El paro sube en 4.400 personas y Galicia destruye 5.600 empleos en el primer trimestre

Actualizado 26/04/2018 11:11:50 CET

   La tasa de desempleo se incrementa en casi cuatro décimas y se sitúa en el 15,08%, 1,66 puntos inferior a la del conjunto estatal

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 26 (EUROPA PRESS)

   El paro subió en 4.400 personas en el primer trimestre del año en Galicia, lo que supone un 2,41% más que en el trimestre anterior, hasta situar el total de desempleados en 186.500, según la encuesta de población activa (EPA) que publica este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

   De este modo, el desempleo creció tres veces más que la media, donde el alza porcentual fue del 0,78%, y fue el séptimo mayor repunte por comunidades, tras Baleares, Navarra, Murcia, Extremadura, Castilla-La Mancha y Asturias.

   Mientras, el número de ocupados alcanzó en la comunidad gallega el 1.050.100, tras reducirse en 5.600 (-0,53%, una variación que en términos relativos se asemeja a la de la media, que fue del -0,65%).

   En términos interanuales, el paro en Galicia bajó en 30.600 en el primer trimestre (-14,1%), mientras que la ocupación aumentó en 16.500 personas (+1,59%).

   De esta forma, la tasa de paro repuntó casi cuatro décimas (desde el 14,71%) y se sitúa en el 15,08%, con todo 1,66 puntos inferior a la del conjunto estatal, donde está en el 16,74%. Es algo mayor en mujeres (15,97%) que en hombres (14,25%).

   La tasa de actividad gallega asciende al 52,97%, por encima del 58,46% de media, y se diferencia entre el 57,25% en hombres y el 49,04% en mujeres.

BAJAN LOS ACTIVOS Y LA POBLACIÓN DE MÁS DE 16

   Además, de acuerdo con la EPA, la cifra de activos en la comunidad autónoma disminuyó en 1.300 personas (-0,1%) respecto al anterior trimestre y dejó el total en 1.236.600 personas. Son también 14.100 menos que en el mismo periodo del año anterior, lo que representa un descenso del 1,13%.

   La población de 16 años y más en Galicia también cae, en 1.600 personas respecto al cuarto trimestre de 2017 (-0,07%) y en 12.500 personas (-0,53%) en 12 meses, hasta 2.334.800.

CONJUNTO ESTATAL

   En el conjunto estatal, el paro subió en 29.400 personas en el primer trimestre del año, lo que supone un 0,8% más que en el trimestre anterior, hasta situarse el total en 3.796.100 desempleados.

   La tasa de paro se incrementó dos décimas, hasta el 16,74%, mientras que la tasa de actividad bajó tres décimas, hasta el 58,46%, tras reducirse el número de activos en 94.700 personas entre enero y marzo (-0,4%), su mayor descenso en un primer trimestre desde el ejercicio 2015.

   La subida del desempleo registrada en el primer trimestre es la más elevada para este periodo desde el año 2013, cuando el desempleo subió en más de 257.200 personas. En los primeros trimestres de 2016 y 2017 se registraron incrementos del desempleo de 11.900 y 17.200 personas, respectivamente, mientras que en 2014 y 2015 hubo descensos de 2.300 y 13.100 parados.

   Entre enero y marzo de este año se destruyeron 124.100 empleos, un 0,6% respecto al trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 18.874.200 personas. Este recorte de puestos de trabajo es el más elevado en un primer trimestre desde 2014, cuando desaparecieron 184.600 empleos.

   No obstante, en términos desestacionalizados, la ocupación registró un aumento del 0,46% respecto al trimestre anterior, mientras que el desempleo se redujo un 2,97%.

   En el último año, el paro acumula un descenso de 458.900 desempleados, lo que supone un 10,8% menos que en el primer trimestre de 2017. En cuanto a la ocupación, se han creado 435.900 puestos en los últimos doce meses, a un ritmo interanual del 2,36%.

SE DESTRUYE SÓLO EMPLEO PRIVADO

   La destrucción de empleo registrada en los tres primeros meses del año se concentró en el sector privado, que perdió 155.200 empleos (-1%), ya que el sector público generó 31.000 puestos de trabajo, un 1% más respecto al trimestre anterior. En el último año se han creado 304.000 empleos en el sector privado (+2%) y 131.900 en el público (+4,4%).

   En el primer trimestre se destruyeron 90.300 puestos de trabajo ocupados por españoles (-0,5%) y 33.900 empleos ocupados por extranjeros (-1,6%).

   Por su parte, el número de activos se redujo en 94.700 personas hasta marzo, un 0,4% respecto al trimestre anterior, con lo que la población activa en España quedó constituida por 22.670.300 personas, de las que 18,8 millones estaban ocupadas y casi 3,8 millones en paro.

   En el último año, el volumen de activos ha disminuido en 23.000 personas (-0,1%), situándose la tasa de actividad en el 58,46%, tres décimas menos que en el último trimestre de 2017.

EL PARO MASCULINO SUBE EL DOBLE QUE EL FEMENINO

   Entre enero y marzo, el paro masculino subió el doble que el femenino, con 20.100 varones más en paro (+1,1%), frente a un incremento de 9.300 mujeres desempleadas (+0,5%). Con estos datos, tanto la tasa de paro masculina como la femenina repuntaron dos décimas, hasta el 15,18% y el 18,54%, respectivamente.

   Desagregando los datos por nacionalidades, el paro de los españoles aumentó en el primer trimestre en 13.900 personas (+0,4%), en tanto que los extranjeros en situación de desempleo subieron en 15.500 (+2,3%). La tasa de paro de los españoles se situó así en el 15,7%, una décima más que en el trimestre anterior, mientras que la de los extranjeros aumentó siete décimas, hasta rozar el 24,3%.

   Al contrario de lo ocurrido con el desempleo, la destrucción de empleo registrada en el primer trimestre fue mayor entre las mujeres. Así, mientras que los hombres perdieron 55.200 puestos de trabajo entre enero y marzo (-0,5%), la ocupación femenina se redujo en 69.000 personas (-0,8%).

   La caída de la actividad se dejó sentir también algo más entre las mujeres. Al finalizar marzo, había 59.600 mujeres menos que en el trimestre anterior en disposición de trabajar (-0,5%), con lo que la tasa de actividad femenina se situó en el 52,9%, casi cuatro décimas menos que en el trimestre anterior. Entre los hombres, la actividad bajó en 35.100 personas en los tres primeros meses, un 0,3%, hasta situarse su tasa en el 64,3%, casi tres décimas menos que a cierre de 2017.

SERVICIOS CONCENTRA LA DESTRUCCIÓN DE EMPLEO Y LA SUBIDA DEL PARO

   Por sectores, el desempleo sólo bajó entre los parados de larga duración (más de un año en el paro) y en el colectivo de quienes buscan su primer empleo. En concreto, el paro de larga duración se redujo en 37.400 personas respecto al trimestre anterior (-2,3%), en tanto que los que buscan su primer empleo recortaron su número de parados en 46.900 personas (-11,7%).

   En sentido contrario, donde más subió el paro en valores absolutos fue en los servicios, con 91.300 parados más que en el trimestre anterior (+7,4%), seguido de la industria, con 8.600 parados más (+4,9%); de la agricultura, que sumó 7.600 (+3,8%), y de la construcción, con 6.300 más (+4,2%).

   Por su parte, la destrucción de empleo afectó a los servicios y a la industria. El mayor recorte se lo anotaron los servicios, que perdieron 110.500 puestos de trabajo hasta marzo (-0,7%), mientras que la industria destruyó 34.900 ocupaciones (-1,3%). Por el contrario, la agricultura generó 13.100 empleos en el trimestre (+1,6%) y la construcción creó 8.200 puestos de trabajo (+0,7%).

SE DESTRUYE MÁS EMPLEO TEMPORAL QUE FIJO

   En el primer trimestre, el número de asalariados bajó en 130.300 personas (-0,8%) tras reducirse los asalariados con contrato indefinido en 1.400 personas (-0,01%) y disminuir los temporales en 128.900 personas (-3%). La tasa de temporalidad retrocedió así seis décimas, hasta el 26,1%. En el último año los asalariados fijos han aumentado en 278.500 (+2,4%) y los temporales en 173.000 (+4,4%).

   Todo el empleo destruido fue a tiempo completo (-133.100), un 0,8% menos, frente a la creación de 8.900 empleos a tiempo parcial (+0,3%). Por su parte, los trabajadores por cuenta propia aumentaron hasta marzo en 5.900 personas (+0,2%), lo que situó el número total de autónomos en 3.075.800 personas.