Lo regional y lo universal "se tensan y enriquecen" en una de las muestras más grandes de arte gallego

Inauguración de la exposición 'Galicia universal'
EUROPA PRESS
Actualizado 16/03/2018 16:23:51 CET

   'Galicia universal. Arte galega nas coleccións Abanca e Afundación' estará en la Cidade da Cultura hasta el próximo 14 de octubre

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 (EUROPA PRESS)

   Lo regional y lo universal "se tensan y enriquecen mutuamente" en la exposición 'Galicia universal. Arte galega nas coleccións Abanca e Afundación', que reúne un total de 192 obras de 119 autores y que ha sido inaugurada este viernes en la Cidade da Cultura.

   En el acto de inauguración, ante artistas y autoridades, el titular de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha erigido a la muestra en "una de las más grandes de toda la historia" de Galicia, mientras que el presidente de Abanca, Juan Carlos Escotet, ha visto en ella "un hito en la historia reciente de las artes visuales" de la comunidad.

   La directora de Acción Cultural del Gaiás, María Pereira, ha definido 'Galicia universal' como "un diálogo" o "un viaje" desde mediados del siglo XIX hasta la actualidad.

   Se trata de una selección articulada en siete secciones de la ingente colección de Abanca y Afundación, herederas de las extintas cajas de ahorro gallegas, Caixa Galicia y Caixanova. Al respecto, Pereira ha destacado la "importante construcción de la historia del arte de Galicia" que supuso "la inversión" en todas estas obras.

   Hasta el próximo 14 de octubre y desde este viernes, en la primera planta del Museo Centro Gaiás se podrán disfrutar los cuadros y creaciones de numerosos artistas de renombre, entre ellos Urbano Lugrís, Laxeiro, Castelao, Carlos Maside, Manuel Colmeiro, Isaac Díaz Pardo, Luis Seoane y Picasso, entre otros.

   Recibe al visitante el mapa de Galicia de Lugrís, hecho para un concesionario de coches de A Coruña. También hay un mural que Laxeiro hizo para el Café Moderno de Pontevedra y otros dos de Castelao, encargo del nuevo café de Vigo.

   Los más interesados podrán guiarse a través de la 'app' de Abanca para su colección de arte, que escanea las obras para aportar una amplia información sobre ellas.

   La muestra avanza con retratos de mujeres como "imagen del país", en la que los autores del movimiento renovador emplean en ocasiones una iconografía cristiana y otras veces, la popular.

   Precisamente una 'Escena popular gallega' es la que presenta el dibujo al natural de Picasso, al que Feijóo se ha referido en su discurso para recordar su época en Galicia.

   LA PALOMA "GALLEGA" DE PICASSO

   La paloma que sirvió para el cartel del Congreso Mundial por la Paz de 1949 es "una paloma gallega", según ha resaltado el jefe del Gobierno gallego, quien, en el contexto de la reestructuración financiera, pero sin citarlo, ha apelado al "esfuerzo colectivo" que permitió que esta muestra se inaugure hoy en día.

   Núñez Feijóo también ha remarcado que "no es fácil encontrar" autores gallegos "abonados al aislacionismo", en esa relación entre lo local y lo universal en la que ha elevado a Galicia a "uno de los grandes focos culturales", pese a sus dimensiones. Este "tesoro" está en Galicia "y se queda en Galicia", ha reivindicado, contraponiéndolo con el regreso del Pergamino Vindel a la Morgan Library de Nueva York.

   Por su parte, Escotet ha pronunciado unas palabras reflexivas sobre el hecho artístico y todo lo que le rodea. Así, ha llamado la atención sobre lo que sucede cuando uno está "a solas" con la obra, y acerca de ese "milagro" que se produce en 15 milésimas de segundo, en que el espectador decide si quiere una segunda impresión y profundizar en los detalles o mirar a la siguiente creación.

   "De todas estas obras", ha dicho sobre la muestra, es "posible decir que son metáforas vivas del abarcador concepto de Galicia universal". "Siempre, en cualquier circunstancia, lo regional y lo universal se tensan y enriquecen mutuamente", ha valorado.

   Haciendo hincapié en que estas obras "constituyen el patrimonio cultural de Galicia", el responsable de la entidad financiera ha apuntado que 'Galicia universal' también puede recorrerse "como una antología de la innovación de la perspectiva estética de los procedimientos de la escenificación contenida en cada obra".

   En este extremo, ha puesto el foco en la "responsabilidad" de la cadena de actores que debe disponer los "engranajes" para "facilitar los espacios" y que se pueda dar el milagro del que hablaba.

   En una jornada que ha visto "hito" en la historia reciente de las artes visuales, ha asegurado que el compromiso de Abanca y Afundación "no podría terminar aquí". "En los próximos tiempos, nuevos esfuerzos institucionales habrán de unirnos en torno a proyectos culturales amplios y significativos", ha pronosticado.

   DEL PAISAJE A LA DENUNCIA SOCIAL

   Siguiendo con la exposición, en la primera planta un espacio corresponde al paisaje, con Serafín Avendaño, Ovidio Murguía (hijo de Rosalía de Castro y Manuel Murguía), María Antonia Dans...

   Otro está reservado al retrato y en él ocupa un papel relevante la 'Mujer rubia' de Maruja Mallo, una adelantada a su tiempo que juega a la ambigüedad y rompe fronteras con la pintura de una rubia de piel negra.

   En el ámbito de la naturaleza muerta, elementos del mar como las sardinas y otros de la tierra cobran su relevancia en los bodegones de los creadores gallegos.

   La lucha contra el caciquismo centra el discurso artístico comprometido y de denuncia social. Este apartado esconde historias como la del 'Cristo obrero' de Luis Seoane, que pintó para ayudar a un cura de Madrid que dio una homilía contra las penas de muerte en los últimos años del franquismo. La multa era tan elevada que el artista quiso colaborar con el párroco, lo que impulsó la solidaridad de todos los feligreses. De ahí que el visitante pueda disfrutar hoy de esta obra.

   "EL ARTE SE EXPANDE"

   El lenguaje del diseño de montaje de 'Galicia universal' cambia en la segunda planta, en la que "el arte se expande", algo característico de la mitad del siglo XX hasta la actualidad. La pintura sale del marco y la escultura se convierte en videoescultura, ha explicado María Pereira.

   Con la figuración que representa el escultor Francisco Leiro y la abstracción personificada en Caruncho, en esta parte se exponen obras de Menchu Lamas, Antón Patiño, entre muchos otros, en un repaso por lo que fue el movimiento Atlántica.

   De 1960 a la actualidad, la abstracción y la nueva figuración dominan los óleos, las esculturas y otro tipo de creaciones, con firmas como Jorge Castillo, Leopoldo Nóvoa y Raimundo Patiño.

   Los cuadros se exponen colgados de peines (el sistema que utilizan los museos en sus almacenes para agruparlas y mantenerlas en buenas condiciones) que permiten ver las partes traseras y comprobar las transparencias.

   Arte encontrado compuesto por plumas, esqueletos de peces y aves; figuras de arcilla, otras de cera y 'palleiros' con funda, reivindicando la paradoja, completan este viaje por la historia del arte gallego desde el siglo XIX hasta la actualidad, en el que la muestra deja paso a estéticas más desenfadadas y Antía Moure aparece como la artista más joven. Su obra sobre la fugacidad del tiempo funciona aquí como síntesis de las inquietudes contemporáneas.