Conde Roa dice que "no le temblará la mano" a la hora de "cerrar" locales en los que se "gesta" la "guerrilla urbana"

Conde Roa, PPDEG
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2011 15:47:05 CET

Afirma que Santiago "no es San Sebastián" y aumentará la vigilancia para que los implicados sientan su "aliento en la nuca"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santiago, Gerardo Conde Roa ha asegurado este jueves que "no le temblará la mano" a la hora de emplear "todos los resquicios legales" para "cerrar" aquellos locales en la ciudad en los que "se produce la gestación" de acciones de "guerrilla urbana" como, en su opinión, fueron los incidentes registrados este miércoles tras el desalojo de la Sala Yago.

En rueda de prensa, el alcalde compostelano ha "condenado absolutamente" la situación producida con la ocupación de la Sala Yago y los incidentes registrados en la ciudad tras su desalojo al tiempo que ha asegurado que no "tolerará" que Santiago "se convierta en ningún escenario de guerrilla urbana ni de ningún intento de creación de experiencias de este tipo".

Tras calificar la situación como "preocupante", Conde Roa ha criticado el "intento" por parte de algunos "grupúsculos" de "generar tensión en la ciudad". "Que sepan que nos van a tener en frente sin ningún tipo de duda, y que utilizaremos todos los medios legales a nuestro alcance para evitar situaciones como la presente", ha sentenciado.

Paralelamente, ha señalado que no "consentirá" que Santiago "se convierta en un local de ensayo para un grupillo de guerrilla urbana" y ha asegurado que al ayuntamiento "no le temblará la mano" a la hora de "volver a cerrar, si es necesario, locales donde este tipo de gente se dedica a pensar o diseñar este tipo de acciones".

REVISIÓN DE LAS LICENCIAS

Consecuentemente, el regidor compostelano ha precisado que el Ayuntamiento empleará "sus competencias" a la hora de incrementar la "vigilancia" sobre determinados locales sobre los que ya ha iniciado la inspección.

En particular, ha señalado que se vigilará que tengan los papeles y otro tipo de licencias municipales en regla para "cerrarlos" en caso de que exista "el mínimo resquicio legal". "Vamos a revisar uno a uno aquellos locales en los que entendemos que se produce la gestación de este tipo de acciones", ha sentenciado Conde Roa, al tiempo que ha advertido de que "el casco viejo de Santiago no es el caso viejo de San Sebastián, ni lo será nunca". "Van a sentir nuestro aliento en la nuca", ha sentenciado.

VIGILANCIA A "DETERMINADOS GRUPOS"

Durante su intervención, Conde Roa también ha reclamado a los responsables policiales que "extremen las cautelas" para que este tipo de situaciones "no se vuelvan a producir" y que "mantengan una constante vigilancia sobre determinados grupos que han mostrado suficientemente su violencia".

"Sabemos desde hace tiempo que hay grupos que están intentando hacer de Santiago un escenario publicitario de este tipo de actos", ha señalado Conde Roa, que, aunque ha agradecido el papel de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, ha confiado en que, tras el cambio de Gobierno en España la cooperación sea "más estrecha".

FELICITACIONES A LA POLICÍA

Conde Roa ha iniciado su intervención "agradeciendo" y "felicitando" a la Policía Nacional por el desalojo del "asalto" a la Sala Yago, así como al Juzgado de Instrucción número 2 de Santiago por la "rapidez" a la hora de "adoptar las medidas necesarias para la intervención policial".

Además, el alcalde de Santiago ha tenido palabras de agradecimiento para el delegado del Gobierno en Galicia que "ha estado en todo momento pendiente de la situación" y ha mostrado su "solidaridad" con los propietarios de los inmuebles y comercios dañados durante los incidentes de la noche.

Según ha informado Conde Roa, el Ayuntamiento de Santiago se personará en las diligencias contra los detenidos como acusación particular con el objetivo de pedir responsabilidades por los daños producidos.

Por su parte, Albino Vázquez, concejal de Seguridad de Santiago, ha visto "desproporcionada" y "vandálica" la actuación de las personas concentradas la noche del miércoles para protestar por la detención de los okupas de la Sala Yago que, según ha precisado, "demostraron cierto grado de organización" en sus actuaciones.

Entre los daños registrados, Albino Vázquez ha enumerado papeleras y contenedores quemados y volcados, cristaleras y cajeros rotos y una cabina telefónica "destrozada".