La patronal gallega sitúa en el 18% el seguimiento y cree el paro "inoportuno" y que "aproxima España a Grecia"

 

La patronal gallega sitúa en el 18% el seguimiento y cree el paro "inoportuno" y que "aproxima España a Grecia"

Actualizado 14/11/2012 20:48:55 CET

La Federación Galega do Comercio señala la actividad "volvió a la normalidad" en la jornada de la tarde

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) ha situado el seguimiento de la huelga en el 18 por ciento, teniendo una incidencia "menor" en la actividad empresarial con respecto a la registrada en anteriores convocatorias. Además, la patronal gallega ha calificado la convocatoria de "inoportuna" e "innecesaria", y ha advertido de que esta convocatoria "aproxima a España a países como Grecia antes que a otros referentes europeos".

De esta manera, ha señalado que la situación ante esta huelga general es de "práctica normalidad", aunque la incidencia es "desigual" en función de los sectores y la ubicación geográfica. Asimismo ha denunciado que se han registrado "numerosas acciones de presión que han entorpecido el derecho de trabajadores y empresarios a acudir a sus puestos".

Según ha indicado la patronal gallega en un comunicado, a pesar de que esta huelga se ha convocado como medida de presión política contra el Gobierno por las medidas adoptadas en los últimos meses, la CEG lamenta que buena parte de las consecuencias de la protesta "repercutirán sobre una actividad empresarial que atraviesa momentos especialmente complicados".

Por otro lado, la CEG denuncia la "presión ejercida" por los piquetes informativos que "han obstaculizado, con especial insistencia en el primer tramo del día, el derecho de los trabajadores y empresarios a acudir a sus puestos de trabajo".

La patronal ha asegurado que "de no producirse" acciones de presión, la "actividad hubiese sido, sin ningún tipo de matiz, la propia de un día de trabajo". Por ello, ha lamentado que la participación en la huelga "se fundamente en este tipo de actuaciones, totalmente alejadas del comportamiento que se debe exigir a agentes sociales".

POR PROVINCIAS

Las confederaciones provinciales de A Coruña y Pontevedra cifran el seguimiento en un 20 y un 30 por ciento, respectivamente. La jornada de protesta registró una incidencia mayor en los principales núcleos urbanos de A Coruña, Ferrol, Santiago, y de forma muy significativa en Vigo, donde la inactividad ha sido más acusad. Fuera de ellas, ha convocatoria ha sido sensiblemente menor.

Por su parte, en Lugo y Ourense la incidencia es "mínima" según la patronal gallega, que la sitúa en el 10 por ciento en la primera de ellas y en un 12 por ciento en la segunda. El seguimiento fue más destacado en sus respectivas capitales, concentrado en los polígonos empresariales.

Los empresarios ourensanos han explicado que las mayores incidencias se produjeron con la "paralización" de empresas representativas como CIE Galfor y Faurecia, de la industria auxiliar del automóvil; junto con T-Solar e Hispaplasti.

En esta provincia, según han señalado, el seguimiento medio de la huelga en al Tecnópole ha estado por debajo del 10 por ciento, mientras que las obras del AVE han seguido "su ritmo normal".

REPERCUSIÓN POR SECTORES

Por sectores, la patronal dice que el industrial es el que ha registrado "mayores dificultades" como consecuencia de la huelga. Así, las empresas de la automoción han visto paralizada su actividad, en muchos casos debido a la falta de suministros.

La incidencia fue superior a la media en el metal y la extracción del granito, mientras que el resto ha trabajado "a ritmo absolutamente normal". Tras la dispersión de los piquetes, "activos a primera hora de la mañana", los principales polígonos registraron "momentos de tranquilidad".

Según la Asociación de Industriales Metalúrgicos de Galicia (Asime), en la provincia de Pontevedra se apreció --por la mañana-- un "seguimiento importante" a la huelga, con niveles de actividad "bajos" en los polígonos de Valladares, O Caramuxo y la zona de Bouzas, en Vigo.

Lo mismo ocurrió, según esta asociación, en la comarca de Arousa, en las zonas de Marín y Pontevedra y en los polígonos industriales de A Granxa y As Gándaras de Porriño. En el área de Tui, ha denunciado, "varias empresas no abrieron sus puertas debido a las importantes presiones recibidas con anterioridad".

Así, en el conjunto de la provincia de Pontevedra, Asime fijó --por la mañana-- la actividad en torno al 20 por ciento, lo que supone el más alto seguimiento de las cuatro provincias gallegas. En A Coruña, esta asociación situó el seguimiento en el 70 por ciento, al contabilizar una actividad del 30 por ciento.

En este sentido, indicó que se han producido "diversos incidentes" provocados por cortes de tráfico en la comarca de Ferrol en los accesos a los polígonos de A Gándara y As Lagoas. También se ha apreciado una "baja actividad" en Arteixo y A Grela; mientras que se detectó un "importante número de piquetes" en el polígono del Tambre.

Asime cifró la tasa de actividad en el 35 por ciento en las provincias de Lugo y Ourense, con "baja actividad industrial" en los polígonos de O Ceao y de San Cibrao das Viñas. También denuncian en este caso "presiones" por parte de los piquetes.

SITUACIÓN DEL COMERCIO

En cuanto al comercio, el pequeño localizado en las zonas céntricas y la hostelería ha estado cerrado durante la mañana, pero ha retomado la normalidad por la tarde, según ha informado la Federación Galega de Comercio.

Según la Federación Galega de Comercio en Santiago de Compostela la situación a las 13.00 horas era de "todo cerrado"; mientras que en A Coruña se sitúa en el 50 por ciento de los establecimientos, con cierre de locales al paso de piquetes.

En Ferrol, Lugo y Ourense "mayoritariamente" el comercio ha estado cerrado, aunque según esta federación en Lugo hay intención de abrir por la tarde. Por su parte, en Vigo, donde se ha celebrado la manifestación central de los sindicatos, el comercio a las 13.00 horas estaba totalmente cerrado y "con intención de abrir por la tarde".

Ya por la tarde, volvió la "normalidad" y en las principales ciudades el 95 por ciento de los establecimientos abrieron sus puertas. Con ello, la federación concluye que "se demuestra que la voluntad del comercio" era abrir sus puertas, pero que el cierre en la jornada matinal se debió al "temor a represalias o a la presión sindical".

En este sentido, ha observado una "menor afluencia de público" y, por lo tanto, "menores ventas". "Lo que sin duda agrava la difícil situación que está padeciendo el sector", ha lamentado la federación.

TRANSPORTE

En cuanto al transporte, la CEG señala que los trenes estacionados en los andenes y las estaciones de autobuses "bloqueadas" supusieron "dificultades" para el normal desplazamiento de los ciudadanos. Las incidencias en las instalaciones portuarias sobre todo en A Coruña, Ferrol y Vigo, has sido "elevadas" por falta de transporte y de descarga.

Finalmente, los sectores lácteo, de alimentación, forestal, textil y de la construcción trabajaron "a ritmo de día normal", según la patronal gallega. En algunos casos, explica, "pese a tener cerradas sus puertas, en el interior de las empresas se desarrolla la actividad sin ningún tipo de incidencia".

La construcción registró una mayor incidencia en las zonas de obra, sobre todo en las provincias de A Coruña y Pontevedra.

CONSUMO DE ENERGÍA

Por otro lado, según ha informado la Delegación del Gobierno, el consumo energético a las 11.00 horas registraba una caída del 10,2 por ciento, frente al 14,7 que se produjo a la misma hora en la convocatoria de marzo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies