El alcalde de O Porriño niega haber delinquido pero admite que pidió trabajo para vecinos

Actualizado 24/04/2014 13:12:05 CET

O PORRIÑO (PONTEVEDRA), 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El alcalde de O Porriño (Pontevedra), el popular Nelson Santos, ha negado este jueves haber cometido delito alguno, pese a estar imputado --con dos de sus ediles-- por supuesto tráfico de influencias, malversación de caudales públicos, prevaricación y otras irregularidades, y ha proclamado que tiene "la conciencia muy tranquila".

   No obstante, en rueda de prensa, el regidor ha reconocido, con respecto a la investigación de supuestas irregularidades en la contratación de obras, servicios y personal en el ayuntamiento que preside, que su "única implicación" reside en haber llamado a empresas del municipio "pidiendo trabajo para gente necesitada".

   En cualquier caso, ha subrayado que las contrataciones se hicieron siguiendo los procedimientos legales y que "nunca" dio "indicaciones" a funcionarios del Inem, del ayuntamiento o a los integrantes de las mesas de contratación.

   Además, Nelson Santos ha insistido en que todos sus concejales gozan de su confianza y que también él tiene el respaldo de su partido, el PP. "Presentaré mi dimisión el día que Dios no me dé vida, el día que un juez me inhabilite o el día que el pueblo de O Porriño decida que ya no sigo", ha concluido.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies