Feijóo propone un pacto por el rural y no le "temblará la mano" frente a practicas ilegales del lácteo

Alberto Núñez Feijóo en el Parlamento
EUROPA PRESS
Actualizado 27/11/2012 15:48:07 CET

Apuesta por la planificación de sectores productivos como el turístico y por mantener paralizados los edificios pendientes del Gaiás

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Nov. (EUROPA PRESS) -

El jefe de filas del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, ha aprovechado su discurso de investidura para proponer "un pacto por el futuro del rural", al tiempo que ha aludido al conflicto lácteo y ha prometido que "no" le "temblará la mano" para acabar "con las prácticas ilegales o abusivas" en la cadena comercial que afectan a los ganaderos gallegos, que han emprendido una huelga de entregas de leche en la Comunidad.

Lo ha manifestado en el transcurso de una intervención que fue interrumpida, precisamente, cuando estaba formulando este compromiso y una decena de ganaderos que estaban en el hemiciclo fueron expulsados tras clamar por la crisis del sector. "Feijóo escucha, el sector está en lucha", advirtieron los ganaderos, que han lamentado que tienen que "tirar la leche" que producen. También los diputados del BNG colocaron en su escaño carteles en defensa del sector.

Por su parte, Feijóo ha prometido trabajar para "seguir dignificando" el esfuerzo de las miles de familias que viven de la producción de leche. "No nos temblará la mano para acabar con las prácticas ilegales o abusivas de la cadena comercial, ya sea con controles más estrictos o denunciando ante el Tribunal de la Competencia estas prácticas", ha garantizado, para añadir que en la mesa de negociación láctea la Xunta "está sentada y seguirá sentada siempre al lado de los productores".

Al tiempo, ha reivindicado el trabajo hecho por su Gobierno al "mejorar la comercialización" con una "marca de calidad de la leche", la apuesta por el "relevo generacional" y por el fomento de la vuelta al rural "con un 73 por ciento más de ayudas" o la búsqueda de la mejora genética "al reforzar el papel fundamental de Xenética Fontao".

En la misma línea, ha aludido a "herramientas básicas" impulsadas por el Gobierno central en el último año como el contrato homologado obligatorio, un acuerdo entre producción, industria y distribución para evitar emplear la leche como producto reclamo, la tramitación de la Ley de Transparencia de la Cadena Alimentaria y de la norma de apoyo a la integración de cooperativas, y ayudas directas a los productores --31 millones de euros, un 142% más que las de 2009--.

NUEVA LEY DE AGRICULTURA

"Señorías, el futuro del lácteo gallego es uno de los aspectos vitales para el rural gallego, pero no es el único", ha advertido el único candidato a la Presidencia de la Xunta, quien ha aprovechado su petición de confianza a la Cámara para proponer "un pacto por el futuro del rural gallego" asentado en varios instrumentos como una nueva Ley de Agricultura que "defina las distintas oportunidades del aprovechamiento agrario".

Dicho pacto estaría asentado también en la "lucha contra el minifundismo", para lo que se ha marcado el objetivo de promover una Ley de mejora de la estructura territorial agraria de Galicia, que sustituya a la Ley de Concentración Parcelaria de Galicia "para adaptarla a las necesidades del siglo XXI".

En tercer lugar, ha aludido a la necesidad de hacer "más rentable" la riqueza forestal y, tras haber aprobado en su primer mandato la primera Ley de Montes, ha manifestado su intención de echar a andar el año próximo un Programa de Ordenación Forestal, vinculado a trabajos en los montes gallegos y con el objetivo tanto de reducir el impacto de los incendios forestales como de ampliar la base territorial de las explotaciones.

Por último, ha llamado a prestar atención a la "gran materia pendiente" del sector primario gallego: el avance en la transformación y el logro de un "valor añadido" por los productos. Con tal fin, la Xunta realizará en 2013 un estudio de las necesidades industriales de Galicia en relación con la producción agropecuaria, que figurarán en un plan de industrialización del rural gallego.

CUOTAS PESQUERAS

Al margen de la planificación estructural del rural gallego, Núñez Feijóo ha apostado por seguir desarrollando también la del sector pesquero y ha prometido trabajo para "mejorar la adecuación de las cuotas" e incluso "acudiendo a los juzgados si es necesario" para derrumbar la "estabilidad relativa" que ahoga a la pesca de la comunidad "desde hace más de 20 años".

También ha reivindicado un nuevo modelo de gestión "ordenada" de los caladeros y el impulso de un decreto de comercialización, llamado a "permitir y facilitar" tanto una "mejor" venta en origen como una "mayor internacionalización" de los productos pesqueros.

Todo ello, acompañado de la planificación de la acuicultura para atraer inversiones a la Comunidad. "Empezaremos a apurar los pasos del marisqueo en el necesario camino hacia su conversión en una actividad de la acuicultura, así como para completar su proceso de profesionalización", ha manifestado.

AUTOMOCIÓN, NAVAL Y EÓLICO

En relación con otros sectores productivos, el jefe de filas del PPdeG también ha ratificado sus compromisos con el naval, el eólico y la automoción. Así, ha aludido a la fabricación de nuevos modelos de vehículos en Galicia y ha ejemplificado con el acuerdo con PSA Citroën, pero también se ha comprometido a apoyar a la industria auxiliar para la apertura de nuevas vías de negocio.

Con el naval, se ha marcado el reto de que "se consolide" el nuevo sistema fiscal del 'tax lease' y ha garantizado que, en los próximos meses, el Ejecutivo gallego buscará "completar" este paso adelante "con un pronunciamiento también favorable a la cuestión de la retroactividad" que afecta a las anteriores ayudas recibidas por el sector.

En tercer lugar se ha referido a consolidar la carga de trabajo en los astilleros privados y en Navantia que, tras siete años, "vuelve a tener pedidos efectivos sobre la mesa". También ha ratificado su apuesta por la planificación eólica y ha ejemplificado con la puesta en marcho del "mayor concurso eólico de la historia de Galicia", que "va a adelante y sigue los plazos previstos".

PARALIZACIÓN DEL GAIÁS

Por último, se ha comprometido a potenciar las mesas locales de comercio, a apostar de forma "más intensa" por el comercio electrónico y a planificar la acción turística. Así, la Xunta priorizará un nuevo plan de protección de cascos históricos y mantendrá la paralización de inversiones culturales "que deben esperar a una mejor situación económica", como en el caso de los edificios pendientes de la Cidade da Cultura.

Asimismo, el próximo Gobierno gallego también respaldará la iniciativa del Consello da Cultura Galega de dignificar el Panteón de Galicia a través de una ley surgida "del consenso" entre los grupos de la Cámara.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies