Galicia pierde casi 14.000 habitantes en 2015

Pensiones, jubilación, ancianos
EUROPA PRESS
Publicado 30/06/2016 19:07:05CET

   Murieron 12.269 personas más de las que nacieron, con un saldo exterior positivo de 163 personas, pero una migración interior negativa en 1.882

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 30 Jun. (EUROPA PRESS) -

Galicia perdió 13.988 habitantes en 2015 frente a 2014 hasta quedarse en un total de 2.734.656 residentes, según las cifras provisionales de población del Instituto Nacional de Estadística (INE), a 1 de enero de 2016, publicadas este jueves.

   Este descenso en Galicia del 0,51% de su población es más elevado que la pérdida del 0,02% de media del Estado y las sexta mayor caída porcentual entre comunidades.

   De hecho, la cifra que se pierde de residentes en el conjunto de las autonomías es de 11.142 personas, menos que toda la bajada en la Comunidad gallega, que de 13.988.

   La pérdida de población en Galicia se debe a un saldo vegetativo negativo de 12.269 personas --más muertes que nacimientos--, unido a que hubo un movimiento migratorio a otras comunidades de 1.882 residentes más de los que llegaron a la Comunidad gallega. Con todo, el saldo migratorio con el extranjero es positivo, ya que vinieron 163 personas más de las que se fueron a otros países.

   En detalle, en 2015 se produjeron 9.989 emigraciones a otros países desde Galicia, pero hubo 10.152 inmigraciones desde el extranjero a la Comunidad gallega, lo que arroja ese saldo positivo de 163 personas.

   Los 9.989 emigrantes al extranjero desde Galicia en 2015 son 850 más que las 9.139 frente a 2014, un 9,3%, si bien son 2.311 menos que las 12.300 que se llegaron a alcanzar en 2013.

   En contraposición, los 10.152 inmigrantes llegados a Galicia procedentes del extranjero en 2015 son 1.332 más que los 8.820 que entraron a la Comunidad gallega (+15,1%).

MÁS GALLEGOS SE MARCHAN A OTRAS COMUNIDADES DE LOS QUE LLEGAN

   En lo tocante a la migración interior, en 2015 hubo 14.946 personas residentes en Galicia que se marcharon a otras autonomías, frente a las 13.063 personas que llegaron a territorio gallego procedente de otras regiones.

   Esos 14.946 migrantes a otras comunidades desde Galicia en 2015 son 221 más que los 14.725 de 2014 (+1,5%). Asimismo, las 13.063 personas que vinieron a la Comunidad gallega desde otras autonomías son 289 más que en 2014. (+2,3%).

DATOS ESTATALES

   La inmigración aumentó un 12,5 por ciento el año pasado, cuando por primera vez desde 2010, llegaron a España más extranjeros de los que se marcharon arrojando un balance positivo de 38.317 nuevos habitantes, un 169% más que en 2014. La salida de españoles continuó: cerca de 99.000 nacionales abandonaron el país en 2015, un 23% más que un año antes.

   Así se desprende de las cifras provisionales de población del Instituto Nacional de Estadística, según las cuales a 1 de enero de 2016 España contaba con 46.438.442 habitantes, 11.142 menos que un año antes. En términos relativos, la caída fue del 0,02% frente al 0,13% de caída registrado en 2014 o el 0,46% de 2013, por lo que "se desacelera" la reducción poblacional.

   En términos generales, la mayor reducción se produjo en el grupo de 20 a 39 años, con 389.662 jóvenes menos, y entre los menores de 10 años, con 63.286 niños menos que un año antes. También cayó en los mayores entre 65 y 69 años, con 9.129 personas menos.

   Aunque en general la población se redujo, la de españoles aumentó en 24.313 personas por el proceso de nacionalidad española al que se acogieron 114.207 foráneos. Los extranjeros, por su parte, menguaron un 0,8 por ciento y contaban a 1 de enero de 2016 con 4.418.898 personas, 35.456 menos que un año antes.

