Beiras secunda una enmienda de los críticos contra "la moderación del discurso" en En Marea

Actualizado 11/07/2017 20:42:31 CET

   'Recuperar En Marea' rechaza aumentar el sueldo a quienes pierden dinero por entrar en política y abre la puerta a que cobren cargos orgánicos

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El histórico nacionalista Xosé Manuel Beiras ha secundado este martes a través de las redes sociales una enmienda del sector agrupado bajo el lema 'Recuperar En Marea' en contra de "la moderación del discurso" y de convertir la formación rupturista en "un partido clásico".

   "En Marea sólo se puede entender como un sujeto en rebeldía permanente que no se somete a la normalización política ni a la homologación con las fuerzas del régimen", sostienen los críticos.

   Además, en su texto rechazan la idea de que En Marea se convierta en "un máquina electoral" o "una organización de cargos públicos y cuadros cuyo cometido exclusivo sea la conquista de espacios institucionales" que somete a este objetivo "su acción y su discurso político".

   Esta formación, según su criterio, ha de ser "un movimiento popular activo" y organizado "para cambiarlo todo" siendo "conscientes de que no todo se cambia en las instituciones del régimen".

   "Somos movimiento. (...) Nos negamos a admitir la reducción de En Marea a un partido clásico del régimen, destinado a concurrir en el mercado electoral para participar en la alternancia reglada de inquilinos en las instituciones", recalcan los críticos.

"IMPUGNACIÓN DEL RÉGIMEN"

   En cuanto a su visión política, este sector define la organización como "una herramienta destituyente y de constitución republicana" que "entiende que el pueblo gallego es un sujeto político con derecho a constituirse en república".

   Su programa ha de ser, según el mismo texto, "republicano, feminista, democrático e igualitario" y asentarse sobre "la laicidad, la soberanía popular, el derecho a decidirlo todo, la destrucción del patriarcado y la socialización de los bienes comunes".

   Finalmente, pone de manifiesto que En Marea "no es un instrumento de representación", ya que "la mayoría social no es representable". "Es una impugnación del régimen de representación también en sus propias estructuras y su funcionamiento", concluye.

"ALTERNATIVA POLÍTICA" DE VILLARES

   Si los críticos consideran En Marea un "instrumento político de la mayoría social", el sector liderado por Luís Villares muestra el partido rupturista como "alternativa política de las mayorías sociales".

   En un documento que reivindica los "resultados razonablemente buenos" cosechados por En Marea en las últimas elecciones autonómicas, defiende que debe actuar como un "movimiento-instrumento eficaz" para "la defensa de los derechos individuales y colectivos" de los gallegos.

   "Tiene que diseñarse en la relación con la sociedad como el canal de participación política de la mayoría social gallega", agregan, al tiempo que abogan por "una amplia alianza" de las fuerzas "de izquierdas, nacionalistas y no nacionalistas, en Galicia y el conjunto del Estado" para "apartar del gobierno al corrupto PP".

RELACIÓN CON LAS MAREAS MUNICIPALES

   Otro de los aspectos en los que las enmiendas al plenario del próximo sábado evidencian las diferencias entre los dos sectores principales de En Marea es en la relación con las mareas municipales.

   En concreto, los oficialistas apuestan por una regulación de esas interacciones, mientras los críticos reivindican la independencia "absoluta" de los entes locales.

   "Tendrán la iniciativa en su relación con En Marea a nivel nacional", defienden los segundos, mientras los primeros plantean suscribir "un protocolo marco de colaboración" que incluya los recursos "humanos, materiales y financieros".

CARTA FINANCIERA

   El sector agrupado bajo el lema 'Recuperar En Marea' también rechaza la propuesta oficialista de compensar a quienes pierdan dinero como consecuencia de su entrada en política.

   En sus enmiendas, además, coincide con el equipo de Villares en que la condición de miembro de los órganos del partido "no dará, per se, derecho a ninguna retribución". Pero añade un matiz: "a excepción de las personas que puedan ser nombradas para algún trabajo de dedicación exclusiva a En Marea".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies