Un centenar de enfermeros reclama ante las puertas de la Asamblea que se repita un examen "en igualdad de condiciones"

Marcha de los enfermeros opositores desde la Plaza del Rastro hasta la Asamblea
EUROPA PRESS
Publicado 08/06/2017 14:09:25CET

   MÉRIDA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Alrededor de un centenar de enfermeros han exigido este jueves, 8 de junio, que se repita el examen de oposición "vergonzoso" del pasado 25 de marzo "en igualdad de condiciones", y ha mostrado su negativa a una nueva convocatoria que la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales propone plantear, ya que lo busca es "recaudar de nuevo tasas".

   De este modo lo han señalado durante una marcha desarrollada este jueves en Mérida (Badajoz), y que ha partido desde Presidencia de la Junta, hasta llegar a las puertas de la Asamblea de Extremadura, donde se celebra una sesión plenaria en la que el consejero de Sanidad, José María Vergeles, hablará sobre el examen en cuestión.

   En concreto, las reivindicaciones han sido planteadas por la portavoz del movimiento #Yomemuevo y enfermera sustituta de Atención Continuada en el centro de salud de Coria, Samantha Guerrero Flores, a preguntas de los medios de comunicación minutos antes de comenzar la marcha.

   El motivo de esta acción "totalmente pacífica" ha sido el examen "vergonzoso" convocado para la especialidad de Enfermería de Atención Continuada al que el pasado 25 de marzo se presentaron 1.374 enfermeros y que aprobaron cuatro personas, y que "ha sido la gota que ha colmado el vaso", ha apuntado.

   Al respecto, la representante del movimiento que ha convocado la marcha ha considerado que una nueva convocatoria, que según ha dicho les ha propuesto el consejero, lo que haría sería crear "el efecto llamada" y que las 41 plazas se cubrirían, "pero con gente la mayoría de fuera".

AFÁN RECAUDATORIO

   Asimismo, la portavoz del colectivo ha mantenido que el afán de una nueva convocatoria es "recaudatorio", ya que "les sale a cuenta repetir oposiciones y no cubrir las plazas" para así volver a convocar.

   Por otro lado, Samantha Guerrero ha considerado que en el examen "no ha habido transparencia" pues, a su juicio, "de 1.300 enfermeros que han estudiado, se han preparado, con muchos años de estudio y de experiencia profesional, no puede haber sólo cuatro que estén capacitados para sacar un cinco", por lo que, en su opinión, "ha habido claramente una filtración".

   Además, ha criticado que "al final y al cabo esto también es corrupción" pues se trata, según la portavoz, de "un proceso público totalmente legal en el que al final no hay transparencia" ya que el colectivo considera "totalmente desproporcionada e imposible" la máxima nota que es de un 9,3.

CONTRATOS PRECARIOS

   Durante la marcha, bajo lemas como "¡yo me muevo, enfermería SES mueve!", "¡yo te cuido, respétame!" o "¡Vergeles, mírame!", los enfermeros han reivindicado respeto y dignidad para el sector, "un colectivo con contratos totalmente precarios", ha asegurado la portavoz.

   Por otro lado, ha manifestado que "los servicios están bajo mínimos y los compañeros tienen una carga de asistencia tremenda", una situación que se repite "desde hace muchos años" y por la que se sienten "denigrados", pues no cuentan --ha dicho-- con "ningún apoyo ni por parte de políticos ni sindicatos, ni por parte de los colegios profesionales".

   En este sentido, el colectivo se siente "avergonzado" porque "ningún sindicato ha alzado la voz defendiendo los intereses de los 1.300 enfermeros, defendiendo a los que, al fin y al cabo, día tras día levantan el servicio de salud".

   Finalmente, Guerrero ha lamentado que esta "sobrecarga" de trabajo, bajas y jubilaciones sin cubrir, "repercute en la salud del paciente, que al final es el que menos culpa tiene".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies