Mendia afirma que el nuevo estatuto no debe "diseñar un país para nacionalistas"

Comité Nacional del PSE
PSE
Actualizado 11/07/2018 19:20:08 CET

Insta a los agentes sociales vascos a "sentarse en la mesa y trasladar a Euskadi la oportunidad" del acuerdo salarial alcanzado en el Estado

BILBAO, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

La secretaria general del PSE-EE, Idoia Mendia, ha reiterado que "cualquier mejora" del Estatuto debe "ensanchar derechos y consensos" y, tras asegurar que su partido no va a "consentir que se anule la pluralidad", ha censurado a "quienes se conforman con sumar mayorías nacionalistas y diseñar un país para nacionalistas" en la Ponencia de Autogobierno. En cualquier caso, ha advertido de que "un texto de este tipo puede servir para justificarse ante los suyos, pero no nunca va a llevarse a la práctica.

En su intervención ante el Comité Nacional del PSE-EE, que se ha reunido este miércoles en Bilbao, Mendia ha reiterado el "compromiso profundo e histórico" de su partido con el autogobierno vasco y con "la capacidad de utilizar todas las herramientas de nuestro Estatuto", cuya reforma está abordando la Ponencia de Autogobierno del Parlamento vasco, para "conseguir un país que ha progresado con un alto grado de cohesión social".

La dirigente socialista ha lamentado que, "en los últimos meses, el nacionalismo ha desempolvado su viejo testamento y ha vuelto a apelar al pueblo único, la identidad única, la lengua única, la distinción entre ciudadanía y nacionalidad".

"Nos preocupa, con todo lo que nos ha costado vencer a los totalitarismos, a la dictadura franquista y a la que pretendió ETA, que hoy nos vuelvan a hablar de que las reglas que pactamos para convivir quedan desdibujadas si al toque bocinero se decide incumplirlas. Nos preocupa que haya quien pretenda ofrecer para el futuro de Euskadi el espejo roto de Cataluña", ha asegurado.

Ante esta situación, ha advertido, no vale con "quedarnos en los reproches", sino que el PSE debe seguir siendo "la garantía de esa pluralidad que hay en nuestras calles" y de "una Euskadi conformada por personas libres y con derechos dentro de un orden democrático de convivencia".

Mendia ha defendido que el Estatuto vasco constituye "el mejor pacto de convivencia que jamás hemos sabido construir" y que se ha logrado "sumando fuerzas entre las diferentes formas de sentir el país". En este sentido, ha reivindicado que "ésa es la base sobre la que debe sustentarse cualquier mejora: la de ensanchar derechos, la de ensanchar consensos, la de subrayar lo mucho que nos une".

"Y esa es la alternativa que ofrecemos frente a quienes se han conformado con sumar mayorías nacionalistas y diseñar un país para nacionalistas, donde se abra la puerta a diferenciarnos cada día más", ha subrayado, en referencia al acuerdo alcanzado por PNV y EH Bildu.

En cualquier caso, ha advertido de que eso "no va a suceder" porque "un texto de este tipo puede servir a algunos para justificarse ante los suyos, pero no va a llevarse nunca a la práctica". Además, ha remarcado que los socialistas no van a "consentir que se anule la pluralidad, como no lo consentimos en el pasado aunque nos mataran por ello".

"Defendemos sin matices una Euskadi mestiza y solidaria, donde las normas nos den plena seguridad a todos y a todas para ejercer nuestros derechos, y donde la lealtad y la cooperación sustituyan al victimismo y el sectarismo", ha manifestado.

Por otro lado, la secretaria general del PSE ha recordado que la reunión del Comité Nacional coincide con el aniversario de la puesta en marcha de la primera agrupación socialista, el 11 de julio de 1886 en Bilbao, lo que le hace ser "el partido de mayor arraigo" en Euskadi y ha destacado que en los últimos cuatro años, en los que ha dirigido el PSE, se ha pasado de estar en la oposición "en todas partes" a estar "en la mayoría de los gobiernos municipales, en los forales y en el de Euskadi".

Mendia ha agradecido a Pedro Sánchez que se "atreviera a dar la cara cuando Rajoy se atrincheró en La Moncloa sin atender a los pensionistas, ni a las mujeres ni a quienes reclamaban salarios dignos, ni a los jueces que condenaban a su partido por corrupción" y ha pedido a los socialistas que sientan "la responsabilidad" de lograr que "esa mayoría aliviada vuelva a confiar en el socialismo en los próximos retos electorales".

La dirigente del PSE ha destacado que el diálogo "vuelve a ser el instrumento con el que resolver las diferencias". De este modo, ha valorado "el importantísimo acuerdo" cerrado recientemente entre los principales sindicatos y la patronal, "que debe repercutir en todos" los trabajadores y también en Euskadi.

"Ya vale de excusas, de unos y otros, de ELA y LAB y de Confebask. Ya vale de minimizar la fuerza que supone para los derechos laborales la recuperación de la negociación colectiva y la ultraactividad. Ya vale de minimizar el acuerdo para la subida de los salarios", ha señalado.

Por ello, ha instado al conjunto de los agentes sociales vascos a que "se sienten en la mesa y trasladen a Euskadi esta oportunidad para la clase trabajadora". "Ha habido errores y se han asumido. Ahora es el momento de pensar en aquellas personas a las que representamos. Y ratificamos el compromiso socialista en volcarnos en esa apuesta, la de trenzar confianzas entre los agentes sociales para recuperar derechos", ha asegurado.

Mendia, que ha subrayado que su formación es "el partido del feminismo", ha apelado también a "la responsabilidad" de todos los partidos para "favorecer los acuerdos imprescindibles para dar estabilidad" al sistema público de pensiones.

LA DISOLUCIÓN DE ETA

También ha aludido a la disolución de ETA el pasado mes de mayo, recordando que, "con un Gobierno socialista en España y un Gobierno socialista en Euskadi, forzamos a la banda que dejara de matar" en el año 2011. "Los seis años y medio siguientes ha sido el tiempo que han necesitado para asumir su derrota quienes nos querían eliminar y quienes les aplaudían", ha añadido.

Mendia ha confiado en que "ya falta menos para oírles decir lo que la inmensa mayoría sabemos desde siempre: que matar estuvo mal pero sobre todo que fue profundamente injusto" y para que "realmente podamos construir la convivencia, la que se basa en el respeto escrupuloso de la dignidad humana, la que deja de dañar a las víctimas, la que destierra cualquier forma de imposición y admite la pluralidad de ideas y sentimientos".

"Pero no tenemos que esperar a nadie", ha apuntado la dirigente socialista, que ha remarcado que su partido sigue "construyendo país" y buscando "con intensidad el acuerdo entre diferentes". En este sentido, ha destacado que el Parlamento vasco registra en esta legislatira "votaciones cruzadas y variadas".

Según ha indicado, "por encima de titulares huecos, con quien más acordamos es con Bildu y Podemos. Y son tan frecuentes las veces que coincidimos con el PP como las que el PP coincide con Bildu y Podemos". "Sin problemas, sin cinturones sanitarios. Sin que nadie pueda hacer ningún reproche a nadie sobre en quién se apoya o se deja de apoyar. Todo es legítimo", ha agregado.

En este sentido, ha reiterado su apuesta por "articular acuerdos con distintos y sin exclusiones" y ha esperado que "nadie sienta vértigo para pactar".

La secretaria general del PSE ha concluido su intervención recordando a Carlos Totorika, que recientemente se ha retirado de la políticas tras 27 años al frente de la Alcaldía de Ermua y que considera "un espejo en el que nos reflejamos en este partido con una profunda vocación municipalista".

En este sentido, ha reclamado que los ayuntamientos "dejen de ser los convidados de piedra y se sitúen en el primer nivel de poder", junto con Diputaciones y Gobierno Vasco, porque "es la forma de blindar que garanticen los servicios a los vecinos".

"También de esto va el autogobierno", ha recordado Mendia, que ha defendido que "ya es hora de que las instituciones dejen de rebañarse competencias entre unas y otras y se reordenen para ser más eficaces".