Galicia y Portugal se unen para crear un clúster de biotecnología

Presentación del clúster de biotecnología Galicia-Norte de Portugal
EUROPA PRESS
Actualizado 13/12/2017 14:17:11 CET

El objetivo para el período 2018-2021 es modernizar las empresas biotech y dar un salto de escala que les permita acceder a mercados exteriores

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

Universidades, centros tecnológicos y asociaciones empresariales de Galicia y el norte de Portugal se han unido para crear un clúster de biotecnología que contribuirá a fortalecer la unión entre ambas regiones y a hacerlas "más visibles" en el contexto internacional.

En esta iniciativa, presentada este miércoles en Santiago, participan como socios la Universidad de Santiago de Compostela (USC), la Universidade do Minho, el clúster tecnológico empresarial de las Ciencias de la Vida de Galicia (Bioga), la oficina de innovación BIC Minho, el consorcio Zona Franca de Vigo y la asociación portuguesa de empresas de bioindustria (P-Bio).

Al amparo de un programa europeo, como ha explicado el director general de BIC Minho, Nuno Gomes, el proyecto estará operativo a partir de 2018 y tendrá una vigencia de tres años.

En ese marco temporal, el clúster recién creado aspira, entre otros retos, a reunir a un centenar de empresas como socias, a asesorar a 220 compañías de biotecnología y emprendedores con perfil tecnológico, a formar a otros 100 en fórmulas de financiación y líneas de negocio y a acompañar a 80 firmas a ambos lados de la frontera en sus procesos de internacionalización.

Otras iniciativas que se pondrán en marcha pasan por la elaboración de un programa para la incorporación de 'managers' a tiempo parcial, por la organización y la participación en misiones comerciales y encuentros con inversores y por la asistencia a ferias internacionales.

"UN GRAN POLO DE EXCELENCIA"

En la presentación de este clúster de biotecnología luso-gallega, Nuno Gomes y la vicerrectora de Investigación e Innovación de la USC, Isabel Rodríguez-Moldes, han coincidido al desear que se convierta en "un gran polo de excelencia".

Y si el director general de BIC Minho ha señalado la importancia de la biotecnología en la creación de riqueza y empleo, Rodríguez-Moldes ha apuntado cómo puede "repercutir" tanto en la calidad de vida de las personas como en el medio ambiente.

APORTACIÓN DE LOS SOCIOS

Dividido en seis bloques de actuación, el clúster busca modernizar las empresas del sector de la biotecnología a ambos lados de la 'raia', aumentar su financiación para dar un salto de escala y acceder a mercados exteriores.

Para ello, se constituirá un 'hub' biotecnológico con sede en Nigrán (Pontevedra), como ha apuntado Natalia Alvariño, de Zona Franca de Vigo; mientras Bioga, en palabras de Loli Pereiro, tendrá un papel relevante en la elaboración del plan director dada su "experiencia" de colaboración con "agentes biotech" del norte de Portugal.

Mientras tanto, BIC Minho se encargará del acompañamiento a las empresas; y las universidades, como han indicado José Luis Villaverde (USC) y José Gonçalves (Universidade do Minho), se centrarán en la transferencia de conocimiento.