Gobierno vasco declara el "inequívoco compromiso de Euskadi" con el proyecto de integración europeo

 

Gobierno vasco declara el "inequívoco compromiso de Euskadi" con el proyecto de integración europeo

Actualizado 25/03/2017 12:10:21 CET

"Representamos a una sociedad que aspira a tener lugar y voz propia en el concierto de las naciones en Europa", afirma

BILBAO, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha declarado, con motivo del 60 aniversario del Tratado de Roma, el "inequívoco compromiso de Euskadi" con el proyecto de integración europeo. "Hoy reafirmamos nuestro compromiso con Europa. Es nuestro proyecto. Más unión, más integración, más proyecto común", ha afirmado.

En una declaración institucional con motivo de esta efeméride, el Ejecutivo autónomo reivindica los valores que inspiraron el Tratado por el que se constituyó la Comunidad Económica Europea y reconoce que "contribuyó a superar las heridas" de la II Guerra Mundial. "La paz, no obstante, no es una cosa hecha, sino un perpetuo quehacer que requiere de sociedades abiertas y, al tiempo, seguras", precisa.

Según recuerda, el Tratado de Roma puso en marcha el proyecto político, económico y social "más importante para Europa en la era moderna, contribuyendo en aquel momento a ilusionar a la ciudadanía en las instituciones que se derivaran de ello". "Desde entonces la actual Unión Europea ha disfrutado, en un escenario de paz, del mayor período de prosperidad social y económica de su historia", celebra.

Por ello, reivindica los valores fundacionales de aquella Europa basada en la "defensa de la dignidad del ser humano, lo que exige el compromiso de todos los actores políticos de la UE, desde las instituciones europeas hasta las locales".

SUMA DE DIVERSIDAD

En este sentido, reclama que se vuelvan a atender las palabras de Schuman, Monnet, De Gasperi o Adenauer y las de Agirre, Irujo o Landaburu. "Su ejemplo supone la recuperación de los principios fundacionales del proyecto de Unión Europea desde la suma de la diversidad de los pueblos que la conforman", asegura.

"Desde Roma hasta Lisboa, pasando por Maastricht, Amsterdam y Niza, el Tratado de la Unión representa la aspiración compartida de un futuro en paz, basado en los valores de la solidaridad, la justicia social y la democracia a través de un proceso de integración gradual", señala la declaración, para advertir de que "hoy la Unión Europea no sólo atraviesa una crisis existencial, sino que está en juego su supervivencia como modelo de integración política, social y económica", en alusión al Reino Unido, que se prepara para abandonar la Unión.

A su juicio, las desigualdades sociales y económicas, las elevadas tasas de desempleo que se ciernen particularmente sobre la juventud, la crisis humanitaria de las personas refugiadas, "reflejo de la crisis de valores que atraviesa la UE, el cambio climático, la seguridad y defensa y, en definitiva, los nuevos equilibrios geopolíticos, demandan una Europa más integrada".

Para el Gobierno vasco, "una mayor integración no implica uniformidad y debe ser posible avanzar sobre la base del encuentro entre diferentes, la suma de la diversidad y el respeto a la voluntad de los pueblos que componemos Europa". "Es el momento de la regeneración", destaca Urkullu.

CONFIANZA EN LAS INSTITUCIONES

En este punto, reivindica una Europa que devuelva la confianza a la ciudadanía en la acción política y en las instituciones. "Es el momento de la participación y la soberanía compartida", asegura, para reclamar una Europa integrada en su diversidad, donde puedan convivir diferentes velocidades en la consecución de los objetivos e intereses comunes.

Asimismo, aboga por una Europa plural, gobernada sobre la base de los principios de subsidiariedad y proporcionalidad, que propicie una acción pública eficiente a través de una genuina gobernanza multinivel. "Una Europa asentada en el estado social, centrada en las personas, competitiva e innovadora, cohesionada territorialmente y que preserve su propia identidad y valor", añade.

La declaración institucional apunta que Europa "tiene futuro como proyecto compartido asentado en la adhesión voluntaria de los pueblos que la conforman. Comprometida con la libertad y la democracia como pilares básicos. Convencida de que el respeto a los Derechos Humanos y al Estado de Derecho es su mayor fortaleza". "Hoy Europa no sería la misma sin el Tratado de Roma", asegura el lehendakari.

Tras instar a los Estados y autoridades europeas a que sigan avanzando en el proyecto Europa, el Gobierno vasco se compromete "como país" a seguir aportando todo lo que esté en su "mano" por el futuro del proyecto común europeo.

El Gobierno vasco, en representación de la mayoría del "pueblo vasco", recuerda que ha expresado a lo largo de la historia una "vocación y compromiso europeísta". "Representamos a una sociedad que aspira a tener lugar y voz propia en el concierto de las naciones en Europa", concluye Urkullu.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies