La papelera de la casa de Teo contenía un pañuelo “humedecido”

Juicio sobre la muerte de Asunta.
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 06/10/2015 12:08:57 CET

Relata que la detención de la madre de la niña se produjo después de advertir que había "mentido" sobre haber ido sola a Montouto

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -  

   El agente de la Guardia Civil que preguntó a Rosario Porto por el contenido de una papelera en la casa de Montouto, en Teo (A Coruña), donde los investigadores sitúan el crimen de Asunta Basterra, identificó en su interior un pañuelo que le pareció, por su "impresión visual", que estaba "ligeramente humedecido".

   "Aparentemente no se ve seco, seco, seco ese papel; se ve ligeramente humedecido", ha señalado a las preguntas del fiscal Jorge Fernández de Aránguiz, al inicio de la segunda jornada del juicio dedicada a interrogar a testigos citados por las partes.

   La semana pasada, tras la constitución del jurado popular, compuesto por nueve personas, declararon los padres de Asunta, Rosario Porto y Alfonso Basterra, acusados del asesinato de la niña.

   En el relato de los hechos este martes, el agente ha recordado que, durante la primera visita a Montouto con ambos, Porto indicó que tenía que ir a orinar, algo que "finalmente" no hizo, puesto que por el camino se topó con una papelera de mimbre.

UNA MASCARILLA, PAPELES Y UNA CUERDA

   El guardia civil que fue tras ella, "instintivamente", según ha relatado, la cogió y le preguntó por su contenido, una mascarilla, un "amasijo de papeles" y  "una cuerda anaranjada color brillante similar, prácticamente idéntica, a la que" acababa de ver hacía "dos, tres horas" en la pista forestal donde fue hallado el cadáver de la menor.

   Según ha narrado este funcionario, la madre adoptiva de Asunta respondió que la mascarilla la utilizaba para prevenir la "alergia" a los "ácaros" cuando ventilaba la casa, mientras que los papeles los atribuyó al sonado de la niña en verano.

   Sin embargo, el agente observó, ha dicho, "un papel impregnado de un fluido" y cuya "apariencia" no era de hacía dos meses, "sino reciente".

   Al respecto de la cuerda, Porto no le ofreció ninguna explicación, sino que "el que contesta", ha apuntado el guardia civil, fue Alfonso Basterra, que dijo que respondían a labores de jardinería en la finca. Ella, en este punto, se puso "nerviosa" y dio "amplios paseos" por el pasillo de la vivienda.

   Sobre este extremo, en el turno del abogado de Porto, José Luis Gutiérrez Aranguren, este ha tratado de poner de manifiesto dos supuestas contradicciones del agente, al que ha interrogado sobre si "paró" a su defendida al localizar la presencia de esa papelera o si simplemente le dijo que "se parase", y acerca de si le preguntó por la papelera o por el contenido de la misma.

SIN ZAPATILLAS

   Este guardia civil, primero en declarar esta jornada, analizó el entorno en el que se halló el cuerpo de Asunta e instruyó el atestado. En el recuerdo de los primeros movimientos el día de los hechos, ha señalado que el juez les pidió colaboración y, en consecuencia, se entrevistaron con los policías nacionales que atendieron a los padres en el momento en que estos denunciaron su desaparición.

   Así, en el domicilio de Doutor Teixeiro, en el que Asunta vivía con su madre, un policía le comunicó a este agente que le habían llamado la atención dos cuestiones: que el cadáver de la niña estaba "descalzo" y que había unas "zapatillas blancas" a la entrada de esta casa, así como el episodio de julio en el que un hombre, supuestamente, atacó a la menor en el piso.

"DETERMINAMOS QUE NOS HA MENTIDO"

   De acuerdo con su versión, la madre mantuvo desde un principio que había ido sola a la casa de Teo, pero "analizando imágenes" de las cámaras de distintos establecimientos próximos a la vivienda de Porto y Basterra, se determinó que esta había "mentido".

   "Tomando como referencia el estado de nerviosismo que supuso el hallazgo de la cuerda en Teo y el episodio de los polvos blancos que le había dado su madre --según una profesora-- determina que se detenga a Rosario Porto", ha afirmado el agente. La abogada de Basterra, por su parte, ha cuestionado que se realizase una detención "preventiva".

LOS POLVOS BLANCOS

   La detención de Porto sucedió, según ha señalado este testigo, después de que profesoras de Asunta, con "cierto sentimiento de culpa", acudiesen a revelar que un día en julio la niña había asistido a clase "muy mareada" y se había quejado de que llevaba "dos días durmiendo" porque "su madre" le estaba dando unos "polvos blancos".

   Mientras, la de Alfonso se produjo después de trasladarles el juez los resultados del informe toxicológico del cuerpo de Asunta, que detecta "alta concentración", en niveles "tóxicos", de lorazepam, princpio activo del medicamento que estaba tomando Rosario --orfidal--.

   Ya que fue localizado también en el "contenido gástrico" del cadáver, debía haberse consumido o en la comida, que hizo con sus padres, o en las horas siguientes. Y, de acuerdo con el relato de Porto y Basterra, ellos fueron "las únicas personas" que estuvieron con ella en esos momentos.

POSIBLE ACCIDENTE DE TRÁFICO

   Entre otras cuestiones, el abogado de Porto ha preguntado por el hecho de que, en un primer momento, en la alerta del hallazgo del cadáver en la pista forestal, se pensó que podía deberse a "un posible accidente de tráfico".

   Al respecto, la defensa de la madre de la niña ha preguntado por la limpieza exterior del vehículo en el que se desplazaban las dos personas que encontraron el cuerpo de la niña. Pero, para el guardia civil, era la propia "de una persona que cuida" su coche.

"UNA NIÑA SANA"

   Previamente, preguntado por el letrado de la acusación popular, Ricardo Pérez Lama --de la asociación Clara Campoamor--, el agente ha referido que, por lo que les comunicaron las profesoras, Asunta era "una niña sana".

   Lo que les llegó fue "la voz de Asunta" a través de esa profesora, que dijo que ella había alertado de que la madre le daba "unos polvos blancos". Luego tuvieron conocimiento de las "compras" de orfidal que había hecho Basterra.

"POCO RESPETUOSO"

   Entre otros aspectos, este guardia civil ha sido cuestionado por las distintas partes por el semen que se halló en la camiseta de la niña y por el tique correspondiente a la compra de unos tenis por parte de la testigo que este lunes aseguró haber visto a Basterra con la niña en la tarde de los hechos --él afirma que no salió de su casa--.

   En concreto al respecto del primero, Aranguren ha sido advertido por el presidente del tribunal, Jorge Cid, al aludir en repetidas ocasiones --como en sesiones anteriores-- al "hombre del semen". "Me parece poco respetuoso", le ha avisado.

"SIN LUZ NO SE VE"

   Por su parte, la abogada de Basterra, Belén Hospido, ha querido conocer las gestiones de los investigadores en relación con quién pudo dejar el cadáver en la pista forestal de Teo, así como sus indagaciones acerca de un posible movimiento en la colocación del cuerpo de la niña.

   "¿No le pareció importante examinar ese vehículo -el de los hombres que dieron con Asunta-- con detenimiento?", le ha inquirido, además de reseñar al vecino que asegura que en su último paseo por la pista no vio el cadáver.

   "Mis compañeros me relatan que el cuerpo de la víctima sin luz no se ve", ha apuntado el agente, que, anteriormente, dijo que quienes localizaron el cuerpo iban en un turismo con "luces potentes" y un alumbrado "eficaz".

"APESADUMBRADO" ÉL, "DESCREÍDA" ELLA

   Hospido también ha demandado concreción a "expresiones con las que parece que quieren decir algo" los agentes, al haber definido este guardia civil como "compungida" la reacción de Basterra al saber del cadáver localizado en Teo.

   "Él desde un primer momento se mostró más apesadumbrado", ha subrayado, después de describir la respuesta de ella como "descreída". "Decía 'no es mi hija, no es Asunta, no puede ser", ha rememorado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies