El BNG reclama más conexiones y una rebaja del 30% del precio del Avant entre Ourense y Santiago

Foto Noa Presas
EUROPA PRESS
Publicado 11/01/2018 15:46:54CET

OURENSE, 11 Ene. (EUROPA PRESS) -

La diputada del BNG por Ourense, Noa Presas, ha reclamado este jueves una rebaja del 30 por ciento del precio del billete a Santiago, así como un aumento en las frecuencias entre ambas ciudades, con el objetivo de "atraer más usuarios" y "contribuir a fijar" una población que en la actualidad prefiere trasladarse a la capital gallega "porque le sale más barato" alquilar un piso.

Así lo ha señalado durante una rueda de prensa en la que ha anunciado que esta demanda será una de las primeras peticiones que su grupo llevará al Parlamento en 2018, año en el que el BNG volverá a incidir en la necesidad de "avances" en la A-76, que unirá Ponferrada con Ourense.

Presas ha alertado sobre "importantes problemas" en la conexión ferroviaria tras más de un lustro de la conexión entre ambas ciudades a través del tren Avant, lo que lleva a muchos ourensanos a decantarse por el autobús o la autovía "a pesar de tener un peaje abusivo".

Para la diputada nacionalista en la actualidad existen pocas conexiones entre ambas capitales. Así ha referido que en la actualidad el viaje desde Santiago a Ourense está supeditado a las líneas que comunican la capital de Galicia con Madrid; mientras que desde Ourense "a partir de las 12,00 horas ambas ciudades están desconectadas".

CAMBIOS EN LOS BONOS DE VIAJES

También ha criticado la nacionalista el precio del billete entre ambas ciudades, en la actualidad establecido en 16,60 euros por viaje, y ha exigido "una rebaja del 30 por ciento" del importe de cada ticket individual, pero también en unos bonos que ha calificado como "irracionales y abusivos".

Así, ha lamentado que el bono de 10 viajes, que cuesta 73 euros, "sólo tiene un plazo establecido de 10 días" para gastarlos, una situación similar a la que se produce con el bono de 30 días.

La diputada nacionalista ha pedido "una racionalización" de los bonos, aumentando el plazo para consumir los viajes y reduciendo un 30 por ciento el precio de los billetes.

Para Presas, estas medidas evitarían que muchos ciudadanos que estudian o trabajan en la capital gallega trasladen su domicilio fuera de la provincia "porque les sale más barato que pagarse el transporte".

Además, ha apoyado su petición en las "ganancias" de Renfe Viajeros, que obtuvo "en los primeros nueve meses de 2017 más de 66 millones de euros en beneficios", y a la vista de que el Gobierno prevé destinar 937 millones de euros a las conexiones ferroviarias declaradas obligaciones de carácter público, entre las que se encuentra Santiago-Ourense.

MEDIDAS PARA EVITAR LA PÉRDIDA DE POBLACIÓN

En paralelo, el BNG incide en que una rebaja del precio del billete desde los 16,60 euros que cuesta hasta los 10 favorecería "un aumento de la clientela de este medio de transporte" y serviría para fijar población en una de las provincias de España donde es más alarmante la caída demográfica.

Por otra parte, Presas ha reivindicado que durante 2018 se produzcan "avances" en las obras de la autovía que conectará Ponferrada y Ourense (A-76). En su intervención ha recordado que, en la actualidad, este proyecto está siendo revisado debido a que el trazado presentado por el Gobierno español atraviesa varias zonas de gran valor ecológico.