Los sindicatos de Nueva Pescanova piden a los trabajadores "unidad" para "una batalla larga"

Asamblea de trabajadores de Pescanova
EUROPA PRESS
Actualizado 25/03/2017 14:24:26 CET

   Avisan de que retomarán movilizaciones si el 1 de abril no se llega a acuerdo e instarán a que se pronuncian los plenos de Redondela y O Porriño

   CHAPELA (REDONDELA), 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los sindicatos de Nueva Pescanova han pedido este sábado a los trabajadores mantener la "unidad" y prepararse para "una batalla larga", tras decidir el viernes aplazar la huelga indefinida y otras medidas de presión al llegar a acuerdo con la empresa y con los mediadores de la Inspección de Trabajo para establecer un calendario de negociaciones para pactar un nuevo convenio.

   Este sábado se ha celebrado desde las 10,00 horas una asamblea informativa --convocada por todos los sindicatos, menos CC.OO., que tendrá una mesa de negociación a parte-- en Chapela (en el municipio pontevedrés de Redondela) a la que han acudido más de 200 personas, en donde los representantes sindicales han trasladado a los trabajadores el resultado de las reuniones con mediación de Inspección, en donde tanto empleados como empresa acceden a retirar medidas de presión mientras se mantengan las negociaciones.

   En este sentido, las partes volverán a reunirse los próximos días 29, 30, 31 de marzo y 1 de abril, con presencia de los mediadores de la Inspección de Trabajo. Tres son las cuestiones fundamentales en las reclamaciones de los trabajadores para la negociación del convenio: las condiciones de los nuevos contratos, la flexibilidad de jornada y el aumento de salarios.

   Con todo, los sindicatos CIG, UGT, CUT y USO advierten de que si llega el 1 de abril sin acuerdo se retomarán las movilizaciones. En ese caso, en lugar de una huelga indefinida se recurriría a jornadas de paro cada 15 días a partir de Semana Santa. Eso sí, cualquier decisión tendrá que ser ratificada en asamblea.

    Por su parte, se informó de que Nueva Pescanova también aceptó retirar su 'ultimatum' de aplicar el convenio estatal del sector de elaborados, amenaza que pesaba en el caso de que el viernes no se hubiera alcanzado un acuerdo para seguir negociando.

"CARRERA DE FONDO"

   En este sentido, los representantes sindicales han coincidido apelar a la unidad de los trabajadores, así como pedir "paciencia" para lo que definen como una "carrera de fondo".

   "Va a ser una batalla larga, no hay que ponerse nerviosos, si mantenemos la unidad ganaremos la batalla", ha proclamado Xosé Fernández Piñeiro, de la CIG.

   Así, Fernández Piñeiro defiende que "hay que combinar las movilizaciones dentro de las factorías con una labor pedagógica en la calle". Además, ha anunciado que van a pedir que se pronuncien los plenos municipales de Redondela y O Porriño.

   En esta línea, Ricardo Castro, de la CUT ha dejado claro: "Hoy estamos mejor que ayer". "Ayer (por el viernes) la empresa tuvo que moverse (...) empezamos a ganar este convenio", ha afirmado.

   Durante el transcurso de esta asamblea varios trabajadores han tomado la palabra para felicitar a los representantes sindicales y mostrarles su respaldo con frases como "¡Compañeros, no hay que tener miedo!". "Tenéis nuestro apoyo hasta el final", han asegurado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies