La Xunta busca “reforzarse” para negociar la financiación con el apoyo de una oposición que exige “cifras”

Miguel Corgos
XUNTA
Publicado 17/01/2018 15:00:18CET

Ponderar el impacto económico de la dispersión en el ámbito educativo, crear más de un grupo de edad en dependencia y reforzar el FCI, sobre la mesa

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

El director xeral de Planificación e Orzamentos, Miguel Corgos, ha esbozado en la Cámara algunas propuestas de la Xunta para un nuevo modelo de financiación autonómica basado "en la suficiencia" y la "nivelación plena" de todos los servicios con el fin de responder por "igual" a las necesidades de los ciudadanos. Todo ello, en busca del apoyo de sus rivales políticos en Galicia para "reforzar" la posición negociadora. La oposición, por su parte, exige "cifras".

Corgos ha arrancado su comparecencia en la Comisión de Economía subrayando que su presencia da cumplimiento al compromiso adquirido por el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, de informar a los grupos sobre la posición de Galicia ante la revisión pendiente del actual modelo aprobado en 2009 y recordando que, aunque la Xunta lo suscribió en su día "por responsabilidad", éste "ni es satisfactorio ni cumplió sus objetivos".

De hecho, ha reiterado que el Ejecutivo autonómico "siempre" expresó su "disconformidad" con algunos de sus elementos centrales y ha aludido, por ejemplo, a la introducción, en su día, del concepto de "nivelación parcial" --reservando solo "la nivelación plena" para los servicios esenciales como son la sanidad, la educación y los servicios sociales--. Quiere la "nivelación plena" para todos los servicios.

También se ha referido a la "evolución dinámica" que "perjudica a las comunidades que pierden población" o a la infraponderación de la dispersión y del envejecimiento en la población ajustada.

Enfrente, ha esgrimido que la Xunta trabaja "con rigor" dentro del grupo de trabajo que analiza la aplicación del actual sistema, constituido en enero de 2014 y que, tras el informe de la comisión de expertos, en este momento se realizan debates quincenales en los que participan las comunidades y el Gobierno estatal.

STATU QUO, DEUDA E "IGUALACION PLENA"

Con la base del "equilibrio vertical", de que mantener el 'statu quo' es "irrenunciable" y que, como ya manifestó Feijóo en reiteradas ocasiones, la oposición de la Xunta a que se beneficie a comunidades incumplidoras en cuestiones como la deuda es frontal, Corgos ha ratificado que la Xunta aspira a alcanzar "una igualación plena" entre las necesidades de los ciudadanos de cada comunidad y los recursos asignados a cada una.

"Los ciudadanos tienen derechos idénticos con independencia de su lugar de residencia, por lo que el modelo en su conjunto debe garantizar la cobertura del total de servicios públicos a financiar", ha proclamado, antes de detallar las propuestas que defiende Galicia respecto de las variables moduladoras de la población indicativas de las necesidades de gasto. Algunas ya han sido destacadas por el propio presidente y están recogidas, por ejemplo, en los documentos de demandas conjuntas con otras comunidades del noroeste.

Así, Corgos ha insistido en la importancia de incorporar nuevos tramos de edad en el gasto sanitario. En el ámbito educativo, ha apelado a que incluya un "criterio homogéneo" para seleccionar el indicador de gasto como podría ser la población total en educación obligatoria y la matriculada en los centros públicos para no obligatoria.

En concreto, ha apelado a ponderar el impacto económico de la dispersión en el ámbito educativo, que provoca que Galicia soporte el 22 por ciento del gasto en transporte escolar pese a contar solo con un 5 por ciento de los usuarios de educación no universitaria.

Asimismo, ha defendido la creación de más de un grupo de edad en el ámbito de la dependencia, toda vez que los datos del sistema acreditan la concentración de usuarios y la intensidad de los servicios y prestaciones que se necesitan de forma creciente desde los 65 años.

FCI Y DESMANTELAR LOS SISTEMAS DE APOYO A LA LIQUIDEZ

Asimismo, y pese a que no se trata de un instrumento del sistema de financiación en sentido estricto, la Xunta aspira a "multiplicar por cinco" los recursos que recibe a través del Fondo de Compensación Interterritorial (FCI), lo que implícitamente supone recuperar posiciones.

Y es que, según explicó en julio el economista Santiago Lago, experto gallego designado para trabajar en una propuesta en el ámbito estatal y quien ya apostó por reforzar esta vía, actualmente Galicia recibe por esta vía unos 40 millones, cuando llegó a recibir hasta 200.

Corgos también ha reivindicado la aportación "suficiente" de los fondos finalistas, en concreto de los que permiten financiar el sistema de dependencia; así como la vuelta a la autonomía financiera de las comunidades frente a otras fórmulas en las que la Xunta ve financiación "encubierta". Así, ha abogado por desmantelar "paulatinamente" los sistemas de apoyo a la liquidez vigentes.

EXIGENCIA DE CIFRAS

El alto cargo ha puesto sobre la mesa las "fortalezas" de Galicia en este proceso y ha destacado que la "solvencia" de las finanzas gallegas permite "negociar sin ansiedad, esperando el momento adecuado para la mejor defensa de los intereses de la comunidad". También ha incidido en que la propuesta de Galicia entronca con la filosofía del anterior sistema "superándolo para mejor".

Además, ha destacado los "importantes puntos de acuerdo" que ya existen en este momento entre Galicia y otras comunidades con población envejecida. Al tiempo, ha avanzado que la Xunta, seguirá en esta línea, buscando la colaboración con otras autonomías, pero también ha instado a alcanzar en el Parlamento gallego "un amplio consenso político" que "refuerce" la posición negociadora de Galicia en Madrid como ocurre en otras autonomías.

Pese a esta llamada, la respuesta de la oposición ha sido contundente: quiere cifras, una demanda que el alto cargo ha considerado "infantil hasta cierto punto", convencido de que darles publicidad perjudicaría la capacidad negociadora de la comunidad, y ha alegado que las normas del reparto son la clave. Sin embargo, el portavoz de En Marea en el debate, Manuel Lago, ha replicado que "un debate económico sin cifras es literatura".

"Todos estamos de acuerdo en la suficiencia y en la equidad, pero faltan las cifras", ha remarcado Lago, mientras que, al margen de la ausencia de cifras, el portavoz parlamentario del PSdeG, Xoaquín Fernández Leiceaga, ha criticado la "estrategia" de Feijóo de asumir "sin protestas" todas las "restricciones financieras impuestas" por el Gobierno central, lo que "debilita su posición en la negociación del nuevo modelo de financiación".

"Conviértanse en un problema en el marco de la ley para que nos tomen en serio", ha retado, al tiempo que, en un escenario marcado por el conflicto catalán que podría dilatar el proceso, ha urgido a Feijóo a "hacer todo lo posible" para que se revise el sistema en 2018.

"SIN GANADORES NI PERDEDORES"

Por su parte, la diputada del BNG Noa Presas ha instado a la Xunta "a ir ya por la negociación bilateral", dado que, a su juicio, es necesario que Galicia disponga de "línea directa con Madrid" y el Ejecutivo central tenga "clara" su posición. "Espero que fuera eso lo que fue a hacer ayer Feijóo porque es la vía, aunque entendemos que viene como fue", ha reflexionado.

Enfrente, el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, y el director xeral, han advertido que el Ejecutivo de Feijóo apuesta por una negociación multilateral. Y es que la bilateralidad, según Puy, solo favorece los "pactos oscuros" y que haya "ganadores y perdedores", un modelo que populares y Gobierno gallego rechazan.