Pedro Sánchez da por hecho que Cataluña "seguirá siendo España": "Por la razón, la ley y el voto de los catalanes"

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, interviene en el Congreso del PSdeG
EUROPA PRESS
Actualizado 29/10/2017 15:12:45 CET

  

Ve las elecciones del 21 de diciembre "el inicio de la solución" a la crisis territorial, que pasa por "modernizar" la Constitución

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 29 (EUROPA PRESS)

   El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha dado por hecho este domingo que Cataluña "seguirá siendo España" tras las elecciones fijadas el próximo 21 de diciembre y, de hecho, ha pronosticado que así será "por la razón, por la ley y por el voto de los catalanes".

   "No me cabe duda de que ganarán la concordia y la convivencia", ha recalcado durante su intervención en la clausura del congreso del PSdeG, para enfrentar esos conceptos al "atropello a la democracia" que supone la unilateralidad en la declaración de la independencia.

   Es más, ha criticado la falta de "solidaridad" de "una mayoría secesionista que vota en secreto" en el Parlamento, para "protegerse", mientras pide a los funcionarios públicos que "no cumplan" con sus obligaciones abiertamente.

   Con todo, el jefe de filas del PSOE ha advertido de que los comicios son sólo "el inicio de la solución" al problema generado en Cataluña y ha señalado que a continuación toca "actualizar y modernizar" la Constitución.

   En este punto, lo que ha puntualizado es que la reforma de la Carta Magna no obedece "exclusivamente" a la crisis territorial ni supone una "negación" del valor de ese texto. Se trata, según sus palabras, de "poner el reloj de la Constitución a la hora de España".

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN

   A ese respecto, Sánchez ha apelado a que los cambios permitan que la generación más joven pueda "añadir su letra" a lo que ha de ser "un pacto de convivencia", a fin de que contribuya a superar la crisis que atraviesa la democracia representativa.

   Igualmente, ha planteado dudas sobre la vigencia de los aforamientos, concebidos en un momento de "fragilidad" de la democracia española, y ha abogado por "constitucionalizar" el derecho a, por ejemplo, la sanidad pública. También ha abogado por introducir aspectos relacionados con "la revolución digital", como el "derecho al olvido" en Internet.

DEFENSA DE ESPAÑA

   Al margen de estas cuestiones, el líder socialista ha abundado en el "desgarro" que está sufriendo España, para poner en valor que "nunca" dudó del papel que tenía que ocupar el PSOE, en defensa de la Constitución y de una España "diversa y plural".

   "España es convivencia y cohesión, tanto social como territorial", ha incidido antes de proclamar que el PSOE representa "la democracia, la paz, la modernización y el progreso social de España" además de "la España de sus pueblos y ciudades, la España autonómica y la España europea".

   De hecho, tras ironizar con los que decían que los socialistas iban "a romper España", ha dejado claro que "no hay ninguna bandera de izquierdas en la causa del secesionismo", al rechazar el "levantamiento de fronteras" y al poner por delante de los territorios a las personas. "Pero el único partido de izquierdas que lo ha entendido es el PSOE", ha apostillado.

   Finalmente, ha vuelto a advertir de que el secesionismo es "el Brexit" de Cataluña y ha ofrecido el "compromiso" de toda su organización en la tarea de "encauzar" los cambios que el país necesita. "Estamos preparados para hacerlo", ha concluido.