Manifestación en Santiago el 10 de junio contra la "amenaza real" de la mina de Touro

Convocan una manifestación contra la reapertura de la mina de Touro-O Pino
EUROPA PRESS
Actualizado 22/05/2018 14:46:13 CET

   La plataforma vecinal, la de la ría de Arousa y el sector pesquero unen fuerzas ante la sospecha de que la decisión "se tomará en agosto"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 May. (EUROPA PRESS) -

   Varios colectivos que rechazan la reapertura de la mina de cobre en Touro y O Pino (A Coruña) han convocado una manifestación para el próximo domingo 10 de junio en Santiago en la que llaman a participar a ciudadanos de toda la comunidad, ya que, según advierten, este proyecto supone una "amenaza real" y no solo para esos ayuntamientos y la comarca, sino "para toda Galicia".

   Bajo el lema 'No queremos una herencia envenenada', la marcha saldrá a las 12,00 horas de la Alameda compostelana. La Plataforma vecinal mina de Touro-O Pino Non y la Plataforma en Defensa da Ría de Arousa aspiran a "llenar" la plaza del Obradoiro como fórmula para "presionar" con sus "argumentaciones" y que la Xunta no autorice la iniciativa que promueven las empresas Atalaya Mining (de capital foráneo) y Explotaciones Gallegas.

   Y es que, de hecho, el portavoz de la plataforma que defiende la ría de Arousa, Xaquín Rubido, ha expresado sus sospechas de que la decisión sobre la petición de las compañías se conocerá durante el próximo mes de agosto, cuestionando así la transparencia con la que actúa el actual Gobierno gallego.

   Por parte de la plataforma vecinal, Aida Suárez ha invitado a los gallegos a que "salgan" a las calles santiaguesas junto a ellos para mostrar el rechazo a una mina que "afecta a la vida de toda Galicia" y para exigir "que se restauren los daños 30 años después" de que este espacio ya fuera explotado.

   Por su parte, el patrón mayor de A Illa de Arousa, Juan José Rial, ha avisado de que este proyecto "pone en peligro toda la actividad socioeconómica que hay en la pesca y en la agricultura".

"CONTAMINACIÓN CRÓNICA"

   Al respecto, Rubido ha llamado la atención sobre que la mina de Touro "no es una mina cualquiera", sino una "megamina" que "drena todos sus contaminantes hacia el río Ulla", puesto que está "en el tramo medio".

   "En un día llega (a la ría) tanto la contaminación crónica como la contaminación que se puede producir por rotura o fisura de las grandes balsas (de lodos)", ha expuesto, tras explicar los cálculos por los que estima la velocidad del río, con base en su caudal medio.

   A su juicio, la amenaza es "real" y "posiblemente catastrófica", ya que "en ningún caso se van a poder pagar los daños", que son "irreparables e irreversibles".

   Los gobernantes gallegos y en concreto el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "si lo aprueban", demostrarán, en su opinión, que no tienen "ni el corazón ni la cabeza" en Galicia "ni en los gallegos".

   Puesto que se trata de una decisión "política", este portavoz ha instado a los dirigentes a considerar que con este proyecto "se enfrentan dos modelos productivos", uno "sostenible" y otro "expoliador", que "deja destrucción" y que, de hecho, desde su punto de vista, acabará con puestos de trabajo.

   En la actualidad, según ha apuntado, "parece ser que ya están listos" los informes y "quedaría" el estudio de impacto ambiental, por lo que ha señalado a agosto como el eventual mes en el que se conocerá la resolución.

"REPARTIENDO DINERO"

   Por otra parte, Xaquín Rubido ha asegurado que la compañía que impulsa el proyecto "está repartiendo dinero". "Sabemos por trabajadores que hay pagos para intentar que las opiniones de la plataforma vecinal y de la plataforma en defensa de la ría tengan (menos) visibilidad social", ha afirmado.

   También se ha referido a "presiones por arriba", y ha denunciado que "la consellería parecía la mina", por el departamento que dirige Francisco Conde (Economía, Emprego e Industria) y reuniones que mantuvo con representantes de asociaciones en contra de la mina. "Esa posición habla de falta de neutralidad", ha criticado.

   Así, ha incidido en que "hay intereses" y en que "los síntomas son preocupantes", antes de preguntarse por "qué es lo que hay detrás". "Pedimos luz y taquígrafos", ha resuelto.

   Con un sentimiento de "abandono" por parte de la Administración, este portavoz ha esperado la participación de alcaldes de la zona en la marcha, aunque los de O Pino y Touro están "a favor claramente del proyecto minero", según han indicado integrantes de la plataforma vecinal.

   Por último, ha acusado de "negligencia" a la Xunta y denunciado que la intención de la empresa es "coger el cobre e irse y dejar la mierda", en alusión a los "metales pesados".

Contador