   El INE atribuye a esta caída que en 2015 murieron 2.753 personas más de las que nacieron y se marcharon 8.389 personas más de las que llegaron: se registraron 343.614 inmigraciones desde el extranjero y 352.003 emigraciones a otros países.

   Con todo, se produjo un aumento del 12,5 por ciento en la inmigración, mientras las emigraciones cayeron un 12,1 por ciento. Este saldo migratorio fue positivo en Madrid, Canarias, Baleares, Galicia y Ceuya y negativo en el resto del país. No obstante, son Baleares, Madrid, Canarias, Murcia, Navarra y Cataluña las únicas autonomías que vieron crecer su población en 2015.

LLEGAN UN 10,2% MÁS DE EXTRANJEROS

   En total, llegaron 291.387 extranjeros el año pasado, un 10,2% más que en 2014, frente a los 253.069 que se marcharon, un 20,9% menos. Dejaron así el primer saldo positivo desde el año 2010, con 38.317 nuevos inmigrantes, un 169% más que al cierre de 2014.

   Entre las 20 nacionales con mayor flujo migratorio, Italia (9.131) y Venezuela (7.992) presentaron los mayores saldos positivos, con más inmigrantes que emigrantes, y Ucrania el mayor incremento porcentual, con una subida del 35,5%.

   Las principales nacionalidades de los inmigrantes el año pasado fueron no obstante la rumana (28.889 recién llegados, aunque 16.043 personas más se marcharon), la marroquí (23.960) y la italiana (18.574).

   De los 253.069 extranjeros que se marcharon, principalmente población masculina entre 20 y 49 años de edad, los grupos más amplios eran de rumanos (44.943) y de marroquíes (26.072), las dos nacionalidades más numerosas en el país.

   En los 15 países de nacionalidad de los inmigrantes y a excepción de Pakistán, que registró una subida del 0,5%, bajaron las llegadas desde España, con mayor intensidad en Ecuador (-0,62%), Bolivia (-58,2%) y Paraguay (-56,3%).

SUBE LA EMIGRACIÓN DE ESPAÑOLES UN 23%

   En cuanto a los españoles, el flujo también aumentó. El año pasado se marcharon 98.934, un 23% más que en 2014, de los que 64.136 habían nacido en España. Mientras, regresaron al país 52.227 nacionales, un 27,5% más que en el año anterior, de los que en torno a la mitad habían nacido en otros países. Al final quedó un saldo negativo de 46.707 personas, el más elevado desde al menos 2010.

   El INE detalla que de estos españoles llegados o retornados al país, un 51,3% eran hombres y en su mayoría, procedían de Venezuela (7.591), Francia (4.760) y Reino Unido (3.522).

   Por contra, los principales receptores de emigración española fueron Reino Unido, Francia, Alemania, Estados Unidos y Ecuador, lugar al que se dirigía fundamentalmente población nacionalizada y nacidos en España menores de 15 años. En general, la emigración de españoles se concentró en los grupos de 25 a 44 años.

   El INE recoge por otra parte los movimientos migratorios dentro del territorio nacional y señala que Madrid, Canarias y Baleares presentaron los saldos positivos más elevados de todas las comunidades autónomas, mientras Castilla-La Mancha, Castilla y León y Andalucía vieron a más ciudadanos marcharse que llegar desde otros territorios.

LA NACIONALIZACIÓN CAE UN 44%

   La estadística de población y migraciones ofrece además un apartado sobre adquisición de nacionalidad española que revela que en 2015, la obtuvieron un total de 114.207 extranjeros residentes en España, un 44,5% menos que en 2014. El 70,1% obtuvo la nacionalidad cumpliendo requisitos de residencia y el grupo más numeroso tenía entre 35 y 39 años.

   Las nacionalidades de origen más frecuentes fueron la marroquí (24.247), ecuatoriana (13.931), colombiana (11.872), boliviana (11.165) y dominicana (8.150), aunque constan asimismo 6.952 peruanos de origen nacionalizados, junto a cubanos (3.070), argentinos (3.055) pakistaníes (2.793), venezolanos (2.326) y brasileños (2.274), entre otros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies