podemos dar por bueno es que Jonan Fernández --secretario de Paz y Convivencia del Gobierno vasco-- constituya una comisión que se proponga a sí misma como capaz de decir quién tiene la culpa y quién es el culpable. Eso no es admisible", ha manifestado.

El delegado del Gobierno ha afirmado que se ha interpuesto un recurso de inconstitucionalidad porque creen "que no se puede estar asumiendo tareas de Justicia desde una administración pública o desde una consejería del Gobierno Vasco porque, simplemente, eso ni da seguridad jurídica ni tiene ningún viso de legalidad".

A su juicio, ocurre al contrario, porque "genera una inseguridad jurídica muy importante". "Eso lo tiene que entender Jonan Fernández y es lo que hemos valorado a la hora de paralizar esta Ley", ha explicado.

Javier de Andrés ha negado, asimismo, que este asunto pueda ser sometido a negociación política. "Por eso no nos hemos echado atrás a la hora de reivindicar la legalidad de los procedimientos desde los que se tienen que valorar las responsabilidades penales que pueda haber. No puede hacerse a través de una comisión por muy buena fe que ellos pretendan que tenga. La sociedad necesita seguridad jurídica y eso se lo dan los tribunales de verdad", ha destacado.

Finalmente, el delegado del gobierno ha negado que esta polémica haya "enrarecido" el clima entre nacionalistas y populares. "El PNV tiene una sensibilidad distinta a la del Partido Popular y es normal que discrepemos y veamos las cosas de forma distinta. Es algo lógico, y lo que estamos haciendo es esas diferencias y tensiones que puedan existir, es intentar superarlas para conseguir responder al interés público", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies