La UEx señala que el futuro de la rehabilitación para ictus o apoplejías pasa por utilizar "nuevas técnicas robóticas"

Uex
UEX
Actualizado 26/01/2016 15:13:29 CET

MÉRIDA, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Extremadura (UEx) ha señalado que el futuro en las terapias de rehabilitación para patologías como el ictus, la apoplejía, o los temblores producidos por el Parkinson, "se encuentra en la utilización de nuevas técnicas robóticas".

En la actualidad, la rehabilitación de personas que han sufrido una enfermedad cerebrovascular o lesiones de la médula se está centrando en la utilización de dispositivos robóticos, cuyo "objetivo fundamental es ofrecer la posibilidad de una terapia más intensiva y personalizada", informa la UEx en nota de prensa.

El profesor Eduardo Rocón, ingeniero industrial por la Universidad Politécnica de Madrid, del Centro de Automática y Robótica, trabaja desde hace años "en la robótica de rehabilitación" para patologías como el ictus, la apoplejía, temblores producidos por el Parkinson, lesión de médula y parálisis cerebral.

Eduardo Rocón pertenece al grupo de investigación Bioingeniería, formado por ingenieros, físicos e informáticos entre otra disciplinas, y entre los que destaca la ingeniera industrial por la Universidad de Extremadura, Cristina Bayón.

Con motivo de la conmemoración del 40 aniversario de la Escuela de Ingenierías Industriales, en su salón de actos se ha celebrado la conferencia de estos dos investigadores, en la cual se ha presentado métodos "novedosos basados en la tecnología que ayudan en el ámbito de la rehabilitación".

La investigadora Cristina Bayón centra su trabajo en niños con parálisis cerebral, un trastorno permanente de la postura y el movimiento debido a una lesión no progresiva en el cerebro, que "causa limitaciones para realizar actividades".

TRABAJO CON PLATAFORMA ROBÓTICA

La investigadora ha explicado "que actualmente desde el grupo están trabajando en una plataforma robótica que sirve de apoyo a las terapias y reduce el tiempo de rehabilitación".

Este robot "está compuesto de un andador inteligente, un exoesqueleto y una neuroprótesis, controlado por un interfaz multimodal que sirve de canal de comunicación entre la persona con parálisis cerebral y la terapia de rehabilitación", ha explicado Cristina Bayón.

La utilización de este robot en la terapia "obliga a que el niño camine solamente cuando el tronco lo mantengan recto", o en relación a la marcha es el propio robot el que mueve las piernas del niño de tal manera que "poco a poco van aprendiendo los patrones que necesitan para poder caminar".

En la actualidad, han aplicado esta técnica con niños de edades comprendidas entre los 12 y los 16 años y que se encuentran ingresados en el hospital Niño Jesús de Madrid.

Los trabajos en este campo "siguen avanzando", ya que "ahora mismo el robot solo mueve la cadera y las rodillas, el próximo paso sería actuar sobre la articulación del tobillo", así como "validar la integración el sistema nervioso central de los usuarios dentro de la terapia".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies