Detenidas tres personas acusadas de 27 robos en Pontevedra y Portugal

Contador
Publicado 21/11/2017 14:53:53CET

   PONTEVEDRA, 21 Nov. (EUROPA PRESS) -

   La Guardia Civil ha informado este martes de la detención de tres personas en los municipios pontevedreses de Tomiño y Salceda de Caselas como integrantes de una banda criminal dedicada al robo con fuerza en interior de casas habitadas y a la que se le atribuyen 21 robos en la provincia pontevedresa y seis más en el norte de Portugal.

   La banda, desarticulada en la Operación Catalpa, estaba asentaba en la localidad de Mos, si bien el cabecilla residía en la localidad de Valença do Miño (Portugal) y estaba huido de la justicia debido a las requisitorias judiciales que tenía en vigor.

   En una rueda de prensa celebrada en la Comandancia de Pontevedra, la subdelegada del Gobierno en la provincia, Ana María Ortiz, y el teniente coronel jefe interino de la Comandancia de la Guardia Civil, Manuel Touceda, han informado de que la investigación que llevó a estas detenciones fue tutelada por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº1 de Tui y la Fiscalía de Vigo.

   Las pesquisas se iniciaron el pasado mes de junio, tras detectarse un "importante incremento" en la comisión de robos con fuerza en el interior de viviendas en las localidades de Tomiño, Tui, O Porriño, Mos, Salceda de Caselas, y Ponteareas y en la zona lusa de Valença do Miño.

MODUS OPERANDI

   Todos los robos seguían una misma pauta de comisión. Los investigados hacían un "exhaustivo reconocimiento" de las viviendas que resultaban más idóneas para su posterior asalto.

   Según los investigadores, e fijaban, especialmente, en casas unifamiliares alejadas de núcleos de población y las seleccionaban por su aspecto exterior, confiando en que pudiera haber objetos de valor en su interior. A continuación, comprobaban si se encontraban habitadas y, en caso positivo, las horas en las que no se encontraba nadie en ellas.

   Una vez seleccionadas las viviendas, los autores accedían a su interior forzando alguna ventana o puerta, procediendo al registro íntegro del inmueble y, aunque sustraían todo tipo de objetos, se fijaban especialmente en las joyas de oro y el dinero en metálico, además de herramientas, electrodomésticos, televisores y dispositivos electrónicos.

   Una vez cometido el robo, trasladaban los efectos a sus domicilios para darles salida posteriormente a través de diversos canales; bien a través de receptadores habituales, bien directamente a través de páginas web, aplicaciones móviles y grupos de venta de redes sociales.

   De igual modo los agentes han podido comprobar cómo, en ocasiones, los autores escondían el botín en una zona boscosa próxima a la vivienda asaltada; procediendo a su recogida por parte de otros miembros del grupo en días posteriores.

ACTIVIDAD DESMEDIDA

   La Guardia Civil pudo comprobar que la actividad delictiva del grupo en las últimas fechas era "desmedida", llegando a cometer en la misma semana hasta cuatro asaltos, lo cual ha "precipitado su detención".

   Como resultado de los registros practicados en los domicilios de los detenidos fueron intervenidos multitud de efectos procedentes de los robos, muchos de los cuales han podido ser devueltos a sus titulares.

   El teniente coronel jefe interino de la Comandancia de la Guardia Civil, Manuel Touceda, ha destacado que las cinco investigaciones abiertas en las últimas semanas por la Guardia Civil de Pontevedra han permitido esclarecer un total de 140 robos con fuerza en viviendas de la provincia, con 11 personas detenidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies