Bomberos comarcales dicen que la huelga demuestra su precariedad

Actualizado 17/12/2013 20:58:55 CET

Reconocen que es un paro "atípico" y advierten de que la situación "no es sostenible" con tres trabajadores en cada instalación

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La huelga en los parques comarcales de gestión privada, convocada con carácter indefinido a partir de este viernes para reclamar la homogeneización de las condiciones laborales, transcurre de manera "atípica", tal y como reconocen los trabajadores, puesto que los servicios mínimos, fijados en tres personas, coinciden con el número que ordinariamente acude a las instalaciones.

   El miembro de la mesa intersindical de bomberos Carlos Sayar, en declaraciones a Europa Press, ha denunciado que esta circunstancia "demuestra que el servicio es precario e insostenible", puesto que solo tres bomberos para cubrir eventuales emergencias, a su juicio, no garantizan ni la seguridad ciudadana ni la del trabajador.

   De hecho, este colectivo reclama que los servicios ordinarios se fijen en cinco bomberos por parque comarcal. "Si los servicios ordinarios coinciden con los mínimos establecidos para una huelga, imagínate como está la cosa", ha subrayado Sayar.

   El paro está convocado para 23 de los 31 parques de bomberos existentes en Galicia, ya que el comarcal de Silleda, de gestión directa, no se ve afectado, ni tampoco los siete parques municipales.

   Al respecto, Sayar, que es bombero en As Pontes (A Coruña), ha explicado el comienzo de esta huelga "atípica", que en la provincia de Pontevedra "nadie puede secundar" porque los servicios ordinarios son exactamente los mismos que los mínimos.

   En A Coruña ocurre lo mismo en los tres parques gestionados por Natutecnia --Cee, Santa Comba y As Pontes-- y en los siete dirigidos por  Veicar. Es más, en estos últimos, según denuncia este portavoz, la empresa "no consigue cubrir" con la plantilla actual ni los servicios ordinarios --esas tres personas--, por lo que está recurriendo a la bolsa de trabajadores para contratar personal.

   En cuanto a la provincia de Ourense, en Verín pasa más de lo mismo, según este profesional, y, en Xinzo de Limia, no obstante, el parque cuenta con un trabajador de refuerzo --es decir, los servicios ordinarios, durante el día, están compuestos por cuatro bomberos--. Este refuerzo ha optado por no secundar el paro "para no precarizar el servicio".

   Esta misma situación se da en los parques de Natutecnia de Lugo, en Chantada, Sarria y Monforte, donde el hombre de refuerzo ha ido a trabajar, sin secundar la huelga, y en el norte de la provincia, en los parques de Viveiro, Barreiros y Vilalba, que dependen de Veicar y también disponen del refuerzo de una persona que no ha ido a la huelga.

REUNIÓN DE LA MESA INTERSINDICAL

   Sayar ha destacado que el panorama de este primer día de esta huelga "atípica" demuestra "que este servicio es precario desde el mismo momento en que se implanta". "Esto no es sostenible", ha resaltado, antes de repetir las reclamaciones de este colectivo, que pasan por la homogeneización de las condiciones de los parques comarcales, que, en su opinión, deben contar con unos servicios ordinarios de cinco personas.

   La mesa intersindical se reunirá el martes o miércoles de la semana que viene para analizar el arranque de la huelga y sopesar si convocan nuevas movilizaciones, después de la manifestación de finales de agosto en Santiago.

   Los bomberos comarcales consideran "urgente" que, tanto por parte de la Administración como de las empresas, "haya voluntad de arreglar esto". Sobre su posición, recalcan que ya propusieron un convenio marco cuando era "un trabajo que no correspondía" a ellos, sino a la Xunta, pues "la ley --de emergencias-- es muy clara".