PNV cree que el PP debería plantearse trabajar alejado de "centralismos y rodillos", buscando el diálogo

Jokin Bildarratz en el Pleno del Senado
EUROPA PRESS
Actualizado 21/01/2018 12:56:07 CET

Bildarratz considera "necesario asumir que existen realidades nacionales distintas" tanto en Cataluña como en Euskadi

BILBAO, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

El senador del PNV Jokin Bildarratz ha indicado que, perdida la mayoría absoluta en el Congreso y con una representación "exigua" en "ámbitos territoriales con sentimiento de nación", el PP "debería plantearse una manera de trabajar alejada de centralismos y rodillos, y más dirigida a buscar el diálogo y el acuerdo".

En un artículo publicado en su blog, recogido por Europa Press, el representante jeltzale acusa además a Ciudadanos de "alimentarse" de la "polémica" y de un "españolismo más exaltado" y advierte de que un año 2018 sin elecciones "rebajará sus expectativas electorales".

"Si bien es cierto que los partidos ya estarán afinando sus maquinarias electorales, la ausencia de comicios permitirá a los partidos de Gobierno llegar a otro tipo de reflexiones y acuerdos más constructivos y propositivos que la artillería destructiva que emplea habitualmente la oposición", añade.

A su juicio, en política son imprescindibles los acuerdos y para eso es necesaria la generosidad, "un rasgo del que adolece a día de hoy Ciudadanos, que muestra en sus discursos un radicalismo creciente".

Por ello, defiende que el Partido Popular tiene ante sí un periodo "apropiado para tranquilizar la política, tener altura de miras y tratar de avanzar en otra serie de ámbitos y objetivos".

"Catalunya debe de ser una piedra de toque para observar un cambio de actitud en el PP. Debe terminar con la situación de excepción creada a raíz de las medidas impuestas en base a la aplicación del artículo 155. Éste ha sido el mejor ejemplo de que la radicalidad de la corriente naranja ha arrastrado al partido de Mariano Rajoy a un naufragio sin precedentes, mientras era precisamente Ciudadanos quien recogía los frutos de esa estrategia desde su lancha hinchada y henchida", señala.

Por todo ello, considera que el Partido popular debería "hacer de la necesidad virtud", de tal forma que, perdida la mayoría absoluta en el Congreso y con una representación "exigua" en ámbitos territoriales con sentimiento de nación, "debería plantearse una manera de trabajar alejada de centralismos y rodillos, y más dirigida a buscar el diálogo y el acuerdo".

"Para resolver un problema es imprescindible conocerlo, y tanto en Catalunya como en Euskadi es necesario asumir que existen realidades nacionales distintas", argumenta.

Asimismo, incide en que rebajar la tensión y ser más dialogantes y propositivos se "antoja necesario" y recalca que Euskadi en estos momentos puede ser "un ejemplo por la estabilidad que sus instituciones y dirigentes transmiten a la sociedad", y entiende que el éxito de cualquier política requiere "tranquilizar el debate".