Arranca el plenario de En Marea sin los alcaldes de A Coruña y Santiago

 

Arranca el plenario de En Marea sin los alcaldes de A Coruña y Santiago

Actualizado 15/07/2017 12:00:11 CET

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El plenario que En Marea celebra este sábado para debatir sobre su modelo de organización interno y sobre diferentes tesis políticas ha dado comienzo tras la inscripción de casi 500 personas y sin los alcaldes de A Coruña y Santiago, Xulio Ferreiro y Martiño Noriega, respectivamente.

En cambio, entre esos 500 inscritos (de los cerca de 2.400 totales) que acudieron al Palacio de Congresos de Santiago sí están el veterano nacionalista Xosé Manuel Beiras; el alcalde de Ferrol, Jorge Suárez; el líder de Anova, Antón Sánchez, y varios diputados autonómicos de En Marea.

Por el momento tampoco han llegado los diputados de la formación rupturista en el Congreso, cuya rendición de cuentas ante este órgano se fijó para la tarde por la imposibilidad de algunos de ellos de acudir por la mañana.

"DEBATE LIBRE, SIN CENSURAS Y CON RESPETO"

En cuanto a sus expectativas para esta jornada, Antón Sánchez ha avanzado a los periodistas que espera "un debate libre, sin censuras y con respeto" entre compañeros que "al día siguiente" tienen que seguir "construyendo el espacio de unidad popular".

Por tanto, ha expresado su deseo de que el plenario sea "positivo y clarificador" sobre lo que "debe ser la herramienta de unidad popular" que "aún está en construcción" pese a la "impaciencia por tener un producto terminado".

Dejando "de lado" el debate sobre "nombres y órganos", el también viceportavoz parlamentario de En Marea ha atribuido los debates abiertos a la "acumulación de fuerzas" que se selló "en poco tiempo" para concurrir a las elecciones.

"LLEGAR A CONSENSOS"

Algo parecido ha dicho a su llegada el regidor ferrolano, partidario de "un debate abierto, participativo y limpio" que dé lugar a "consensos" y a que "todos los espacios políticos que conforman En Marea se vean representados".

Así, ha hecho votos por que el plenario sea "un punto de inflexión" que "no lleve a la confrontación interna permanente", pues eso "no interesa a nadie", sino que la gente espera que se aborden sus problemas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies