El PPdeG endurece su ataque a las mareas

El secretario general del PPdeG, Miguel Tellado
EUROPA PRESS
Actualizado 27/07/2016 15:07:59 CET

Acusa a Noriega, Yolanda Díaz y Pablo Iglesias de "abandonar" a Beiras tras haberlo "usado políticamente" en el "experimento" de AGE

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El secretario general del PPdeG, Miguel Tellado, ha endurecido su ataque a las mareas, en el punto de mira de los populares, con Alberto Núñez Feijóo al frente, durante los últimos meses, y ha incidido en sus conflictos internos, además de cargar contra el que algunos señalan como posible candidato de la confluencia, el magistrado Luis Villares.

   En una rueda de prensa en la que ha destacado el proceso emprendido por los populares y su candidato para "hablar con la gente" a través de la campaña 'A Galicia que ti queres' mientras que un equipo liderado por Pedro Puy redacta el programa electoral, Tellado ha contrapuesto la maquinaria electoral activa del PPdeG con la situación de las mareas, "incapaces de dialogar con la gente" porque están centradas en sus "diálogos internos, de todo menos tranquilos".

   Con el candidato aún pendiente y la asamblea constituyente prevista para este fin de semana, Tellado ha insistido en que el candidato de las mareas será elegido "con un dedazo desde Madrid, desde el despacho de Pablo Iglesias".

   A renglón seguido, ha aludido al histórico nacionalista Xosé Manuel Beiras, dirigente de Anova, quien "lleva años diciendo que vive su epílogo político", y ha dado por hecho que, en vista de los acontecimientos, más bien se encuentra a las puertas de "su epitafio político" que, además, "otros van escribir con él".

   Así, ha advertido que a Beiras "lo cogieron" para "usarlo políticamente" en las elecciones de 2012 el actual alcalde de Santiago, Martiño Noriega, Yolanda Díaz (EU) y "un asesor" procedente de Madrid "que se llama Pablo" Iglesias (actual líder de Podemos), de forma que encabezase el "experimento" de Alternativa Galega de Esquerda (AGE), con el que "nueve diputados entraron en el Parlamento y quedaron seis".

   Ahora, ha subrayado que ahora Noriega es alcalde de Santiago, Díaz tiene un acta en el Congreso de los Diputados e Iglesias dirige un partido. "Logrados sus objetivos se desentienden de Beiras y lo dejan tirado en la cuneta política, abandonado y obligado a salir por la puerta de atrás mientras viene un candidato elegido desde Madrid", ha lamentado.

   "Ningún beneficio para él y máximos beneficios para los que lo usaron y desgastaron para no desgastarse ellos", ha remarcado, para recordar que el que fuera referente del nacionalismo en Galicia cerrará su biografía política como un parlamentario que hizo "declaraciones" más que cuestionables, que "amenazó" a Feijóo en su escaño y el que "menos" iba por el Pazo do Hórreo.

"PLAN C" Y "CANDIDATO DE LAS CÚPULAS"

   En esta coyuntura, los populares ven "cada vez más demostrado" que las mareas "no tienen un proyecto gallego", sino que constituyen "una franquicia y marca blanca" de Podemos.

   Así las cosas, Tellado ha interpretado que, después de que Beiras "fuese apartado" y Yolanda Díaz "no lograse apoyos suficientes", llega "desde Madrid" el "plan C" de Luis Villares, que "no gusta a nadie, pero tampoco enfada a nadie", lo que, a su juicio, no es poco en el marco de los "conflictos internos" que viven las mareas.

   En este punto, ha señalado que las mareas acometerán una elección de candidato "no muy acorde con los principios asamblearios", sino que será "un dedazo desde un despacho de Madrid".

   En concreto, ha esgrimido que hay una "mesa camilla" en Galicia en la que se sientan tres alcaldes (Noriega, Jorge Suárez --Ferrol-- y Xulio Ferreiro --A Coruña--) que "invocan a Pablo Iglesias para que les envíe el icono del 'whatsapp' con el pulgar hacia arriba".

   "Tres personas y un teléfono no son gente, son otra cosa: las cúpulas eligiendo a un candidato y asumiendo el mandato de Pablo Iglesias", ha advertido, antes de contraponer que "gente de verdad" había en el congreso autonómico que revalidó el liderazgo de Feijóo al frente del PPdeG y como candidato a la Xunta.

   En el polo opuesto, ha reivindicado que el PPdeG seguirá "hablando" con los gallegos porque aspira a ser el partido que "representa a la mayoría" y que quiere gobernar "para todos", frente a unos rivales que "tienen que juntarse para representar a las minorías y gobernar para los suyos".