Permanece detenido el parricida de Monterroso a la espera de pasar a disposición judicial

Actualizado 20/03/2018 12:24:32 CET

   LUGO, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El presunto parricida de Monterroso permanece detenido en la Comandancia de la Guardia Civil de Lugo a la espera de pasar a disposición judicial en las próximas horas, o bien en la tarde de este martes o el miércoles, en el juzgado de Chantada, que coordina la investigación y ha decretado secreto de sumario.

   Según han explicado fuentes de la investigación, el presunto parricida acabó con la vida de su padre a "puñetazos y patadas" en la noche del domingo, cuando el hijo del agresor y nieto de la víctima, de cuatro años, se encontraba en el domicilio que compartían los tres. No obstante, el menor no presenció el crimen, ocurrido en una vivienda ubicada en la parroquia de Esporiz.

   Tras matar a su padre, fue el propio agresor el que primero avisó a una vecina y después llamó al 112. La víctima presentaba varias costillas rotas, por lo que apuntan los investigadores que fue una "paliza" la que le asestó el hijo, de 51 años, que se encontraba en el paro y que había trabajado como vigilante de seguridad.

EL MENOR, CON SU MADRE

   En el municipio de Monterroso los vecinos siguen "conmocionados", según el relato de la concejala de Servicios Sociales, Rosa Moscoso, que ha confirmado que el menor se encuentra con la madre.

   Moscoso ha asegurado que el presunto agresor "nunca" tuvo "problemas" en este ayuntamiento, donde vivía después de haber trabajado como guardia de seguridad en Canarias.

   En cuanto a la víctima, de 79 años, ha comentado que "hasta hace poco andaba con su coche" aunque ahora, ha puntualizado la concejala, "estaba un poco pachucho". La mujer y madre del presunto agresor había fallecido recientemente de cáncer.