Urkullu "La Ley para la Igualdad sigue siendo un marco válido para fortalecer las políticas públicas"

 

Urkullu "La Ley para la Igualdad sigue siendo un marco válido para fortalecer las políticas públicas"

Jornada 'Logros y retos de las políticas de igualdad'
GOBIERNO VASCO
Actualizado 05/07/2017 11:17:14 CET

Destaca que la ley ha impulsado la concienciación de la ciudadanía y que exista un "alto nivel de exigencia" hacia las instituciones

VITORIA, 5 Jul. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha destacado este miércoles que la Ley vasca para la Igualdad ha sido un "instrumento jurídico útil y eficaz" y su evaluación ha confirmado que "continúa siendo un marco jurídico válido y con recorrido" para "continuar avanzando y fortaleciendo las políticas de igualdad".

Urkullu ha realizado estas declaraciones durante la jornada 'Logros y retos de las políticas de igualdad' que se está celebrando en la sede del Gobierno Vasco en Vitoria, donde se están presentado los resultados de la evaluación de la Ley vasca para la igualdad de mujeres y hombres.

Tras señalar que el compromiso con la igualdad del Gobierno Vasco "es un compromiso con la excelencia", ha puesto en valor la "autoexigencia mostrada por las políticas públicas de igualdad con la autoevaluación y la mejora continua".

Según ha explicado, la Evaluación de la Ley para la Igualdad de Mujeres y Hombres es "un ejemplo de exigencia" que el Gobierno Vasco también aplica a otros proyectos entre los que ha citado la autoevaluación para la mejora en los servicios a las mujeres víctimas de violencia.

"Es necesario evaluar para mejorar. Evaluar para conocer de primera mano los efectos de las políticas públicas y poder corregir, poder afinar. Evaluar para dar voz a la ciudadanía y fomentar la participación social. La evaluación es, en nuestro modelo, una herramienta de participación y transparencia, un instrumento al servicio del Buen Gobierno", ha insistido.

Urkullu ha hecho referencia a los resultados de la evaluación de "una Ley que supuso un antes y un después en las políticas de igualdad de nuestro país, y cuya implementación ha sido premiada por Naciones Unidas".

"Esta evaluación ha puesto de manifiesto que la Ley para la Igualdad ha sido un instrumento jurídico útil y eficaz; y que continúa
siendo un marco jurídico válido y con recorrido para continuar avanzando y fortaleciendo las políticas de igualdad", ha subrayado.

En este sentido, ha destacado que la evaluación también muestra que la Ley ha impulsado la concienciación y la sensibilización de la ciudadanía en torno a la igualdad, lo que "ha traído consigo que exista un alto nivel de exigencia en relación a las políticas de las instituciones en materia de igualdad". "La sociedad es exigente y debemos ser capaces de dar respuesta positiva a esta demanda", ha indicado.

Asimismo, ha destacado que este camino es "transversal", lo que significa aplicar el enfoque de género en todas las actividades y procesos de las administraciones públicas, ya que "solo así lograremos nuestro objetivo: que la igualdad sea una política de país y que
este país se convierta en modelo de igualdad".

Por otro lado, Urkullu ha recordado que el VII Plan para la Igualdad de Mujeres y Hombres 2018-2021, que se encuentra en proceso de elaboración, es uno de los quince planes estratégicos de su Ejecutivo.

"Nuestro programa adquiere compromisos como impulsar la igualdad en el ámbito laboral, erradicar la violencia contra las mujeres o impulsar la igualdad como pilar fundamental del desarrollo sostenible", ha explicado.

Además, ha recordado que las políticas del Gobierno Vasco están "alineadas" con los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 fijados por Naciones Unidas y ha destacado que Euskadi ha logrado el quinto puesto en el Índice de Igualdad de Género Europeo, por detrás de Suecia, Finlandia, Dinamarca y Países Bajos, y por delante de 24 Estados de la Unión. El Gobierno Vasco aspira a ocupar el cuarto puesto en el Índice europeo de igualdad.

Sin embargo, ha defendido que "este logro" del quinto puesto "no nos puede llevar a la autocomplacencia" sino que "debe convertirse en un aliciente para seguir trabajando por la igualdad".

"A pesar de los avances y de que nuestras políticas son un referente para otras instituciones, el Índice se sitúa aún en los 58,5 puntos, lo que demuestra que incluso los países más avanzados, se encuentran a medio camino de alcanzar la igualdad real entre mujeres y hombres", ha señalado.

Por ello, cree que "sigue estando lejos el objetivo de la igualdad plena, real y efectiva entre mujeres y hombres, en todas las esferas de nuestras vidas" y ha insistido en el compromiso de su Gobierno "para que la 'igualdad normativa' se traduzca en 'igualdad real y efectiva'".

PIONERA Y REFERENTE

La directora de Emakunde, Izaskun Landaia, por su parte, ha destacado que la Ley vasca para la igualdad de mujeres y hombres ha sido una norma "pionera y "referente para otras" en el Estado, que "ha contribuido a consolidar una importante estructura organizativa que ha permitido que incluso en época de crisis, el personal y el presupuesto dedicado a la igualdad se haya mantenido sin grandes retrocesos".

Según ha explicado, esta estructura que ha incidido especialmente en el ámbito público, en el que "el despliegue y la coordinación entre instituciones a nivel autonómico, foral y local, ha convertido a la Comunidad Autónoma Vasca en referente".

Landaida ha explicado que la obligatoriedad de la ley ha sido otra de las características destacadas en la evaluación, que ha supuesto un "impulso indispensable" para exigir la aplicación de medidas de igualdad en las administraciones públicas.

"La integración de la perspectiva de género en los procesos de contratación pública, o el procedimiento consolidado para evaluar el impacto en función del género de las normas del Gobierno Vasco, son ejemplos de ello, ejemplos exportables a nivel internacional", ha indicado.

DEBILIDADES EN EL ÁMBITO PRIVADO

Entre las debilidades que ha puesto de manifiesto la evaluación de la ley, Landaida ha señalado las limitaciones en el ámbito competencial y sancionador para incidir sobre el sector privado, que "convierten en reto la posibilidad de reformar el carácter proactivo de la ley".

Otro de los retos es el de "avanzar a la velocidad necesaria" en la eliminación de roles y estereotipos en función del sexo y la igualdad de trato. "Hay creencias muy arraigadas en nuestra sociedad que una ley por sí sola no puede transformar. El cambio de valores y la transformación social es un trabajo que va más allá de la transcendencia de la Ley, pero la Ley puede ser una herramienta que continúe legitimando el cambio", ha señalado.

METODOLOGÍA

La evaluación ha sido realizada de acuerdo con principios del Libro Blanco de Democracia y Participación Ciudadana para Euskadi que promueve una cultura participativa basada en la colaboración entre administraciones y ciudadanía.

El proceso de evaluación cualitativo ha recopilado la opinión de un total de 96 personas y 57 organizaciones, lo que supone más de 150 puntos de vista diferentes. Teniendo en cuenta las cuatro evaluaciones, han sido 400 las personas consultadas.

En el desarrollo de este proceso se ha contado con el acompañamiento de la DACIMA (Dirección de Atención a la Ciudadanía e Innovación y Mejora de la Administración del Departamento de Administración Pública y Justicia del Gobierno Vasco), Innobasque, la Comisión Consultiva, y con canales de comunicación ciudadana abiertos en Irekia y con los resultados del Sociómetro Vasco realizado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies