Comas pide ayuda para pagar los gastos de su defensa legal a través de una campaña de donaciones

Miquel Comas y abogado
EUROPA PRESS
Actualizado 26/05/2017 15:15:13 CET

PALMA DE MALLORCA, 26 (EUROPA PRESS)

El exconcejal de Som Palma Miquel Comas ha presentado este viernes la campaña 'UIB no callis' mediante la que pide donaciones para pagar los gastos que ha costado su defensa legal contra las demandas interpuestas por tres profesores de la Universitat de les Illes Balears (UIB) en 2014 por ofrecer su opinión en dos entrevistas en medios de comunicación y que la justicia ha desestimado.

Comas ha señalado en una rueda de prensa que en estos momentos su capacidad económica "no es muy alta", por lo que pide la colaboración ciudadana para hacer frente a estos gastos, si bien ha explicado que el otro objetivo de la campaña es el de crear un espacio público de "solidaridad" para informar de posibles irregularidades en procesos de contratación en la UIB y ofrecer apoyo económico a otras personas que denuncien situaciones similares, si sobrara dinero.

Por otra parte, el filósofo -que dejó la política para volcarse en su defensa judicial y que recibió la sentencia firme que le libra de responsabilidades a finales de la semana pasada- ha afirmado que por el momento no tiene intención de participar en ninguna candidatura política.

Por un lado, es firme la sentencia que desestima las acusaciones de tres profesores de la UIB de faltar a su dignidad en diversas declaraciones que realizó en dos entrevistas, al considerar la justicia que ejerció su derecho a la libertad de expresión "de forma respetuosa", tal y como ha explicado.

Estas acusaciones se produjeron después de que el exregidor presentara en 2012 un contencioso en relación a presuntas irregularidades en la adjudicación de una plaza en la UIB para que él mismo se presentaba.

Comas ha criticado que cinco años más tarde el Tribunal Superior de Justicia de las Islas (TSJIB) aún debe decidir si la universidad ha ejecutado correctamente las sentencias dictadas al respecto, ya que la UIB ha adjudicado en otras dos ocasiones la plaza puesta en duda al mismo aspirante, a pesar de lo dicho por la justicia.

Así pues, el filósofo ha afirmado que respetará la decisión judicial pero que sus expectativas "no son muy optimistas", ya que la plaza tenía una duración original de cuatro años y "por tanto, esta plaza ya ha desaparecido", así que en caso de que la sentencia fuera favorable no sabe "cómo se podrá solucionar".

Además, ha recordado que el TSJIB no entrará en valoraciones de cuestiones "científicas" o "académicas" que señalen si él era el candidato adecuado para el puesto o no. En este sentido, ha criticado que no existe ningún órgano superior que evalúe este tipo de cuestiones por encima de los integrantes de la universidad.

Sobre la coincidencia en el tiempo con las elecciones al rectorado de la UIB, el exconcejal de Palma ha confirmado que recibió la información de que su sentencia era firme a finales de la semana pasada y ha reconocido que consideró "importante" aprovechar la campaña electoral al rectorado para pedir que cualquiera de los aspirantes prestaran atención a esta situación.

PIDE EXPLICACIONES A LAS AUTORIDADES ACADÉMICAS

Por otro lado, Comas ha pedido explicaciones a las autoridades académicas por algunos de los testimonios que realizaron los profesores de la UIB en sede judicial, como la amistad existente entre el profesor que ganó la plaza y miembros del departamento de selección de personal u otras sobre las formas de actuar en estos procesos.

El filósofo ha afirmado que la UIB debería tomar medidas y fomentar una normativa más transparente en los procesos de contratación. Asimismo, ha pedido al conseller de Educación y Universidad, Martí March, que incluya una reforma universitaria.

Comas ha pedido una "universidad libre, no callada" en la que se fomente la libertad de opinión y ha criticado que en el entorno académico reine un "miedo" a expresar determinadas opiniones, otra de las razones por las que ha puesto en marcha la campaña 'UIB no callis'.

El exregidor de Som Palma ha apuntado que su caso es "solo la punta del iceberg" y ha animado a las personas que se encuentren en una situación similar a que se adhieran a la campaña.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies