Investigadores constatan la identidad genética original de una comunidad menonita

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Investigadores constatan la identidad genética original de una comunidad menonita

Antonio Salas, de la UNidad de Genética de la USC.
USC
Publicado 08/11/2016 12:27:47CET

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 8 Nov. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo de la Unidad de Genética de la Universidade de Santiago (USC) ha constatado la identidad genética original de los integrantes de una comunidad menonita argentina a través del análisis de su genoma.

   Según ha informado la USC, el trabajo de este equipo de investigadores ha constatado que menonitas de Argentina conservan su identidad genética original, de cinco siglos de antigüedad.

   La USC ha resaltado que algo más de 2,1 millones de personas en todo el mundo conforman la comunidad menonita, en España, casi 400 personas, "una rama de la iglesia cristiana que deriva del movimiento anabaptista y que, en su vertiente más conservadora, reivindica el papel central de la Biblia como guía y el aislamiento como vía para mantenerse alejados de todo aquello que pudieran considerar pecado, en su acepción bíblica", ha explicado.

   Con sus orígenes en el siglo XVI en Europa central y Holanda en la época de la reforma protestante, la comunidad menonita se escindió de la amish a finales del siglo XVII, momento a partir del que se inició "un intenso y constante ciclo de movimientos migratorios que llevarán a esta comunidad hacia Ucrania, así como Canadá, Estados Unidos o América del Sur", ha recordado la USC.

   Investigadores de la Unidad de Genética de la Universidade de Santiago "acaban de corroborar por vez primera la incidencia de esta filosofía de aislamiento a través de un análisis genómico que publica 'Scientific Reports, del grupo Nature", según ha indicado la institución.

   El trabajo concluye que la comunidad menonita ubicada en Argentina, concretamente en la congregación de 'La Nueva Esperanza', "conserva su identidad genética original, que se remonta a más de 500 años en el centro de Europa".

   La constatación la ha logrado un equipo que lidera el genetista Antonio Sala Ellacuriaga y el grupo del profesor Federico Martinón Torres, jefe del Servicio de Pediatría del Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), y en el que también participa Jacobo Pardo-Seco, todos ellos vinculados al Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago (IDIS), en colaboración con el Laboratorio Pricai de Buenos Aires que lidera Ulises Toscanini, colaborador habitual del grupo compostelano.

GENOTIPADO MASIVO

   Para este estudio, según ha manifestado la USC, se ha realizado un genotipado masivo de marcadores genéticos distribuido a lo largo de todo el genoma. En concreto, se realizaron 600.000 marcadores en menonitas que participaron voluntariamente en el estudio.

   Los marcadores se analizaron junto con información genética obtenida a partir de miles de individuos cuyos perfiles genéticos son accesibles en grandes reservorios públicos como el proyecto '1000 Genomas', según ha concretado la USC.

   En conjunto, el desarrollo del trabajo exige, según destaca la USC, "un enorme esfuerzo computacional y de análisis de datos, lo que requiere, por ejemplo, el uso de supercomputadores como los que aporta el Centro de Supercomputación de Galicia". Según ha apuntado Antonio Salas, "son recursos fundamentales para quien trabaja en el mundo de la genómica, ya que sin ellos, sería imposible manejar semejante cantidad de datos".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies