Suspendida la subasta del piso de la familia viguesa con tres menores, que está pendiente de ser desahuciada

Vigo Subasta Desahucio
EUROPA PRESS/REMITIDO
Actualizado 28/01/2015 14:43:12 CET

Los afectados retomarán la negociación con la entidad y piden la dación en pago ante la imposibilidad de pagar la hipoteca

VIGO, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El juzgado ha comunicado la suspensión de la subasta de la vivienda de una familia residente en Vigo(en la que hay tres menores), a petición de la entidad acreedora, Abanca, que está pendiente de ser desahuciada por no poder afrontar el pago de la hipoteca.

Según ha explicado la abogada de esta familia de origen uruguayo, Begoña Carrera, el procurador de Abanca ha presentado este mismo miércoles un escrito en el juzgado solicitando la suspensión de la subasta de la vivienda, en el barrio de Teis. Fuentes de la entidad han confirmado a Europa Press que el motivo de esta solicitud es que "Abanca tiene interés en llegar a un acuerdo con la familia".

Carrera ha señalado que "ahora hay que volver a negociar con la entidad" que, en su día, ofreció a esta familia una refinanciación de la hipoteca "en términos inasumibles para ellos y para sus cuñados, que son los avalistas". La letrada ha insistido en que este matrimonio (él transportista y ella empleada de hogar, con dos hijas menores de edad y una nieta recién nacida) no puede hacer frente al pago de la hipoteca y reclama para ellos la dación en pago, además de un alquiler social "hasta que las menores acaben el curso".

La abogada ha atribuido la decisión de Abanca de suspender la puja por la "presión social y mediática" y ha pedido a la entidad, que ha recordado que fue "rescatada con fondos públicos", que "además de firmar códigos de buenas prácticas debe demostrar que no es ajena a estos dramas".

Esta familia retomará ahora las negociaciones con Abanca para llegar a un acuerdo que les libere de una deuda imposible de pagar. Mientras, han iniciado también los trámites para solicitar el apoyo de los servicios sociales municipales, aunque desconocen hasta qué punto podrán ser beneficiarios de alguna ayuda puesto que "en su casa hay ingresos, pero son insuficientes".

FAMILIA "HUMILDE"

Por su parte, la madre de esta familia, Laura, ha explicado que, cuando dejaron de pagar la hipoteca, hace más de un año, la cuota mensual era de 960 euros, un pago que no podían asumir entonces, y menos ahora, que su hija de 17 años acaba de tener un bebé y son uno más en la familia.

"Estamos contentos con la suspensión de la subasta, pero lo que queremos es la dación en pago, que se quede el banco con el piso, porque no podemos pagar lo que nos piden", ha señalado, y ha insistido en que son "una familia humilde" que no tiene "ahorros ni riqueza".

Asimismo, ha lamentado que haya sido imposible el acuerdo con el banco hasta ahora, y que fuera necesario salir a la luz pública para denunciar su situación y conseguir avanzar en una solución.

Finalmente, el coordinador de la Oficina de Intermediación Hipotecaria (OIH), Juan Blanco, ha explicado que el equipo de este servicio gratuito de asesoramiento ha constatado un "repunte" en el número de casos de ejecuciones hipotecarias y desahucios. De hecho, en este momento, esta oficina tiene sobre la mesa 25 casos en los que las familias afectadas están tratando de llegar a algún acuerdo extrajudicial con las entidades acreedoras.